Pasó el verano como voluntaria trabajando con un grupo de jóvenes en riesgo de exclusión en un campamento salesiano, en San José del Valle, pero tenía claro que no se quería quedar “otro invierno más” en el pueblo y se puso a buscar trabajo donde fuera. Por eso acabó en Marbella, donde viven unos familiares suyos, y allí estuvo un mes repartiendo currículum por todo tipo de empresas. Pero no hubo suerte. Estuvo en alguna entrevista de trabajo, en una zapatería, pero la responsable de la tienda le dijo que no iba a poder alcanzar cajas colocadas en lugares muy elevados, que no le parecía justo pagarle lo mismo que al resto de trabajadores si tenía limitaciones.

Gloria Bazán, una jerezana de 26 años que nació con parálisis cerebral, salió de la tienda “súper indignada”. No se creía lo que acababa de escuchar. “La sociedad excluye mucho”, se queja sentada en la cafetería del campus de Jerez de la Universidad de Cádiz, donde recopila —y aún no se cree— todo lo que ha vivido las últimas semanas. Estando en la ciudad marbellí, a la que acudió harta de buscar trabajo en la provincia, su amigo Francisco Zuasti le dio una idea: grabar un vídeo para contar su situación. “Al principio le dije que no lo veía, yo es que lo llevo de forma tan natural que me parecía que eso era jugar a dar pena”, cuenta Gloria. Ahora, sin embargo, señala: “Le debo casi la vida”. Finalmente lo hizo y tuvo una gran repercusión, más de 120.000 reproducciones, y lo más importante, resultado: consiguió un trabajo. Recibió un mensaje de Antonio Vila, presidente de la Fundación Universo Accesible y cabeza visible de Universo Santi, el restaurante de alta cocina llevado por personas con discapacidad que verá la luz en los próximos meses.

Gloria aún no sabe qué puesto ocupará exactamente, pero no puede estar más contenta. “Tengo muchas ganas de trabajar y aprender”, comenta, y de formar parte de “un proyecto tan importante” que pretende, dice, eliminar prejuicios. Ese es el mal al que se tiene que enfrentar desde que nació. “Es importante que tú misma no pienses en la discapacidad, si te levantas por la mañana pensando lo que no puedes hacer más vale que te acuestes otra vez”, apunta Gloria, graduada en Trabajo Social por la UCA, donde señala que no tuvo ningún problema. Pero siempre tiene que luchar con alguien que piensa que no es capaz de hacer algo. “Mi problema es físico, se ve a simple vista, pero hay que derrumbar prejuicios”, apunta. Ella está convencida de que “las barreras se las pone uno mismo”. Y Gloria, desde pequeña, no para de superar obstáculos. “No hay que fijarse en la discapacidad, sino en quien eres tú”, señala.

Hace dos años que terminó la carrera y, aunque hasta ahora no había logrado encontrar trabajo, no ha parado. Ha sido voluntaria de Cruz Roja, Cáritas, Anpehi (un club de deporte adaptado) y ha impartido clases particulares. “Ahí me pasó una cosa curiosa: una madre le preguntó a su hijo si quería que yo le diera clase y él dijo que sí, que aunque no escriba bien puedo hacerlo todo con el ordenador”, cuenta. “Hay que trabajar mucho el prejuicio”, insiste.

Sus padres, naturales de San José del Valle, residen en este pueblo después de estar 14 años en Jerez, pero Gloria lo tiene claro: se vendrá a vivir de alquiler. “Hago de todo: limpio, pongo lavadoras, tiendo la ropa, me hago de comer… Te haces mayor, o te espabilas, o te espabilas, no queda otra”, resalta Gloria, que cree que su familia es la responsable —“al menos al 50%”— de que haya llegado donde está y de que se pueda mover con autonomía. “Cuando tus padres no están por la labor es muy complicado, pero hay que saber sacar el máximo partido posible de tus capacidades”, apunta. “Si no te mueves nadie lo va a hacer por ti”, añade Gloria, que se considera “totalmente independiente”. Ella conduce, algo que se le olvidó mencionar en el vídeo que se terminó haciendo viral —“lo tengo tan asumido que no vi por qué tenía que decirlo”, señala—, y practica deporte, de hecho fue campeona de España de doma clásica adaptada durante dos años consecutivos. “Mi primo tiene caballos y me gustaría retomarlo”, señala.

Ahora no para de un lado para otro preparando el ingreso en su nuevo trabajo, pero Gloria, que es muy organizada y hace planes a largo plazo, según señala ella misma, ya está pensando en escribir una novela sobre discapacidad. “Me gusta mucho escribir, ahora quiero recopilar en mi blog lo que publico en Facebook para ir entrenándome”, explica. Para ella, “trabajar en Jerez es un privilegio, estoy como soñando todavía”, insiste. En la ciudad, la tasa de paro supera el 35%, aunque la dificultad para encontrar un empleo es mayor para personas con discapacidad. Un informe de la Fundación ONCE recoge que el 32,2% de las personas con discapacidad del país están en paro, una cifra que aumenta hasta el 67,6% para los más jóvenes. Gloria también participará en conferencias, donde contará su experiencia. “Puedo aportar mucho, ser un ejemplo para gente que no se vea capacitada para hacer algo”, señala. Ella, cuenta, ha ido salvado obstáculos por su forma de ser, por su fuerte carácter. “Lo que digo lo hago”, asegura. No hace falta que lo jure.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído