Rebelión contra el Gobierno por la obligatoriedad de mascarillas en las playas: habrá marcha atrás

"Es necesario buscar una actuación de forma armonizada y contextualizada", ha explicado la ministra Darias, tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud

Mascarillas en la costa. Vigilantes de las playas en Cádiz, el pasado verano.
Mascarillas en la costa. Vigilantes de las playas en Cádiz, el pasado verano. MANU GARCÍA

Los gobiernos autonómicos de Baleares y Canarias han anunciado ya que en estos territorios se mantendrá la normativa que ya regía hasta ayer respecto a la obligatoriedad de las mascarillas y que, por tanto, no aplicarán la norma publicada por el Gobierno sobre su utilización en playas o lugares al aire libre en los que se pueda mantener la distancia social de 1,5 metros.

El Ejecutivo publicaba este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la ley de la llamada 'nueva normalidad' en la que se recogían, entre otras cuestiones, la obligatoriedad de llevar mascarilla en lugares al aire libre como las playas pese a mantener la distancia social. Sin embargo, hasta la Organización de Consumidores (OCU) ha censurado una medida que se entiende como "otro ataque más al turismo". 

La consejera de Salud en funciones de Cataluña, Alba Vergés, ha pedido al Gobierno que no se confunda a la ciudadanía con la normativa de las mascarillas. Ha tachado esta medida contemplada por el Proyecto de Ley de "incoherencia que nadie entiende".

Otro de los que ha criticado esta medida ha sido el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que cree que en espacios con las playas no debería ser necesario el uso de la mascarilla, porque —según ha dicho— "hay estudios que dicen que es un espacio seguro".

En todo caso, ante la avalancha de críticas, esta nueva normativa que endurece el uso de las mascarillas en espacios al aire libre, incluidas las playas o piscinas, podría matizarse en las próximas semanas. La reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se ha desarrollado en la mañana de este miércoles, con representación tanto de los responsables del Ministerio de Sanidad como de las comunidades autónomas, ha dejado claro que puede haber marcha atrás.

"Ha transcurrido mucho tiempo desde el desarrollo de la normativa y es necesario buscar una actuación de forma armonizada y contextualizada", ha explicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la reunión, según han recogido los periódicos de Vocento. "En la reunión se ha decidido crear una mesa técnica que analice los términos de la normativa y proponga aquellas excepciones que se consideren necesarias".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído