Miedo en sanitarios de la Janda tras sufrir agresiones y amenazas: "Hay que endurecer las penas"

Dos episodios consecutivos en dos centros sanitarios de Barbate y Medina ponen en alerta a CSIF, que pide a la Administración que actúe urgentemente

Miedo en sanitarios de la Janda tras recibir agresiones y amenazas.
Miedo en sanitarios de la Janda tras recibir agresiones y amenazas. MANU GARCÍA

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz denuncia públicamente dos nuevos episodios violentos contra profesionales del Servicio Andaluz de Salud, ocurridos en dos municipios de la provincia entre el lunes y el martes. El primero, el lunes, cuando una auxiliar administrativo del centro de salud de Barbate recibió graves amenazas e insultos por parte de una usuaria a través de una llamada telefónica, disconforme con el tiempo de espera para que fuera atendida. Incluso, la usuaria acudió físicamente al centro de salud, continuando con las amenazas e insultos, avisando de que “se había quedado con su cara y que la esperaba en la calle”. Finalmente, la policía tuvo que intervenir para poner fin a este episodio violento. La agredida interpuso denuncia ante la Guardia Civil y ya está a la espera de un juicio rápido.

Y ayer, otra administrativa, en el centro de salud de Medina Sidonia, fue agredida físicamente por un usuario, que acababa de recibir un volante para conseguir una silla de ruedas. Según ha explicado la trabajadora agredida en su denuncia, el usuario rompió dicho volante nada más cogerlo y, sin mediar palabra alguna entre ambos, la empujó violentamente contra un armario. La profesional ha presentado ante la policía un parte de lesiones.

CSIF lamenta ambos episodios violentos ocurridos en estos días en la comarca de la Janda, y avisa de que “sigue saliendo demasiado barato agredir al personal que atiende en la Sanidad pública”. Por ello, desde el sindicato se reclama a la Administración sanitaria que ponga “cuantas medidas considere oportunas para acabar con esta lacra, sobre todo endureciendo las penas a los agresores”. CSIF insiste en que es del todo injusto que los profesionales, mientras trabajan y atienden a usuarios que necesitan atención sanitaria, sean tratados con desprecio, con actos violentos y, a menudo, con agresiones físicas”.

“La administración sigue sin tomar cartas en el asunto y los trabajadores del SAS nos transmiten que trabajan con miedo y se sienten indefensos ante este tipo de personas violentas”, alertan desde CSIF, que insiste en que cualquier ciudadano que no esté conforme con el trabajo de un profesional tiene a su disposición mecanismos formales para presentar sus quejas y reclamaciones. Hay que añadir que, precisamente mañana, CSIF ha convocado una concentración de repulsa en Algeciras por una agresión sufrida por un técnico de ambulancias en el Centro de Salud de El Saladillo, la pasada semana.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído