Una funcionaria en prácticas evita que un preso se ahorque en Sevilla I

La interina era la única responsable en un módulo con 58 presos: "Hay escasez tanto de personal como de medios materiales"

La cárcel de Sevilla-1, en una imagen de Google Maps.
La cárcel de Sevilla-1, en una imagen de Google Maps.

Una funcionaria en prácticas ha evitado este lunes que un preso del Centro Penitenciario Sevilla-1 se ahorque en su celda. El suceso tenía lugar a primera hora de esta mañana, sobre las 07:30 horas, cuando la funcionaria procedía al recuento matutino.

La funcionaria de servicio en el módulo 55 de este centro penitenciario se encontró a uno de los internos con una tubería de la cistena del WC atada al cuello. La asistencia inmediata de la funcionaria evitó el fallecimiento del recluso. Los servicios sanitarios acudieron inmediatamente a la llamada del 061, y el interno fue derivado a un centro hospitalario.

Una interina, única responsable de un módulo con 58 presos

La Asociación Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM) ha aprovechado el suceso para volver a denuncia la escasez de medios tanto materiales como de personal de todos los Centros Penitenciarios del Estado. Según este colectivo, la Dirección General de Instituciones Penitenciarias "incumple reiteradamente las RPT y no se reponen ni las bajas ni las jubilaciones, ni el pase a segunda actividad". Entre ellos se encuentran los funcionarios del Ministerio de Interior que cumpliendo 57 años y con 35 de servicio pasan a desempeñar puestos de oficinas, frente a unas plantillas, inciden, "cada vez más envejecidas.". 

La única persona destinada en este módulo con 58 presos hombres era esta funcionaria en prácticas. Esta circunstancia, denunciada por TAMPM es reiterada cada vez con "mayor asiduidad". "Ante la carencia de efectivos la Administración da una responsabilidad a empleados públicos que, en principio carecen de la experiencia mínima" y que tienen que estar, en teoría, acompañados de funcionarios con experiencia. No obstante, la labor de la funcionaria interina evitó en este caso el fallecimiento del interno. Hay que recordar además que es el segundo intento de suicidio en apenas unas semanas en esta cárcel de la capital andaluza. El pasado 27 de junio, los funcionarios salvaban la vida de un recluso en el módulo 53. En esta ocasión, el preso se había atado una cuerda al cuello y se había colgado de los barrotes de la litera donde dormía.

Además, el pasado 14 de julio falleció en su cama y sin signos de violencia otro preso de 34 años, también en Sevilla-1. Este recluso había llegado de otro centro penitenciario para ser conducido días después a Huelva.  

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído