Andalucía crea el Consejo Andaluz del Pueblo Gitano para trabajar en la "eliminación de los prejuicios"

La Junta pretende establecer un diálogo permanente con la comunidad gitana que facilite las buenas prácticas en las políticas desarrolladas por el Gobierno

La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, con la bandera del pueblo gitano en una imagen de archivo.
La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, con la bandera del pueblo gitano en una imagen de archivo.

La Junta de Andalucía ha dado luz verde a la creación del Consejo Andaluz del Pueblo Gitano tras la aprobación en el Consejo de Gobierno del decreto que lo regula. El órgano fue impulsado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, dirigida por Rocío Ruíz, de Ciudadanos, y deberá constituirse en los tres meses posteriores a la publicación de la norma.

En concreto, la idea del Gobierno andaluz es que este nuevo organismo sea “un órgano de interlocución entre las entidades que conforman el tejido asociativo gitano andaluz y las administraciones públicas”. Se busca que se establezca una relación para el asesoramiento, intercambio de experiencias y buenas prácticas en políticas desarrolladas a favor de la comunidad gitana.

Aunque el carácter de este órgano será consultivo, en él se pretende institucionalizar la cooperación del movimiento asociativo gitano, de las entidades locales andaluzas, de los agentes sociales y de la Administración autonómica con el fin de establecer un canal bidireccional de propuestas y evaluación de iniciativas para lograr la igualdad de oportunidades y la inclusión de la comunidad gitana de Andalucía. Otra de las funciones que tendrá el Consejo Andaluz del Pueblo Gitano será la formulación de propuestas de actuación contra aquellas personas o entidades que tengan comportamientos y conductas antigitanas contra la población o contra organizaciones.

En total serán 33 personas las que compongan este nuevo organismo. Estarán divididas en una presidencia, dos vicepresidencias, una secretaría y 29 vocalías. Sus miembros se conocerán en los tres meses posteriores a la publicación del decreto en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía y ocho de esas vocalías serán en representación de áreas competencias de la Administración de la Junta de Andalucía en materia de servicios sociales, educación, empleo, salud, igualdad, cultura, vivienda y comercio.

El resto de los miembros representarán al Instituto Andaluz de la Juventud, al Consejo Audiovisual de Andalucía, cuatro a las entidades locales andaluzas y diez a las organizaciones del movimiento asociativo que tengan entre sus fines la integración y la promoción de las personas gitanas en los distintos ámbitos de la sociedad y que, además tengan implantación en Andalucía. El Consejo, que trabajará en pleno y comisión, también podrá contar con expertos en las diferentes materias que se vayan a tratar en las reuniones.

Pese a que pueda parecer novedoso, es un organismo que ya existe a nivel estatal desde 2005, cuando fue creado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La creación en Andalucía llega 16 años más tarde para atender a los 350.000 gitanos que hay en la comunidad autónoma. Cuando se anunció su constitución, Rocío Ruiz afirmó que “uno de los objetivos más importantes del que debemos ocuparnos debe ser la formación de la juventud y la eliminación de los prejuicios y los estereotipos, con el objetivo de reivindicar una sociedad más igualitaria y solidaria”.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído