Dos metros de distancia entre bañistas y más espacio entre sombrillas en playas con Levante

Playa de Bolonia, semivacía, el pasado otoño. FOTO: JUAN CARLOS TORO
Playa de Bolonia, semivacía, el pasado otoño. FOTO: JUAN CARLOS TORO

El Gobierno andaluz va a pedir al Ejecutivo central central la posibilidad de abrir las playas al baño en la fase 2, lo que sería el 25 de mayo, y no en la tercera fase, que sería a partir del 8 de junio, teniendo en cuenta la evolución favorable de la pandemia del coronavirus en la comunidad andaluza, así como eximir a los chiringuitos del pago del canon en 2020. Sin embargo, antes de que los arenales vuelvan a estar disponibles para tomar el sol, dar paseos o sumergirse en un buen baño, el Gobierno tiene que pactar con las comunidad autónomas, a las que se le han pedido propuestas, una batería de normas que garanticen la seguridad y protección ante un virus, advierten, que incluso se transmite por el aire.

En este sentido, un borrador del Gobierno que ha desvelado este jueves El País ya plantea cuestiones que deberían de ser comunes a todas las playas: dos metros de distancia entre bañistas, midiéndose entre toallas y sombrillas, no entre personas; más distancia en aquellas playas donde el viento sople con fuerza —caso de las playas de Cádiz donde el Levante impone su ley en muchos momentos del verano—; y un acceso a la arena de forma ordenada. 

Ni reuniones familiares o de amigos con más de diez personas que no convivan en la misma casa, ni práctica deportiva, ni paseos a cualquier hora del día. Sobre esto último, es probable que se establezcan franjas horarias para poder darse el lujo de pasear por la orilla de la playa.

Este verano es casi seguro que podremos volver a la playa, pero no pisaremos la arena como la pisamos antes de la pandemia. En este sentido, otra medida habitual será la limpieza de pasarelas hasta la playa, con desinfección diaria de duchas y mobiliario urbano, según recoge la propuesta del Gobierno publicada por el mencionado periódico.

En paralelo, muchas instituciones y ayuntamientos ya trabajan en sus propios planteamientos sobre cómo afrontar la nueva normalidad de los veraneantes en muchos puntos de España. Turismo Costa del Sol, por ejemplo, ha desarrollado un proyecto para que tanto la ciudadanía como la autoridad competente puedan conocer el aforo de las playas en tiempo real así como las medidas preventivas con las que cuenta cada una de ellas, basado en sistemas de información geográfica. En un primer momento se utilizará de forma piloto en Torremolinos y Rincón de la Victoria, aunque se ofrecerá a todos los ayuntamientos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído