El dueño de Mercadona renuncia a su sueldo y beneficios para donarlos a proyectos sociales

El montante de 76 millones de euros se suma a los 50 del pasado año

Juan Roig en la sección de 'Listo para Comer' tras la celebración de la Rueda de Prensa anual 2018.
Juan Roig en la sección de 'Listo para Comer' tras la celebración de la Rueda de Prensa anual 2018.

El presidente y fundador de Mercadona, Juan Roig, va a renunciar a su salario y sus beneficios accionariales para destinar ese dinero a proyectos sociales con causa en el coronavirus. Como resultado, serán 70 millones de euros que tratan de mitigar los efectos de la pandemia que azota al país.

En 2019, tanto Roig como Hortensia Romero, su pareja, donaron 50 años al Proyecto Legado, que aumentarán hasta los 76 con los 70 de Roig y los 6 de Romero. El pasado año, llevaron a cabo iniciativas en favor del emprendimiento, la formación, las artes y el deporte, como indica ABC.

La renuncia es de casi 10 millones de euros de su salario y los dividendos de los resultados del último año de la empresa. Este beneficio accionarial alcanzó 130 millones, destinados a premiar a quienes poseen acciones de Mercadona y que corresponden en un 50% a Roig, por su amplia presencia en la sociedad del gigante de los supermercados.

Una parte de este sueldo irá al Valencia Arena, un pabellón deportivo en la capital del Turia donde desarrollarán su actividad deportistas que han sufrido la crisis del Covid-19 a un año de los Juegos Olímpicos de Tokyo, pospuestos por el momento para 2021. "El verdadero éxito parte de la generosidad de compartir y poner al servicio de los demás os conocimientos y recursos de los que cada uno disponde", indica Roig.

Esta acción se enmarca dentro de la respuesta social del coronavirus, en la cual se encuentra una prima para sus trabajadores con cargo también a los dividendos accionarias, por un montante de 340 millones de euros. Y eso pese a que Mercadona ha ganado menos dinero desde marzo debido al aumento de costes en producción, distribución y venta por la crisis del coronavirus, con un esfuerzo por mantener cada instalación en las mejores condiciones higiénicas. Además de dispensadores, nuevos empleos derivados de las obligaciones de mantener un aforo limitado en todo momento o la compra de equipos de protección, Mercadona también ha realizado reformas interiores tanto en las zonas de consumo como de almacén para mantener distancias de seguridad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído