La residencia de La Granja, zona cero del covid en Jerez: 41 positivos tras meses de tranquilidad

El espacio público se encuentra medicalizado y por el momento ha sumado ya cinco fallecimientos

La residencia de La Granja, en una imagen de archivo.
La residencia de La Granja, en una imagen de archivo.

El brote de la residencia de ancianos de La Granja es ya uno de los más agresivos que ha vivido la ciudad de Jerez durante la crisis del coronavirus. La situación es muy alarmante. Porque la enfermedad ha hecho una mella muy fuerte apenas un par de semanas después de que se conocieran los primeros casos. Antes, fueron meses en los que se venció al virus, sin casos en la primera ola. Todo ha cambiado.

Este miércoles, en la última actualización de datos, la Junta ha revelado que suman ya 41 positivos de este brote directamente. De ellos, 32 son residentes y nueve trabajadores. En La Granja, dependiente de la propia administración autonómica, hay personas mayores muy vulnerables, aunque también personas que sin ser ancianos tienen una salud delicada.

Asimismo, los trabajadores llevan mucho tiempo denunciando las condiciones de precariedad en las que se encuentran, con una falta de personal acuciante que durante la crisis del coronavirus no ha hecho más que evidenciarla. Y más aún cuando son nueve los empleados que se encuentran con positivos. A ellos hay que sumar otros aislamientos, por lo que la situación es crítica. 

Desde esta semana, la residencia se encuentra medicalizada, como ya lo estuvo la residencia de La Marquesa, ubicada muy cerca. El personal que trabajó en la primera ola allí, los del centro de salud de La Milagrosa, se enfrentan ahora a la medicalización de ésta. Así, el plan de medicalización contempla la introducción de materiales terapéuticos y clínicos como son los respiradores, o la toma de tratamientos directamente en la residencia. Por un lado, descarga al Hospital de Jerez. Por otro, facilita que se les trate in situ, sin necesidad de traslado salvo situaciones más graves.

Con todo, por el momento se conocen ya cinco fallecimientos, aunque hay otros enfermos muy graves en las instalaciones. Hace tiempo que se cancelaron las visitas y los residentes viven confinados. Esto es una medida que evita que el virus siga entrando y, en realidad, que siga saliendo. Porque la realidad es que a día de hoy es la zona cero del coronavirus en Jerez. Una situación paralela a la ya conocida en La Marquesa en la primera ola. En aquella ocasión la medicalización se alargó hasta bien entrada la desescalada. Está por ver cuánto dura en esta ocasión, toda vez que hay residentes que no han dado positivo y, ojalá, nunca lleguen a contagiarse. Se están poniendo las medidas necesarias para que así sea. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído