La explicación del 'positivo' de un test de antígenos con zumo: "Uno de embarazo también va a serlo y la naranja no está embarazada"

Expertos explican por qué se produce la reacción química en un test de autodiagnóstico cuando es rociado con zumo o con agua

Una persona echa zumo de naranja en un test de antígenos.
Una persona echa zumo de naranja en un test de antígenos.

Un nuevo bulo recorre las redes sociales. Que los test de antígenos no sirven para nada porque dan positivo echándole el zumo de naranja o agua. Pero, ¿por qué sucede eso? En realidad los vídeos que muestran esta reacción aportan un resultado inválido. "Alguien que no tiene ni idea y que se cree que está demostrando algo echando zumo a un test, no sé yo si se parará a leer un artículo, lo dudo", dice una química que da la explicación científica a este fenómeno.

"Antígenos y anticuerpos son proteínas y cambian de forma a nada que les hagas", señala Deborah García Bello, una química y divulgadora científica que constata que los antígenos y anticuerpos son sustancias muy sensibles a variaciones de temperatura o de pH. "Si echas un líquido como agua, coca cola, o zumo de naranja o limón, le estás alterando el pH, por lo que esas proteínas cambian de forma y pueden dar un positivo perfectamente", reseña en declaraciones a Nius.

La divulgadora dice que "en el bote con líquido que se suministra en el test al que llaman disolución, tampón o buffer, además de estar la proteína del virus que sirve para activar la línea de control, también se encuentra la sustancia para evitar que varíe el pH". El bioquímico y biólogo molecular, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, José Manuel Bautista, explica que el tampón es una sustancia que mantiene el pH y es "fundamental para que se mantenga la acidez y la reacción química controlada", porque cuando se unen el anticuerpo con el antígeno hay una reacción química que genera color, pero si se altera el pH con zumo de naranja, también se puede producir esa reacción química, dando un falso positivo.

"Estoy casi seguro de que si se hace lo mismo con un test de embarazo, si se echa zumo de naranja, también va a dar positivo y la naranja no está embarazada", señala Bautista a modo de ejemplo. El bioquímico anima a seguir las instrucciones de los test y mezclar bien la muestra recogida en las fosas nasales con el líquido que incluye. "Cuando tú haces un test de antígenos estás haciendo algo que en química se llama cromatografía", explica Deborah García, lo que es la misma técnica que se aplica también en otros test, como el de embarazo o VIH, y que se suele realizar como práctica en Química de 3º de la ESO. "¡Si la gente supiera la cantidad de ciencia que hay en ese trozo de papel...!", reseña.

Sobre el autor:

F. R.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído