España quiere detectar la aparición de brotes de coronavirus con medidores en las aguas residuales

Valencia es "pionera" en un sistema que permite conocer la existencia del virus con precisión y antes de la aparición de síntomas

Un operario de Aguas de Cádiz, en un colector.
Un operario de Aguas de Cádiz, en un colector.

La ciudad de València ha empezado a aplicar ya un proyecto "pionero" para la detección precoz de rastros de coronavirus en aguas residuales, tanto en la entrada de depuradoras como en las alcantarillas, aunque los puntos de muestreo pueden llegar a un detalle de barrio o incluso de edificio. De este modo, se podrá conocer diariamente la evolución de la pandemia de la Covid-19 y ayudar en la toma de decisiones.

Bajo el nombre de SARS-GOAnalytcs, el proyecto ha arrancado en la capital valenciana pero la idea es extenderlo en las próximas semanas a toda la Comunitat y si se demuestra la validez operativa de los datos, extenderlo a otras regiones. El Gobierno español está muy interesado en el proyecto y, de demostrarse su eficacia, convertirlo en un punto de referencia para detectar brotes.

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha destacado la importancia de "la transferencia de conocimiento científico a la utilidad de los ciudadanos" que supone un proyecto como este, fruto de una investigación previa que se inició hace tres años para detectar virus en aguas residuales y que ahora se aplica al caso de la Covid-19.

Duque espera que en pocos días los resultados de la ejecución del proyecto puedan ayudar "verdaderamente" a la resolución de los problemas sanitarios y en la toma de decisiones, y así poder extenderlo a otras regiones. Según ha dicho, en otros países también se está pensado en implantar algo similar pero a nivel operativo no conoce otro ejemplo: "Se puede decir con toda justicia que esta implantación en la Comunitat Valenciana es algo pionero", ha subrayado.

Se trata de "un instrumento más en la lucha contra la pandemia que permitirá tener datos objetivos diariamente para comprobar si la desescalada está funcionando adecuadamente o hay algún riesgo añadido", ha resaltado el president de la Generalitat, Ximo Puig.

En este sentido, investigadora Gloria Sánchez (CSIC), ha apuntado que se trata de una "herramienta muy potente" que necesitan validar y estudiar en más casos y lugares para "validar fehacientemente que es muy útil para hacer un seguimiento a nivel poblacional de cómo está circulando el virus".

"Esto puede complementar el resto de análisis que se están realizando a nivel individual; no viene a sustituir los test de las personas" pero sí "aporta una nueva herramienta para poder controlar esta pandemia", ha puntualizado. En su opinión, es momento de "colaborar entre todos, compartir tecnología y ponerla a disposición de todos aquellos lugares que sea necesario".

Precisamente, la colaboración entre Global Omnium, CSIC y universidad en el estudio de virus en aguas residuales durante los últimos tres años es lo que ha permitido ahora "trasladar todo ese conocimiento" al coronavirus y ya hace más de una semana que se están haciendo análisis continuados en distintos puntos para determinar la cantidad de unidades genómicas del virus que hay en ellos, ha explicado Eugenio Calabuig.

Estos análisis permiten ver qué zonas están contaminadas y qué zonas no, así como observar la evolución del coronavirus en cada una de ellas, de modo que permitirá comprobar los efectos de la desescalada en la pandemia, esto es, si aumentan o no los casos.

A diferencia de otros sistemas, el SARS-GOAnalytcs permite la detección del virus desde los primeros días de contagio, aún sin tener síntomas. A partir de ahí, se ha diseñado un sistema de alerta temprana y se ha puesto al servicio de la Generalitat, a coste cero, para que puedan utilizarlo al menos hasta finales de año.

Gracias a este método, se podrá detectar si se produce "un posible repunte de manera anticipada", ha remarcado Calabuig. El presidente de Global Omnium Medio Ambiente ha asegurado que en la actualidad disponen de capacidad para llevar a cabo este tipo de análisis de las aguas residuales en 50 ciudades pero pueden llegar a las 300 en un par de semanas. La inversión que requiere es fundamentalmente en conocimiento y formación, ha precisado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído