El hotel que tuvo en vilo a la 'kelly' Manuela Vargas lleva más de siete meses sin pagar a tres trabajadores

Exempleados del Hotel Tierras de Jerez denuncia que el gerente de Jeys, anteriormente conocida como Alojamientos Jerez, está echando a toda la plantilla para meter a una subcontrata y ahorrarse así más de 300 euros en sueldos

Un momento de un pasado acto celebrado en apoyo a Manuela Vargas. FOTO: MANU GARCÍA
Un momento de un pasado acto celebrado en apoyo a Manuela Vargas. FOTO: MANU GARCÍA

"Me he sentido estafado desde que llegó el nuevo gerente del hotel", manifiesta Juan Manuel Gallardo (Jerez, 1977). El Hotel Tierras de Jerez vuelve a ser noticia por asuntos de impagos. Después de que la kelly jerezana Manuela Vargas se llevara 142 días luchando a las puertas del establecimiento hotelero para que el director le pagase el dinero del finiquito que le debía, cerca de 20.000 euros, tres trabajadores de la plantilla han denunciado a la empresa Jeys —anteriormente conocida como Alojamientos Jerez— por impagos de más de siete nóminas. La historia de Manuela Vargas se repite.

Juan Manuel, que ha sido recepcionista en el Hotel Tierras de Jerez desde 2003, se ha visto en la calle desde el pasado mes de enero junto a otros dos compañeros de plantilla. "Me he visto obligada a irme porque me dijo que si me quedaba, no iba a cobrar", comparte una de las denunciantes que ha trabajado como camarera de piso en el hotel durante los últimos 17 años. "Siento una impotencia grandísima. Me ha quitado mi puesto de trabajo..., siento que me ha quitado mi pan de cada día", declara a lavozdelsur.es.

"Me han despedido a lo Manuela", dice. Y es que los tres han vivido lo mismo que en su día la kelly jerezana no consintió desde el minuto uno. “¿Tú sabes lo que es mirar todos los días el banco, durante cuatro meses seguidos? Nada más abrir los ojos…, mirarlo cada hora durante 120 días. Mirarlo a las once de la noche…, y eso durante cuatro meses sin parar. Para ver si ese hombre se había dignado a pagarme. Es que no vives. Eso para mí es maltrato psicológico”, expresó Manuela Vargas a este medio en octubre de 2018.

Me he visto obligada a irme porque me dijo que si me quedaba, no iba a cobrar

Ella, al ver que el gerente le prometía y nunca cumplía su palabra, se fue del trabajo y estuvo 142 días en la calle, frente al hotel ubicado en Corredera, a la espera de que el director le pagase lo que le debía. Mientras, sus compañeros siguieron trabajando sin cobrar en los últimos cinco meses de 2018, más dos meses de 2017 que también les debía. "Fue entonces cuando acordamos un despido por la situación insostenible de trabajar todos los días sin ver ni un duro", comenta el tercer denunciante, que llevaba trabajando en el negocio desde 2008.

No obstante, el acuerdo se cerró el pasado enero y todavía no han cobrado el pagaré que el gerente de Jeys les prometió. "No tiene credibilidad ninguna, siempre nos ha mentido. La semana que viene cobraréis, nos decía, pero esa semana nunca llegaba. Nos ha mentido tantas veces... Cuando me dijo que el lunes iba a cobrar, le dije: Pretenderás que no te crea". Y es que ya ha vencido el plazo del pagaré de dos de los trabajadores que han denunciado a la empresa. "Si me has echado a la calle, cumple al menos lo que has prometido. No me digas que me pagarás con retraso. Me fui por eso y porque llegamos a un acuerdo", continúa su compañera.

Por ello, amenazan con movilizarse al estilo de Manuela Vargas para conseguir el dinero que les pertenece. En este sentido, los tres exempleados aseguran haber sido coaccionados por el gerente para no protestar frente al hotel. "Que si nos manifestamos, cobraremos más tarde, nos dijo. Si os manifestáis dañáis la imagen del hotel". Y ahora son ellos los que le advierten que  "si esto no se soluciona, nos pondremos en la puerta hasta que nos paguen lo que nos deben".

Si esto no se soluciona, nos pondremos en la puerta hasta que nos paguen lo que nos deben

"Va a terminar echando a toda la plantilla", sostiene uno de los demandantes. "Nosotros no le conveníamos. No le compensábamos", agrega su compañera. Y es que, según ellos, la estrategia que ha seguido el director de Alojamientos Jerez —ahora bautizado como Jeys— ha sido la de deshacerse de los trabajadores con antigüedad para meter a una subcontrata con personas con discapacidad para así, "ahorrarse unos 300 euros en contratos, más los seguros sociales, vacaciones, descanso...". "Él lo único que paga ahora es un sueldo de 800 euros en recepción, cuando antes era de unos 1.160 euros", indican.

Fuentes consultadas por lavozdelsur.es han afirmado que le está ocurriendo lo mismo a los trabajadores del Hotel Bellas Artes (plaza del Arroyo), también regentado por Jeys. Y una de las extrabajadoras denuncia que una de las empleadas de Hotel Tierras de Jerez —todavía en plantilla— lleva de baja por ansiedad cerca de cinco meses, a causa de la presión que sufre en el trabajo. "Y sabe que cuando vuelva la van a echar", concluyen.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído