Susana Díaz contra "la improvisación" del gobierno andaluz con el confinamiento domiciliario: "¿En qué quedamos?"

La secretaria general del PSOE-A critica los "bandazos" del gobierno y el "desconcierto" después de que Moreno lo rechazara y Marín apuntara que "sí lo quieren"

La secretaria general del PSOE-A, Susana Diaz, en una imagen de archivo. FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA
La secretaria general del PSOE-A, Susana Diaz, en una imagen de archivo. FOTO: JUNTA DE ANDALUCÍA

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha criticado este miércoles los "bandazos" que, a su juicio, está dando el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) a la hora de gestionar la crisis sanitaria del coronavirus, y que, en su opinión, se han puesto de manifiesto en los últimos días con la postura que al respecto de un posible confinamiento domiciliario en Andalucía, y más concretamente en Granada, han expresado el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), y el vicepresidente, Juan Marín (Cs).

Y es que, según ha señalado Susana Díaz en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, el presidente de la Junta dijo el pasado domingo que "el confinamiento total sería lo último que pediría" al Gobierno de España, pero "a los dos días" salía el vicepresidente Juan Marín apuntando que en el Ejecutivo andaluz "sí lo quieren" para Granada, pero que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, "no les deja" decretarlo. "¿Entonces en qué quedamos?", se ha preguntado.

Susana Díaz ha lamentado que todo ello le "genera mucho desconcierto", y ha apuntado que, si eso le ocurre a ella, que ha sido presidenta de la Junta y es diputada en el Parlamento andaluz, no quiere "ni pensar cómo tiene que estar cualquier familia en casa", cuando "la gente debe tener seguridad y tranquilidad" de que por parte de la autoridad andaluza "se está haciendo todo lo que se debe hacer y con transparencia".

"La gente está haciendo un esfuerzo enorme, y creo que merece saber que quienes están al frente de sus gobiernos actúan con toda la diligencia y responsabilidad", ha añadido en esa línea.

De igual modo, ha insistido en criticar que las "necesarias restricciones" impuestas por el Gobierno andaluz para hacer frente al recrudecimiento de la pandemia no vinieran acompañadas de "soluciones" para colectivos como el de los sanitarios, que "están agotados" y a los que la Junta, "en lugar de refuerzos o más efectivos", les ha planteado "más dificultades", o los sectores de la hostelería, el ocio y el comercio, a quienes se les imponen "más restricciones pero sin ayudas" en compensación.

La dirigente socialista ha considerado así que por parte de la Junta ha habido "mucha precipitación e improvisación" en su gestión, "sin una hoja de ruta sobre lo que hacer" en una comunidad como la andaluza que está "liderando el número de contagios, de fallecidos y de pacientes en UCI", además de que arrastra "dificultades económicas" en forma de "destrucción de empleo".

Todo eso "significa que aquí no había anticipación ni el Gobierno (andaluz) estaba preparando a esta tierra para esta segunda ola" de la pandemia, según ha sostenido Susana Díaz, quien cree que en las próximas dos semanas -cuando estarán en vigor las nuevas restricciones anunciadas por la Junta el pasado domingo- van a seguir los "bandazos" en el seno del Ejecutivo andaluz de coalición.

La expresidenta de la Junta también ha defendido que las comunidades autónomas "no pueden hacer dejación de sus competencias", las que devienen del título VIII de la Constitución, y ha criticado que, "cuando vienen curvas, algunos presidentes autonómicos" como Juanma Moreno "miran" al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, "para que nos rescate, para que nos saque de esto".

La dirigente socialista ha opinado que eso "es muy peligroso", porque supone hacerle "el caldo de cultivo a quienes van en contra de las autonomías y dicen que no sirven para nada".

Ha agregado que Juanma Moreno "sabe perfectamente que cuando me llame estaré" disponible, "cosa que no hace", según ha lamentado, poniendo de relieve que es el vicepresidente, Juan Marín, quien le ha comunicado las últimas restricciones acordadas por la Junta "cinco minutos antes" de su anuncio público, algo que ha tildado de "muy infantil".

Pero, en todo caso, Susana Díaz ha insistido en señalar que el presidente de la Junta sabe que ella estará para "todo lo que sea necesario para Andalucía", pero Juanma Moreno debe "decir la verdad sobre en qué situación estamos, las medidas a tomar y cómo vamos a sacar a los andaluces" de esta crisis "con el menor daño posible económico o social".

Los socialistas andaluces "no nos vamos a hacer aquí un (Pablo) Casado", ha dicho Susana Díaz, que ha insistido en señalar que "ojalá" Pedro Sánchez tuviera en el Congreso de los Diputados "una oposición como la que tiene Moreno en Andalucía" por parte del PSOE-A.

Al hilo, ha puesto de relieve que aquí han sido los socialistas andaluces quienes se han "ofrecido" a la Junta y "tendido la mano" para acordar los Presupuestos de 2021, pero ha lamentado que, tras dos reuniones con el consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, "no nos han llamado más" a los representantes del PSOE-A, "ni sabemos nada más que lo que llevaron al Consejo de Gobierno", donde se ha aprobado ya el anteproyecto de las cuentas andaluzas para el año que viene.

"Esa no es una manera de negociar", según ha opinado Susana Díaz, quien cree que por parte del Gobierno de PP-A y Cs "no quieren negociar" con el PSOE-A porque "no quieren soltar la mano de la extrema derecha" de Vox, a la que "les deben el gobierno".

Tras apuntar en todo caso que el PSOE-A aún "no ha tomado una decisión" sobre la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad de los Presupuestos de la Junta, ha reiterado que el proyecto que ha presentado el Ejecutivo andaluz es "como una prórroga" del Presupuesto de 2020, en la que "aparecen todas las concesiones que le hicieron a Vox" para que dicho partido respaldara su aprobación, "como si aquí no hubiera habido una pandemia" entre medias que provoca que Andalucía necesite "mucho más dinero en sanidad y educación", además de medidas de "apoyo a las empresas, sobre todo ayudas directas para que no cierren".

"Para dialogar tiene que haber voluntad en las dos partes", ha dicho Susana Díaz, que no ve "esa voluntad" en el Gobierno andaluz "porque quien tiene la sartén por el mango es la extrema derecha", con la que PP-A y Cs "van de la mano y no la quieren soltar", según ha finalizado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído