Granada se queda sin su tradicional fiesta de la Toma por primera vez en 529 años

La crisis del coronavirus obliga a que la fiesta popular que se celebra el 2 de enero en la provincia granadina se adapte a las restricciones. Es habitual que los grupos extremistas se enfrenten en este evento que, este año, no será agitado

Una bandera franquista durante el desfile de la legión en una edición pasada de la Toma de Granada.
Una bandera franquista durante el desfile de la legión en una edición pasada de la Toma de Granada.

La pandemia se ha llevado por delante celebraciones de todo tipo, y entre ellas, la popular Fiesta de la Toma de Granada del 2 de enero. Debido a las restricciones a las que se tendrá que adaptar, la tradicional ceremonia queda reducida y vivirá su edición más atípica desde hace 529 años. 

Otra fiesta que se suma a la lista de las suprimidas por culpa del virus y que no tendrá su tremolación del Pendón de los Reyes Católicos desde el balcón de la Casa Consistorial, acto de gran atractivo en el centro de la capital. Tampoco una parada militar en la que participan efectivos de la Legión y del Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc). Del mismo modo, la procesión cívica que desemboca desde el consistorio hasta la Capilla Real se elimina. Según el IDEAL, parece que se mantendrá será la tremolación del estandarte real en la cripta en la que descansan los restos de los Reyes Católicos.

El 2021 comenzará sin el enfrentamiento de los grupos extremistas, de un color y de otro, un panorama diferente al de la última edición en la quela tensión era evidente, sobre todo por el desafío independista. De hecho, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, asistió a la Toma e incluso participó en la procesión cívica.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído