16 años del asesinato de María del Rosario Endrinal, la mujer que fue abrasada viva en un cajero de Barcelona

El 16 de diciembre de 2005 quemaron viva a esta mujer sin hogar, que antes fue secretaria de lujo

Dieciséis años del asesinato de María del Rosario Endrinal, la mujer que fue abrasada viva en un cajero de Barcelona.
Dieciséis años del asesinato de María del Rosario Endrinal, la mujer que fue abrasada viva en un cajero de Barcelona.

El 16 de diciembre de 2005 María del Rosario Endrinal Petit se encontraba en un cajero de Barcelona pasando la noche cuando unos jóvenes se burlaron de ella y la rociaron con un bidón de disolvente al que le prendieron fuego. Vivió y se dedicó durante muchos años a ejercer como secretaria de lujo. Hija de empleado en una fábrica de cerveza de León y de una maestra de escuela de Valladolid, se casó y tuvo una única hija. Los vaivenes de la vida le hiceron separarse, perder su trabajo y el contacto con su niña, y comenzó a vivir como mujer sin hogar en las calles de Barcelona. 

Murió abrasada viva en el interior de un cajero automático de La Caixa en Barcelona, por encima de la Diagonal, en la calle de Guillem Tell. Los tres agresores fueron Ricardo Pinilla y Oriol Plana, ambos de 18 años y el tercer acusado, José Manuel M. de 16 años. Una cámara colocada en el cajero bancario registró cómo los jóvenes se burlaron y se ensañaron con la víctima antes de entrar con un bidón de disolvente, rociarla y, posteriormente, lanzar un cigarrillo encendido.

La Audiencia de Barcelona condenó en 2008 a 17 años de prisión por un delito de asesinato a Oriol Plana y a Ricard Pinilla. La sentencia, dictada por la sección décima de la Audiencia, condena a los jóvenes por un delito de "asesinato cualificado con alevosía", por el que les impone 16 años a cada uno, y otro de daños por los desperfectos que causaron en el cajero automático, por el que les impone otro año de cárcel.

El tribunal argumentó que la aplicación de la pena de asesinato se toma en consideración del "dolor intenso causado a la víctima y la gravedad de los hechos", que acabaron con la muerte de María Rosario Endrinal a los 50 años de edad. Frente a las alegaciones de los dos acusados durante el juicio, en el sentido de que nunca pretendieron matar a la mujer y que su intención era sólo molestarla, el tribunal rebate que los jóvenes "actuaron conscientes de la altísima probabilidad de la muerte de la señora Endrinal y no obstante actuaron en consecuencia y con el resultado antedicho". Argumentan además los jueces que la víctima carecía de posibilidades de defensa, puesto que "se hallaba tendida en el suelo del cajero, dormitando, por lo que se hallaba en situación de desvalimiento".

 

Sobre el autor:

V. Reyes

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído