La insumisión de 200 madres y padres de Jerez: "Si no hay una vuelta segura, las aulas estarán vacías"

Un colectivo de padres y madres autoorganizados pide una bajada de la ratio, que se garantice la realización de PCR y más desinfección en unos centros escolares que no están preparados para el inicio del curso

Una madre sostiene el cartel que pide una vuelta segura a las aulas. FOTO: MANU GARCÍA
Una madre sostiene el cartel que pide una vuelta segura a las aulas. FOTO: MANU GARCÍA

Una bajada de la ratio por aula para que haya entre 10 y 15 alumnos por aula, que haya pruebas PCR recurrentes para el profesorado y más limpieza y desinfección son algunas de las medidas que reclaman un grupo cada más numeroso de madres y padres de Jerez, al que se están sumando de otras poblaciones de la provincia. Sara Caleya es la portavoz de un colectivo de madres y padres insumisos que se niegan a llevar a sus pequeños al colegio y al instituto. Ella tiene una hija de seis años y otra de catorce. “Claro que tengo miedo a represalias, pero por encima de mi miedo prevalece el derecho a la salud de mis hijas”, apunta.

“Por una vuelta segura y voluntaria. Sin aulas seguras, aulas vacías”, se puede leer en los carteles diseñados por estas madres, que están pegando por toda la ciudad. “Si no nos dan una solución, las aulas estarán vacías”, recalca Sara en declaraciones a lavozdelsur.es. “Las hemos parido nosotras y decidiremos si queremos que vayan a unas aulas cuando los casos de covid son ahora más altos que al principio de la pandemia”, dicen estas madres en una carta dirigida a las Administraciones. “Vamos a luchar por una vuelta voluntaria y segura”, rematan. “No es normal volver así”.

“Hay madres muy asustadas”, apunta Sara. “Es de vergüenza que en vez de buscar medidas se nos amenace con represalias si no llevamos a nuestras hijas al colegio. Han tenido seis meses para preparar una vuelta segura a las aulas y no han hecho nada”, se queja. Las más de 200 madres y padres, organizadas a través de grupos de WhatsApp, anuncian protestas para conseguir una vuelta segura a las aulas. “Cuando vas a un centro médico te toman la temperatura, pues queremos lo mismo para los colegios e institutos, distintos horarios de entrada y salida, que haya más limpiadoras…”, reclama Sara Caleya en nombre del colectivo.

Madres insumisas de Jerez, posando para lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA

¿Quién garantiza que mi hija esté cinco horas con la mascarilla puesta, sin que se le rompa, o la pierda?”, se pregunta la portavoz. “¿Han pensado en que hay familias que no pueden gastarse 60 euros al mes por niño en mascarillas?”, añade. “Queremos que se haya soluciones a estos posibles problemas, que se planteen medidas serias”, dice Sara Caleya, quien pide una “vuelta voluntaria” a los centros escolares. “La exposición a la carga viral de cinco horas en una clase con diez niños es una barbaridad, imagínate con 25”, agrega.

“Queremos que el derecho a la salud prevalezca al de la educación, que no es que no nos interese, pero que sea de forma segura, garantizando la salud de los niños”, expresa este colectivo, que apoyan más de 200 madres y padres de Jerez y la provincia de Cádiz, que también solicita protección para los profesores y profesoras de alto riesgo que deben acudir a sus puestos de trabajo. “Si no nos dan una solución, las aulas estarán vacías”, insisten en el escrito remitido a Gobierno central y Junta de Andalucía. “Esperemos que las haya, de lo contrario nos quedaremos en nuestras casas con nuestras hijas”, remata Caleya.

La Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Flampa) de Jerez ya se manifestó hace unos días por las insuficientes medidas de seguridad establecidas para la vuelta a los centros escolares. A través de un “circo reivindicativo”, la Flampa demostró que las aulas de tamaño medio no son lo suficientemente amplias para acoger a un grupo de niños de forma segura. “No queremos que la vuelta a las aulas sea un circo, queremos una vuelta con toda la seguridad para alumnado, docentes y todo el personal que hace posible que un centro funcione”, agregan.

La decisión de estas madres y padres coincide con la anunciada por plataformas y Ampa como Escuelas de Calor, En Pie, Ampa Cádiz y Niñ@s del Sur, que agrupan a casi 500 asociaciones de cuatro provincias andaluzas, que hace unos días remitieron una carta a las fuerzas sindicales para que convocaran una huelga indefinida si no se garantiza una vuelta segura a las aulas. “Las normas de prevención y seguridad que se contemplan en muchos y diversos ámbitos de la vida social desaparecen cuando de colegios e institutos se trata”, explicaban. “Ni distancia social ni limpieza están garantizadas en los espacios cerrados, muy concurridos y de larga permanencia que son las aulas andaluzas. Una clase se convierte así en el espacio con todas las características que Sanidad y los expertos científicos califican como más peligrosas”.

Todo está lleno de incongruencias, pero lo cierto es que ese escenario se traduce en un riesgo cotidiano, diario, para alumnado, docentes y personal que trabaje en los centros educativos y todas sus familias respectivas. Este problema de salud pública se convierte por tanto en un problema de salud laboral, en el que los trabajadores y trabajadoras verán vulnerado su derecho a la salud y la prevención de riesgos laborales. Creemos que esto es un hecho objetivo y que no somos alarmistas, extremistas, ni estamos desquiciadas, que todo eso nos han llamado”, criticaban en un comunicado.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído