Fallece un marroquí tratando de cruzar a Ceuta tras el intento de 3.000 personas en las últimas horas

El Gobierno asegura que no ha habido un desencuentro con el país, mientras que crecen las críticas por la falta de vigilancia al otro lado de la frontera

Un momento de una de las entradas a nado por Ceuta.
Un momento de una de las entradas a nado por Ceuta.

Un varón adulto de nacionalidad marroquí sobre cuya identidad no se conocen más detalles ha perdido la vida durante la tarde de este lunes intentando acceder a Ceuta entre miles de compatriotas bordeando el espigón marítimo fronterizo del Tarajal, según han confirmado fuentes policiales a Europa Press.

Según han detallado fuentes de la Benemérita a Europa Press, Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Comandancia local del Instituto Armado rescataron a tres personas en el lado marroquí del espigón del Tarajal y lo trasladaron a la orilla, donde los equipos de la Cruz Roja desplegados intentaron reanimarle sin éxito.

Más de 3.000 ciudadanos del Reino alauita han entrado durante este lunes irregularmente a Ceuta a nado y a pie rodeando los espigones marítimos de los extremos norte y sur del perímetro fronterizo local, en Benzú y el Tarajal, ante la anuencia de las Fuerzas de Seguridad marroquíes, que no han hecho "nada" para frenarles.

La Delegación del Gobierno en Ceuta y el Ejecutivo local que preside Juan Vivas (PP) han mantenido a última hora de la tarde una reunión telemática de emergencia para coordinar el dispositivo de acogida de los recién llegados, que serán albergados en naves de los polígonos comerciales anexos a la frontera, en su inmensa mayoría vacías tras el cierre hace 14 meses del paso del Tarajal.

Las autoridades españolas confían en que Marruecos acepte la repatriación de sus nacionales como ya hizo a finales de abril, cuando en un fin de semana entraron en Ceuta por la misma vía algo más de un centenar de personas.

El Gobierno dice que no hay desencuentro con Marruecos

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha señalado que los hechos no son "fruto de un desencuentro" con España y ha avanzado que han comenzado durante la tarde con las devoluciones de los inmigrantes ilegales "con las prácticas habituales" con las que se responde a este tipo de situaciones.

"No puedo hablar por Marruecos. En todo caso, puedo decirle que nos han asegurado hace unas horas es que esto no es fruto del desencuentro", ha respondido la ministra en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, al ser preguntada por si la llegada masiva de marroquíes puede tener relación con la acogida en España del líder del Polisario, Brahim Ghali.

En este contexto, González Laya ha señalado que la llegada de migrantes "no es una cuestión nueva para España" y ha incidido en que se va a gestionar "manteniendo los canales operativos en vigor con los países de origen y asegurando la seguridad de nuestras fronteras". Según ha aclarado, "habrá refuerzos" y se devolverá a sus lugares de origen a aquellas personas que han entrado "de manera ilegal, de acuerdo con los protocolos que están en vigor".

Sobre la presencia del líder del Polisario en un hospital de Logroño para recibir tratamiento contra la Covid-19, la ministra ha insistido en que España "ha sido muy clara y detallada de lo específico" de este caso. "Se trata de una cuestión humanitaria, a una petición de ayuda humanitaria de una persona con situación sanitaria muy frágil", ha subrayado González Laya, al tiempo que ha recalcado que no concibe que se pueda "poner en riesgo la vida de menor en el mar" como "respuesta a una acción humanitaria".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído