Crónica de un 'arboricidio' no anunciado

Jerez ha perdido unos 10.000 árboles en apenas cinco años. El ejecutivo socialista se marcó como objetivo a comienzos de legislatura repoblar la ciudad con 3.000 ejemplares. Oposición y ecologistas llevan denunciando numerosos casos de talas indiscriminadas

José Antonio Díaz, teniente de Alcaldesa de Medio Ambiente, junto a responsables del área municipal, plantando un árbol en el parque forestal de La Marquesa. Fuente: Ayto. Jerez.
José Antonio Díaz, teniente de Alcaldesa de Medio Ambiente, junto a responsables del área municipal, plantando un árbol en el parque forestal de La Marquesa. Fuente: Ayto. Jerez.

"Jerez es considerada una de las ciudades más arboladas de España, contando con más de 100.000 árboles en su territorio urbano y ha sido promotora de un proyecto LIFE+ Modelo de gestión del arbolado urbano de Jerez de la Frontera concedido a nuestra ciudad por parte de la Comisión Europea para la protección y puesta en valor de este patrimonio natural urbano". Así recoge la Ordenanza de Zonas Verdes y Gestión y Protección del Arbolado en su preámbulo lo que era para muchos jerezanos una verdad incuestionable a comienzos de siglo.

En el imaginario colectivo queda esa mención a Jerez como referencia de ciudad arbolada que también recoge hasta las ordenanzas municipales: "En este contexto, es de destacar que en la ciudad de Jerez de la Frontera el árbol forma parte del patrimonio histórico-artístico y es un ingrediente inseparable de su actual puesta en valor y comprensión, configurándose para sus ciudadanos como un derecho social el disfrute de este paisaje". Sin embargo, parece que el ingrediente está en mal estado o que los últimos gobiernos municipales han digerido mal esta herencia de la gestión municipal del pasado —positiva, por si queda alguna duda en la ciudad del "todo se hizo mal"—.

La ex-alcaldesa Pilar Sánchez en la presentación del proyecto LIFE + en diciembre de 2010.

Un 11 de diciembre de 2010, hace ya casi ocho años, tuvo lugar la presentación del proyecto Life Jerez+Natural para la gestión del arbolado urbano. Con un presupuesto de 656.938 euros, casi la mitad aportado por la Unión Europea, se realizó un inventario de los árboles de la ciudad y se puso en marcha una página web con un mapa del patrimonio arbóreo. El programa también desarrolló la conocida como Ruta de las Especies e incluyó un plan de control de plagas y de protección del arbolado para más de trece mil de esos árboles con la colocación de depredadores naturales sobre las plagas. Eran los últimos meses del fatídico gobierno socialista de Pilar Sánchez y la delegada de Medio Ambiente en aquel entonces era África Becerra.

El embrión de aquel proyecto europeo que situaba a Jerez como referente en el ámbito ambiental fue posible gracias a los profesionales de la delegación de Medio Ambiente. Un par de años más tarde, un dossier llamado La gestión del patrimonio arbóreo de la ciudad de Jerez, un modelo integrador quedaba para la posterioridad como testigo de que algo bueno se movió y se movía en Jerez con los árboles y por los árboles.

Pero parece que no por mucho tiempo. Poco después de su culminación, durante la etapa de gobierno del Partido Popular una denuncia de José Abeledo, en aquel entonces presidente de la asociación conservacionista Ítaca hacía prever la dinámica de los próximos años tras una tala injustificada. "No solo trasladaremos el asunto al Consejo Local de Medio Ambiente para que se exijan responsabilidades, sino que también se remitirá un escrito a la Unión Europea poniendo en conocimiento de la comisión responsable lo poco que están sirviendo los fondos del proyecto Life, Jerez+Natural, como puede verse en el asunto que nos ocupa, financiado con más de 317.000 euros procedentes de fondos europeos”.

Igualmente, expuso, "tampoco se cumple la Ordenanza Reguladora de Zonas Verdes y Gestión y Protección del Arbolado del propio Ayuntamiento. En concreto su artículo 26 (La poda, roza y descepe, estarán sujetos a informe previo favorable del órgano competente en protección del medio ambiente…), dado que si así fuera, exclusivamente se hubiera tratado el árbol causante del desprendimiento y no la totalidad de los árboles de La Constancia”.

De derecho social a "tala indiscriminada"

"El gobierno municipal opta una vez más por la política fácil de la motosierra y se arrasa el arbolado a toda impresa, para impedir la reacción social". Es la reacción de Ecologistas en Acción a la última tala de árboles en la avenida República Saharaui, alegando que "existían alternativas" y que no se ha tenido en cuenta "la ampliación y reparación del acerado, la colocación de los alcorques en hormigón poroso o tartán para impedir accidentes, eliminación de ejemplares en zonas de alta densidad y de aquellos que supusieran riesgo para las personas". Una forma de proceder, dicen los ecologistas, "acrítica" que ya es habitual por parte del Ayuntamiento. "Barbaridades como ésta, se repongan los múltiples alcorques vacíos, cada vez más numerosos por la ciudad y se eviten imágenes como las que se han dado en zonas verdes, como en la Laguna de Torrox, con árboles tumbados por ausencia de tutores y de un mínimo mantenimiento". La tala ha sido también denunciada por Podemos y Ganemos Jerez.

Desde el comienzo de la legislatura en junio de 2015 se han vivido varios episodios de tala, con la denuncia también de varias fuerzas políticas de la oposición. En primer lugar fueron las obras del carril bici, que costaron la vida a más de 300 ejemplares, con especial incidencia en la avenida José León de Carranza y que fue denunciado por colectivos como Ecologistas en Acción y Jerez de los árboles. Las obras para la creación de un equipamiento que tiene como intención mejorar el transporte en la ciudad fomentando la movilidad sostenible se llevaban por delante, paradójicamente, centenares de ejemplares. Poco después el llamado arborcidio tenía lugar en la Avenida Ángel Mayo, donde se cortaron 40 jacarandas sanas, y algunas meses más tarde, a finales de 2015, se hacía lo propio en la plaza del Cante Jondo, con ejemplares que según Ecologistas tenían más de 60 años.

Uno de los últimos ejemplares cortados, en la avenida República Saharaui.

En 2016 llegarían los eucaliptos del Cortijo de Vicos y las talas en el Polígono de San Benito y La Constancia. En este último barrio, a finales de año, se vivió uno de los episodios más criticados de la legislatura. Numerosas jacarandas fueron taladas sin justificación alguna. A posteriori y en los órganos de participación ciudadana, como el Consejo Local de Medio Ambiente, el gobierno local se excusaba en que o bien los árboles estaban enfermos, o que eran viejos, o que levantaban los alcorques y no eran ejemplares adecuados para una ciudad.

A comienzos de este año precisamente la excusa de la enfermedad fue la dada por el ejecutivo para la eliminación, de la que se hicieron eco Ganemos Jerez e Izquierda Unida, de todos los árboles de la avenida Álvarez Beigbeder, con la instalación de aparcamientos en superficie incluida, a la que se sumó la de la avenida de Arcos. En aquel momento Ganemos reconocía haberse puesto con los técnicos sin entender los motivos. "Nos han informado que cuatro árboles han sido talados porque se han caído debido al temporal, más otros seis que tenían pinchos que podían ser peligrosos. Otros que estaban podridos. Pero siendo poco más de una decena los árboles realmente afectados cabe preguntarse porqué se han talado más de 50 árboles sanos”.

Los árboles que Jerez ha perdido

El gobierno local, a través de su teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad José Antonio Díaz, se propuso desde comienzos de legislatura reponer toda la masa arbórea que el anterior gobierno de María José García-Pelayo no había protegido. “El objetivo final será que Jerez cuente con 3.000 ejemplares nuevos en 2019, plantados a lo largo del presente mandato municipal, recuperando así la masa arbórea que el Gobierno local anterior a 2015 no cuidó (...) Estamos recuperando el tiempo perdido en materia medioambiental, no solo con la recuperación de la arboleda perdida estos años sino también recuperando el mantenimiento de los parques”.

jose_antonio_diaz_en_plantacion_de_arboles_laguna_de_torrox_02.jpg Díaz, en una plantación en Torrox.

Díaz ha insistido en más de una ocasión que “fueron muy pocos los ejemplares plantados entre 2011 y 2015" y a comienzos de legislatura llegó a cuantificar la masa arbórea perdida en Jerez, algo que, sin embargo, no coincide con nuestros datos. “En los últimos años nuestra ciudad ha perdido en torno a 3.000 árboles, en casi todos los barrios hay carencias de este tipo en sus barrios, por tanto estas actuaciones son muy necesarias, y en todas las visitas y reuniones que llevamos a cabo con las distintas asociaciones vecinales nos hacen llegar peticiones en este sentido. Por tanto, estamos dando respuesta a las demandas vecinales, siempre en función de nuestras posibilidades”.

La propia ordenanza municipal, de hace unos años, habla de más de 100.000 árboles en su territorio urbano, mientras que el gobierno local reconoce que la cifra actual está en torno a los 90.000. Además, el ejecutivo se propuso plantar 3.000 árboles precisamente para devolver esa cifra a la ciudad, en teoría la merma que según el gobierno tuvo lugar durante los cuatro años de gobierno del Partido Popular en la ciudad. Unos números que bailan todavía más si tenemos en cuenta los ejemplares talados desde la configuración del actual gobierno municipal.

A coste cero

Una de las ideas más recurrentes del teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad José Antonio Díaz es la plantación de nuevos ejemplares arbóreos a coste cero y la colaboración de entidades privadas. "Las aportaciones de empresas como Holcim, Gesser, Carrefour e Ingesán que, junto a Diputación, han hecho posible la plantación a coste cero para las arcas municipales, evidenciando su compromiso con el medio ambiente y con la propia ciudad de Jerez”, sostenía este mismo verano. Los árboles, obtenidos en su mayor parte del vivero provincial junto a las aportaciones de las empresas sin ningún tipo de coste para las arcas municipales, no han sido fáciles de plantar dado los pocos recursos con los que cuenta el equipo de arbolado y de Parques y Jardines, en la que solo quedan varios jardineros y donde a veces se tienen que pedir prestadas o compartir la maquinaria necesaria.

Ecologistas ha criticado también la no existencia de tutores y la "poca dedicación a los árboles para que puedan prosperar y hacerse adultos de forma saludable". En este caso se trata de un ejemplar plantado en Torrox.

El gobierno local se enorgullece precisamente de que la plantación de estos árboles sea a coste cero y que la partida presupuestaria no exista. No obstante, mantiene su compromiso de plantar hasta 3.000 árboles en lo que queda hasta final de legislatura. Según Díaz ya son más de 2.500 los ejemplares plantados en tres campañas municipales. "Tras dos campañas de este gobierno local en 2016 y 2017, la suma de árboles plantados fue de 1.736, a los que hay que sumar los 798 de esta campaña 2018 recién finalizada. Por lo tanto, este Gobierno local ha plantado hasta la fecha 2.534 árboles nuevos en Jerez”, aseguró el pasado mes de julio.

La mayor parte de los árboles plantados se sitúan en parques como La Milagrosa o La Marquesa o en la Laguna de Torrox. También se han repuesto en calles urbanas en los que había alcorques vacíos, desde el centro de la ciudad hasta en barrios como La Asunción, La Plata o Milagrosa. Si continúa con la dinámica tras estas últimas actuaciones probablemente el equipo de gobierno local llegue a su objetivo de plantación 3.000, pero ¿hay algún objetivo de tala cero? Se desconoce. Sobre la pérdida de masa arbórea durante esta misma legislatura el gobierno local sigue guardando silencio.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído