Autoritarismo y sanitarios perseguidos en el Macarena, con el 50% de contagios de Sevilla

El hospital sevillano renueva su gerencia con el doctor Miguel Ángel Colmenero, después de haberse convertido en uno de los grandes focos de la pandemia en Andalucía y con una investigación abierta por la Junta tras dimitir su anterior gerente. CCOO asegura que los malos modos al personal se extienden a toda la provincia y a muchos centros del SAS

Moreno Bonilla visita el Macarena, en abril pasado. FOTO: JUNTA
Moreno Bonilla visita el Macarena, en abril pasado. FOTO: JUNTA

La reciente dimisión del gerente del Hospital Virgen Macarena de Sevilla, Francisco Merino López, y la investigación abierta por la Consejería de Salud sobre el desproporcionado número de contagios entre sanitarios del centro, han puesto la voz de alarma sobre las prácticas durante la pandemia del ya exdirector. Merino llegó al hospital sevillano de la mano de la nueva administración de Moreno Bonilla y, aunque oficialmente su salida se debe a “motivos familiares”, la gestión del hermano del ex alcalde de Córdoba, Rafael Merino, ha sido más que discutida por sindicatos y trabajadores.

Una gestión hospitalaria muy deficiente

“Ordenó que se persiguiera a quien utilizara mascarilla”, cuenta a lavozdelsur.es el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla, Luis González. “La gestión de Merino ha estado protagonizada por el autoritarismo y la falta de dedicación”. González recuerda que el exgerente vive fuera de Sevilla y que los jueves a mediodía volvía a su localidad de residencia, de la que no se incorporaba hasta el lunes, mostrando sus dudas sobre la capacidad de gestión que se puede tener sobre un hospital que abre 24 horas y 365 días al año pasando casi la mitad de la semana fuera del mismo. En este punto, el secretario de CCOO recuerda que todos los sindicatos de forma unánime pidieron el cese de Merino ante lo que considera una gestión temeraria. “Se trataba de perseguir a quien tomaba medidas de protección, como si en una obra el jefe les amonesta por ponerse un arnés”.

Los datos del Virgen Macarena no dejan lugar a la duda en cuanto a su gestión. González recuerda que solo en el centro ubicado en el norte de la capital andaluza se encuentran el 50 por ciento de los contagios de la provincia sevillana, contando además con el doble de infectados que el Hospital Virgen del Rocío, pese a que el Macarena cuenta con más o menos la mitad de trabajadores que este, unos cuatro mil. Aunque el origen de los contagios parece estar en un paciente no identificado, el secretario sindical recuerda que el impedimento de protegerse a los sanitarios agravó sensiblemente el número de contagios en los primeros compases de la pandemia.

Respecto a los incidentes en urgencias o quirófanos de los que se han hecho eco varios medios, González reconoce que “ha habido momentos de mucha tensión, sobre todo entre trabajadores y mandos intermedios que en una posición de comisarios políticos no les dejaban protegerse”. Sobre los positivos, señala que con los primeros datos hubo un déficit en la notificación de infectados y sospechosos, aunque señala que el mayor problema viene en estos momentos por la baja calidad de los test que se están realizando. “Desde la Junta y la Consejería de Salud parece que han entendido todo esto como una competición por ver qué comunidad realiza más test, utilizando una fórmula entre un 15 y un 20 por ciento menos efectiva, de peor calidad, simplemente porque es más rápida”. Todo ello pese a que los mismos profesionales de medicina, enfermería y laboratorio del centro se han ofrecido a realizarlos de un modo más seguro.

El nuevo modelo de gestión sanitaria de PP y Cs en la provincia de Sevilla

Pero las quejas del secretario de CCOO no terminan con la gestión del Hospital Macarena. “Lo de Merino es la tónica general de los nuevos gerentes en los hospitales de la provincia de Sevilla, excepto el de Osuna y el del Aljarafe Norte”. De este modo, González extiende las acusaciones de autoritarismo y malos modos con los trabajadores al resto de nuevos responsables designados por el Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía. Además, recuerda que solo en la provincia de Sevilla, el gerente ha prescindido de la pediatría en la atención primaria de dos barrios obreros como son San Jerónimo y Pino Montano. “Ya el verano pasado acabaron con la pediatría de tres barrios humildes como Torreblanca, San Pablo y Palmete, donde el porcentaje de niños es muy alto. Solo las protestas de los vecinos provocaron que volviera este servicio a sus centros”.

Respecto a la provincia, también hace hincapié en la denuncia que trabajadoras del geriátrico de San Juan de Aznalfarache hicieron a su sindicato y otros como UGT para que la Consejería de Salud se hiciera cargo de los 24 fallecidos que tenían. “Estuvieron negándolo 10 días, y hasta la propia delegada de salud reconoció a la oposición que no lo reconocieron antes para no generar alarma.

Hoy mismo el SAS daba a conocer el nombre del que será nuevo gerente del Virgen Macarena. Se trata de Miguel Ángel Colmenero, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla y especialista en medicina interna, siendo jefe de esta especialidad hasta ahora en el hospital hispalense.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído