Vox en Cádiz, a punto de reventar: "Soy un enamorado del proyecto, pero esto es asqueroso"

La polémica generada por la filtración de un 'christmas' de la organización en Cádiz, donde se suprimía al Rey Baltasar, es la anécdota en medio del cisma creciente entre las bases y la élite del partido. Militantes de base se organizan contra el control del partido en la provincia por Rosety

El general retirado Rosety y Abascal en Jerez.
El general retirado Rosety y Abascal en Jerez. MANU GARCÍA

La felicitación navideña ha sido la anécdota, pero también puede haber sido la gota que ha colmado el vaso en Vox Cádiz. Hay quien sostiene dentro del partido que la filtración de un boceto de un christmas firmado por el presidente provincial de la formación política, Juan Carlos Sanz Martín, donde se suprimía el Rey Baltasar y se colocaba a tres Reyes Magos blancos es fruto del fuego amigo. Un resbalón que se hizo viral que bien pudo acabar en gestora. Una parte del partido, el departamento provincial de comunicación en manos de Ana Ros, culpó a la "izquierda de inventarse otra fake news"; otra parte del partido, el comité ejecutivo provincial, por boca del propio Sanz Martín, anunció en otra nota de prensa el mismo día la apertura de una investigación interna para "depurar responsabilidades". ¿Pero no se supone que el partido debería tener voz unívoca?

¿Cómo está digiriendo Vox el sobresaliente éxito electoral del pasado 10 de noviembre, cuando obtuvo 52 escaños tras las generales? Según parece, mal. "Soy un enamorado del proyecto, pero esto es asqueroso, aquí están haciendo una purga y se están cargando a cualquiera que alce la voz lo más mínimo sobre cosas que no comparta". Quien habla a lavozdelsur.es, que prefiere preservar el anonimato, es un miembro más del grupo de militantes de base de Vox en Cádiz que empieza a armarse, junto a otros compañeros y compañeras del partido en toda España, para frenar el "chorreo" de escándalos internos que la formación es incapaz de taponar. ¿O es que interesa tener gestoras en las provincias españolas, y dotar así de una estructura aún más piramidal que concentre todas las decisiones, todos los cargos, todos los puestos...?, se preguntan. ¿Vox está a punto de reventar? En Cádiz, al menos los ánimos están muy caldeados.

Alerta Digital publicaba hace unos días que críticos de toda España se reunificaban en torno al liderazgo de Javier Ortega Smith, capaz de "vertebrar un partido con sensibilidades diferentes y dotarlo de una estructura democrática", decían fuentes citadas por este medio digital. En días pasados, y concretamente en la provincia de Cádiz, se ha masticado la tensión, no disimulada, entre el comité ejecutivo provincial y la responsable de comunicación provincial, Ana Ros, sobre la que a nivel interno se está cargando la responsabilidad de que la noticia de la supresión de Baltasar en una felicitación navideña del partido en la provincia fuera trending topic.

Santiago Abascal, con César Ruiz, ex coordinador local de Vox en Jerez, Juan Carlos Sanz Martín, actual presidente provincial, y Agustín Rosety. FOTO: MANU GARCÍA

En un grupo de WhatsApp de periodistas de la provincia, Ros incluso llegó a reconocer que pudo ser ella misma quien por error lanzara lo que se suponía "un boceto". "No sé cómo se ha hecho público el boceto que se había descartado; es más, yo misma me he confundido en este grupo compartiéndolo. Y al darme cuenta la he eliminado (sic)", recoge la captura de la conversación en el referido grupo a la que ha tenido acceso este medio.

Pero esto es la hojarasca. El bosque es muy espeso y oscuro en el seno de una formación cuyas grietas empiezan a ser tan anchas como su éxito electoral reciente. En Vox, en la provincia, y en todo el territorio nacional, hay una lucha, entre poderes fácticos y no tan fácticos como Hazte Oír y una cierta élite, comandada por el matrimonio Espinosa de los Monteros-Monasterio, y el propio Abascal, que participa encantado de la fiesta. En cambio, apuntan estas fuentes consultadas por lavozdelsur.es, "las bases de afiliados del partido son tenidas en cuenta sólo y exclusivamente para pagar cuotas. Cualquier persona que tenga valía, o que ponga en cuestión ciertos preceptos, o que haga preguntas incómodas, va literalmente a la calle", comenta otra fuente que fue suspendida de militancia pero que conoce el partido hasta sus entrañas.

El 'lobby' de Hazte Oír, clave en la provincia

"Sólo confiamos en Javier Ortega-Smith por ser antichiringuitos, ya sean los externos, o los que nos atañen, los que se montan a nivel interno", agregan. En la provincia de Cádiz, confirman, "ese chiringuito es el formado por la familia de Agustín Rosety (número 1 por el Congreso, y ligado al obispo ultracatólico de Cádiz y uno de los prelados más cercanos a Vox, Rafael Zornoza), el matrimonio Carlos Zambrano (diputado por el Congreso tras el 10N)-Ángela Mulas (parlamentaria andaluza)". Estas mismas fuentes confirman lo que puede verse en la web de esta organización, el hijo de Rosety, Agustín Rosety Cózar, pertenece a la junta directiva de dicho lobby. "No forma parte de Vox en condición de afiliado, pero manda y mucho, debajo de la mesa. Es más, es la persona que, intuyen las bases, va a dar un golpe de mano para hacerse con la provincia, bien a mano de una gestora, o bien por las elecciones programadas a principios de 2020, mediante una candidatura".

Rosety Cózar, directivo de Hazte Oír, y ¿próximo presidente de Vox en Cádiz? FOTO: WEB DE HAZTE OÍR

Y el problema, añaden, "es que no confiamos en la transparencia de dicho proceso, porque Madrid forma parte de esta corrupción interna y organizativa. Los afiliados queremos urnas, queremos voto presencial. No queremos voto telemático, tener la impresión de un pucherazo. Aparte, los estatutos nos dan esa posibilidad. Queremos, insistimos, urnas". El patinazo de la felicitación navideña, por tanto, solo ha sido el principio de lo que viene. Como reconocía el propio presidente de Vox en Cádiz, para exculparse y borrar toda sospecha de xenofobia, recientemente reclamó en El Puerto, donde es concejal, que la persona que encarnara a Baltasar en la Cabalgata del próximo 5 de enero fuera un portuense negro. Y si Sanz Martín nunca dio orden de enviar ese christmas, ni nunca lo envió, ¿quién fue, por qué, para qué? ¿fue un simple error? ¿es un invento de la izquierda?

Según desgranan estas fuentes consultadas es Ros la persona de la máxima confianza de Rosety y la que "está encargada de encontrar afiliados afines a Rosety y Zambrano, personas que no gozan de la simpatía de la mayoría de la provincia". Si tuviéramos Democracia en Vox, ellos dos nunca hubieran sido nuestros representantes, lo saben y sólo una parte de Algeciras, con Antonio Gallardo al frente, y San Fernando, son feudos propicios. En las demás localidades, purga. Quieren meter una gestora, tienen muchísima ayuda en Madrid, y por lo tanto, nuestra verdad y todo lo que pasa aquí, se manipula al antojo de Rosety, Zambrano y Ana Ros", zanjan. En marzo o abril del año próximo se esperan elecciones internas a nivel provincial.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído