Así actúa la Administración si no llevas a tu hijo al colegio

Abogadas de Familia responden a cuestiones e informan de las consecuencias que puede acarrear a las madres y padres el absentismo de sus hijos

Un pequeño, en un centro escolar este inicio de curso. FOTO: JUNTA
Un pequeño, en un centro escolar este inicio de curso. FOTO: JUNTA

“Si no nos dan una solución, las aulas estarán vacías”, recalcan madres y padres de Jerez y la provincia de Cádiz, que se niegan a llevar a sus hijos e hijas al colegio por la falta de medidas de seguridad para prevenir contagios. Como ellas, muchas familias se están planteando esta opción. Pero, ¿qué consecuencias legales puede acarrear la insumisión?

“En España la educación no es obligatoria hasta los seis años. Hasta esa edad son los padres los que deciden escolarizar o no a sus hijos. A partir de ese momento y hasta los 16 años sí es obligatoria, por lo que, dependiendo del tiempo en que el menor no acuda al colegio, la Administración valorará las razones por las que no lo hace y actuará en consecuencia”, responden a la cuestión desde ABA Abogadas.

“No obstante, para que esta conducta constituya un delito, debe existir una dejación grave por parte de los progenitores en lo que a la educación de sus hijos se refiere”, agregan desde este despacho de abogados. “Que se justifique —la falta— o no, no exime a los padres de llevar a sus hijos al colegio a partir de los seis años”, añaden

Los padres y madres que tengan a hijos contagiados, ¿qué derechos laborales tienen? “En ese caso, por haber estado en contacto directo con un positivo, podrán solicitar una baja médica durante los días previstos como cuarentena. Posteriormente, si el progenitor no desarrollara la enfermedad, deberá acudir a otros mecanismo para cuidar de sus hijos, tales como una reducción de jornada, permiso retribuido o excedencia”, explican desde ABA Abogadas.

La Ley Orgánica de Educación contempla tres excepciones a la escolarización: la residencia en el extranjero del menor, la enfermedad del alumno y la vida itinerante de sus progenitores. Es el centro escolar quien, ante una ausencia prolongada, activa el protocolo de absentismo y son los servicios sociales del municipio o ciudad los que inician una investigación para esclarecer los motivos, tras lo que emiten un informe que remiten al centro educativo.

La Consejería de Educación de la comunidad en la que resida el menor entrará en el asunto cuando considere que es necesario reconducir la situación, iniciando un procedimiento administrativo que puede conllevar la imposición de una multa o un apercibimiento recurrible ante un juzgado de primera instancia. El Código Penal, en su artículo 226, recoge que "el que dejare de cumplir los deberes legales de asistencia inherentes a la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento familiar (...) será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses”, por un delito de abandono de familia.

En una situación de pandemia, queda la duda de saber si no llevar a los alumnos al centro escolar por miedo a un contagio es una causa justificada. “La ley indica que en el caso de ausencia escolar reiterada e injustificada, se activa el protocolo de absentismo para evitar que los niños pierdan más del 20% de las clases lectivas en un mes”, explica Susanna Antequera, abogada de Derecho de Familia, en un artículo en el blog de su despacho, Antequera de Jáuregui Abogados, quien agrega que “si nuestros hijos no tienen un evidente peligro de salud, deberemos seguir respetando los protocolos de seguridad que impondrán los centros escolares”. “Debemos medir el riesgo en cada caso concreto para evitar un daño irreparable al menor”, remata.

"¿Quién garantiza que mi hija esté cinco horas con la mascarilla?"

Un grupo de más de 200 madres y padres de Jerez y de la provincia se han organizado para no llevar a sus hijos e hijas al colegio y al instituto cuando comiencen las clases. Piden una bajada de la ratio por aula para que haya entre 10 y 15 alumnos, que haya pruebas PCR recurrentes para el profesorado y más limpieza y desinfección en los centros. “Es de vergüenza que en vez de buscar medidas se nos amenace con represalias si no llevamos a nuestras hijas al colegio. Han tenido seis meses para preparar una vuelta segura a las aulas y no han hecho nada”, se queja Sara Caleya, portavoz del colectivo.

"¿Quién garantiza que mi hija esté cinco horas con la mascarilla puesta, sin que se le rompa, o la pierda?”, se pregunta la portavoz. “¿Han pensado en que hay familias que no pueden gastarse 60 euros al mes por niño en mascarillas?”, añade. “Queremos que se haya soluciones a estos posibles problemas, que se planteen medidas serias”, dice Sara Caleya, quien pide una “vuelta voluntaria” a los centros escolares. “La exposición a la carga viral de cinco horas en una clase con diez niños es una barbaridad, imagínate con 25”, agrega.

“Queremos que el derecho a la salud prevalezca al de la educación, que no es que no nos interese, pero que sea de forma segura, garantizando la salud de los niños”, expresa este colectivo, que apoyan más de 200 madres y padres de Jerez y la provincia de Cádiz, que también solicita protección para los profesores y profesoras de alto riesgo que deben acudir a sus puestos de trabajo. “Si no nos dan una solución, las aulas estarán vacías”, insisten en el escrito remitido a Gobierno central y Junta de Andalucía.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído