Gloria va a ser mamá, el "mayor reto" tras una vida marcada por nacer con parálisis cerebral

El Congreso acaba de aprobar por unanimidad la erradicación de las esterilizaciones forzosas a mujeres con discapacidad bajo tutela, una práctica "extrema" que vulnera los derechos humanos y Europa prohíbe desde hace más de una década

Gloria Bazán en los premios Andalucía Turismo 2020, donde fue copresentadora. Autor: CEDIDA
Gloria Bazán en los premios Andalucía Turismo 2020, donde fue copresentadora. Autor: CEDIDA

"Si te levantas por la mañana pensando lo que no puedes hacer más vale que te acuestes”. Con esta filosofía de vida, Gloria Bazán ha ido quemando etapas en una vida complicada que estuvo marcada desde el minuto cero por nacer con parálisis cerebral. Lejos de amilanarse, esta jerezana que acaba de cumplir 30 años es hiperactiva profesionalmente y en unos días dará a luz a su primera hija. Al otro lado del teléfono, y después de que recientemente compartiera presentación de los premios Andalucía Turismo 2020 con la modelo y concursante de MasterChef Laura Sánchez, esta graduada en Trabajo Social por la Universidad de Cádiz cuenta a lavozdelsur.es que saldrá de cuentas el próximo 2 de noviembre y, junto a Joaquín, su pareja —con una discapacidad apenas apreciable—, tiene decidido que llamará Julia a su pequeña. “Estoy a punto de caramelo”, bromea al otro lado del teléfono, desde la casa familiar de Cádiz donde lleva semanas extremando las precauciones por la pandemia.

A pesar de sus problemas de equilibrio y marcha, Gloria asegura que “he llevado muy bien el embarazo”, a lo que le ha ayudado estar en ERTE por la crisis del coronavirus después de que cerrara temporalmente Universo Santi, el proyecto de la Fundación Universo Accesible que se convirtió en el primer restaurante del mundo atendido al 100% por personas con diversidad funcional. Gloria en el restaurante jerezano ejercía de jefa de Recursos Humanos y como responsable de la búsqueda ayudas y subvenciones para mantener una iniciativa solidaria premiada y reconocida a nivel nacional e internacional. Ahora, en cambio, admite estar “ante el mayor y más complicado reto de mi vida”. Y puntualiza rápidamente: “Pero también tengo a mi novio, Joaquín, al que no le puedo pedir más y creo que entre los dos, con la ayuda de la familia por supuesto, lo vamos a hacer estupendamente”.

“Me parece muy extremo y radical (la esterilización), antes de llegar a eso se puede hacer mucho trabajo con las familias y la persona afectada. Hay muchos otros métodos"

Sin embargo, no todas las personas con discapacidad pueden desgraciadamente narrar una vida tan plena. El Congreso de los Diputados aprobaba hace algo más de una semana por unanimidad erradicar las esterilizaciones forzosas a mujeres con discapacidad bajo tutela, una práctica que seguía vigente en España pese a que el ordenamiento jurídico en nuestro país todavía la contempla en el artículo 156 del Código Penal. Eso, pese a que ha transcurrido más de una década después de la entrada en vigor de la Convención de de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. Un mandato que España ratificó en 2008, y que es de obligado cumplimiento y prohíbe expresamente esta práctica. “El término va unido, por si fuera poco, a la incapacitación legal porque normalmente se dan ambas cosas. En algunos casos es verdad que son discapacidades muy severas y es necesario, pero unir la incapacitación legal de la persona con la esterilización me parece muy fuerte. Y que esté regulado en el Código Penal, también. Se consideraba algo normal”, asegura Gloria.

Como informaba recientemente eldiario.es esta práctica se ha llevado a cabo al menos un millar de veces en España en la última década. Este 15 de octubre de 2020 empieza el principio del fin de esta "grave anomalía en términos de derechos humanos", según se pudo leer en la proposición de ley (PL) aprobada por el Congreso. La esterilización era acordada por la familia y un juez, sin que la persona afectada pudiera pronunciarse. "No será punible la esterilización acordada por órgano judicial en el caso de personas que de forma permanente no puedan prestar en modo alguno el consentimiento libre y consciente que tal cuestión merecería”, expone el referido artículo del Código Penal.

WhatsApp Image 2020 10 19 at 16.59.27
Gloria, durante su embarzo. Autor: Cedida
Sin embargo, ahora se produce un gran avance después de años de inexplicable tolerancia legal en relación a estas prácticas irreversibles. “Me parece muy extremo y radical, antes de llegar a eso se puede hacer mucho trabajo con las familias y la persona afectada. Hay muchos otros métodos incluso que no tienen por qué llegar a eso”, insiste Bazán, a escasos días de dar luz y en cuyo caso la discapacidad no es psíquica, sino física, lo que le dificulta el habla y la marcha. Bajo su modo de ver, “la familia, y quiero recalcarlo, tiene un papel super importante y la educación sexual debe dejar de ser tabú para estas personas, y debe normalizarse desde la infancia. Si tienen hijos con discapacidad intelectual es un poco más difícil, pero se puede trabajar con profesionales, que para eso están”.

Con esta decisión aprobada por unanimidad en el Congreso se profundiza en la equiparación de derechos de las personas con discapacidad en España, que ya en 2018 vieron como se modificó la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) para devolver el derecho al voto a unas 100.000 personas a las que la justicia había quitado la capacidad de emitir su papeleta. El Congreso en la actualidad, como informa el referido medio digital, también tramita una reforma para sustituir la incapacitación judicial por la tutela, poniendo énfasis en las mujeres, que también aquí sufren mayoritariamente esta práctica. Como profesional, opino —sostiene Gloria— que para llegar a una incapacitación la persona tiene que tener muy mermadas las posibilidades para desarrollarse de forma autónoma; hay que pararse a pensar para considerar esto porque estamos incapacitando legalmente a una persona y es algo muy duro y fuerte”.

Trabajo por la normalización, educación para “mamar desde chico esa normalización”, y apoyo profesional a las familias, claves para erradicar una violación de los derechos humanos que seguía permitida en España con cobertura legal. Gloria Bazán conduce su propio coche, es totalmente autónoma, le gustaría —más allá de sus actuales dedicaciones profesionales— ser periodista y “adentrarme en los medios”, y si se diera el caso, hasta volver a montar a caballo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído