El grito de una joven turista violada en los baños de una discoteca de Málaga: "Stop"

Un hombre de 37 años ha sido condenado a seis años de prisión por agredir sexualmente a una chica de 19 a la que agarró con fuerza levantándole el vestido

Coche de la Policía Nacional en Málaga.
Coche de la Policía Nacional en Málaga.

La Audiencia provincial de Málaga ha condenado a seis añis de prisión a un hombre de 37 años que abusó de una turista inglesa de 19 en los baños de la sala Gold del centro de la capital. La víctima conoció al agresor en julio de 2017 en el mismo establecimiento y empezaron a bailar y a besarse, según la sentencia a la que ha tenido acceso Diario Sur

La joven preguntó al hombre la ubicación de los baños de mujeres y él se ofreció a acompañarla. Sin embargo, cuando entró en uno de los servicios, el condenado se metió detrás de ella y cerró la puerta para agarrarle con fuerza, levantarle el vestido y violarla. Mientras que sufría la agresión sexual, ella le insisitió que parara diciéndole "stop, stop". Pero él la ignoró y la chica lloraba desconsolada. 

El procesado salió del baño y, un minuto más tarde salió ella, que de inmediato se lo contó a un amigo para alertar a los porteros, que comenzaron a buscarle dentro del local. La joven ayudó al empleado de seguridad señalando a los posibles sospechosos, pero no dieron con él por lo que llamaron a la Policía. El caso fue derivado a manos de la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, que citó al día siguiente a la víctima en comisaría para tomarle declaración sobre lo ocurrido. Revisaron las cámaras de seguridad del local, que colaboró para sacar a la luz el suceso, y lograron capturar al agresor. 

El hombre reconoció que mantuvieron relaciones sexuales pero contó que fueron consentidas y que fue ella la que le animó a entrar con ella en el baño. Durante el juicio la turista declaró que en ningún momento accedió a ello y que se opuso físicamente pero debido a las dimensiones del cuarto el fue imposible. La chica, que regresó a su país tras las vacaciones, sufrió ocho hematomas con la forma de los dedos en el muslo y un daño psicológico por el que se encuentra en tratamiento. 

El Tribunal creyó a la joven y consideró que el hombre debía enfrentarse a la cárcel por un delito de agresión sexual que le prohibe acercarse a ella durante los próximo 11 años. Además debe ser indemnizada con 15.000 euros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído