¿Truco o trato en la izquierda andaluza?

Teresa Rodríguez, dispuesta a recurrir ante el TC por su expulsión del grupo Adelante Andalucía, pide amparo a Pablo Iglesias, mientras IU y Anticapitalistas (desde la cuenta de AA) siguen a cuchilladas por los fondos económicos del grupo parlamentario

Teresa Rodríguez, entrevistada este jueves en 'Al rojo vivo', de La Sexta.
Teresa Rodríguez, entrevistada este jueves en 'Al rojo vivo', de La Sexta.

Mientras en las redes sociales (esa burbuja) Adelante Andalucía (bajo la tecla de Anticapitalistas) e Izquierda Unida Andalucía han seguido en la tarde de este jueves a cuchillada limpia más propia de una peli de terror en la noche de Halloween, Teresa Rodríguez ha tratado de enseñar la bandera blanca del entendimiento apelando a poco más o menos que Pablo Iglesias (desde Podemos) ponga orden ante el desconcierto generalizado. ¿Susto o muerte?, dicen los niños pidiendo caramelos en estas celebraciones importadas. ¿Truco o trato?, parecen repetir a las puertas de Tosantos (más andaluz) ambos contrincantes. El espectáculo lamentable que está representando desde este pasado miércoles la exhibición pública de la quiebra total de la confluencia de izquierdas en Andalucía tiene poco parangón. Y una cosa es que se viniera venir la fractura y otra, cómo se está escenificando.

Ante los micrófonos de La Sexta, la gaditana, ya diputada no adscrita, líder de Anticapitalistas y hasta el pasado miércoles presidenta del grupo de Adelante Andalucía, mostró un tono muy duro, especialmente con IU, pero posteriormente, en un vídeo, rebajó la tensión: "No tiene sentido que le proporcionemos a la derecha ninguna facilidad para llegar al Gobierno —aquí habría que recordar que a nivel andaluz ya hace casi dos años que llegó al Ejecutivo—", insistiendo en la necesidad "de volver a la mesa, llegar a un acuerdo político, dejarse de jugadas y dejarse de golpes de mano para volver a la política y a las necesidades cotidianas de la gente en Andalucía, que son muchas”.

De hecho, ha asegurado que ahora deberían estar hablando de cualquier otra cosa, "en unos momentos en los que Andalucía, como el resto de Europa y del mundo, estamos pasando una crisis sanitaria con consecuencias sociales inabarcables, inasumibles para la mayoría social de nuestra tierra, y no de asuntos internos”.

De baja materna, lo que también ha utilizado para censura y defenderse de esta “tropelía” que piensa recurrir hasta el Constitucional si es necesario, Rodríguez ha llegado a afirmar que “esta es una guerra que no hemos querido”, al tiempo que ha acusado a IU, especialmente al ala PCE de la organización, de maniobrar para quitarse de en medio a los "tránsfugas" anticapis. Por ello, espera de Iglesias una “explicación” para saber qué ha pasado "para que el acuerdo que alcanzamos —el famoso video del divorcio amistoso de febrero de este año— se rompa de forma unilateral porque le conviene al aparato del PCE de Andalucía”.

En la sobremesa de este jueves, Adelante creó un hilo de Twitter —escrito desde el grupo de Rodríguez, la única pata de la coalición con acceso a la cuenta— en el que se lee: “De todas las acusaciones y mentiras vertidas sobre Adelante Andalucía (que quién las lanza tendrá que demostrar) sólo vamos a gastar nuestro tiempo en desmentir una que es muy grave y no podemos ignorar: que los trabajadores de IU no cobran desde agosto”.

Con las capturas de las transferencias bancarias aireadas por la red social, añadía el hilo: “Lo primero, nadie de IU cobra del Parlamento (del grupo de Adelante). IU recibe dinero trimestralmente de lo que le llega a Adelante Andalucía y con ese dinero (se entiende) pagan sus nóminas y sus gastos. La asignación es trimestral. La última, hace dos semanas. Ese dinero les llegó igual que la anterior de junio. No tiene sentido además que digan desde agosto porque en agosto no se hace ningún ingreso desde el Parlamento”. Por todo ello, zanjaba, “si algún trabajador de IU no cobra no es por Adelante sino por su partido. Y si alguna persona que no cobra necesita ayuda para luchar por su salario y por sus derechos, Adelante siempre le ayudará como hace con todos los colectivos y plantillas de trabajadores que lo necesitan”.

A las pocas horas, la cuenta de IU Andalucía era la que replicaba: “En relación a lo publicado en la cuenta de Adelante Andalucía robada por Anticapitalistas sobre la cuestión económica publicamos lo siguiente”. Y se abría un nuevo hilo: “Que este hecho no tiene vinculación directa sobre la condición de tránsfugas de los 8 parlamentarios que abandonaron Podemos, si bien es un hecho más en una lista de vulneraciones de acuerdos que han llevado a una situación insostenible en el Grupo Parlamentario”. “Que Caja de Ingenieros —entidad donde está la cuenta— nos informa que el pasado 28 de agosto revocaron el acceso a la que en ese momento era la cuenta bancaria del grupo parlamentario a la persona designada por IU Andalucía para la administración de la misma. Que Teresa Rodríguez abre recientemente una nueva cuenta bancaria, sin apoderados de IU ni Podemos, a la cual solicita al Parlamento andaluz que transfiera la asignación parlamentaria. Es aquí donde se realiza el último ingreso completo del Parlamento”.

Por último, rematan el hilo afirmando que “la asignación correspondiente a IU en el cuarto trimestre es de 169.175 euros. El extracto bancario presentado es de 60.000 euros, siendo la única transferencia realizada y negándose a realizar el resto”. En el acuerdo alcanzado por IU y Podemos para conformar la coalición Adelante Andalucía —donde también se encuentran otras dos fuerzas como Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza (alineadas con Rodríguez y que este mismo jueves han hecho público su apoyo)— una parte de las asignaciones al grupo parlamentario se repartían al 50% y otra en una proporción del 65% para Podemos y 35% para IU.

Teresa Rodríguez, en cambio, sigue defendiendo que su proyecto político, ya desvinculado de Podemos, debe tener una parte de este pastel. Algo, insiste, que negoció con Iglesias, abandonando la pelea por el control político en la última asamblea andaluza de Podemos —donde Martina Velarde pasó a liderar el partido en la comunidad más poblada de España—, pero preservando la marca, los recursos y la posición estratégica que le brindaba el Parlamento a la marca Adelante Andalucía, que también registró. "IU Andalucía ha decidido utilizar a Podemos y a su dirección para quitarnos de en medio porque están preparando el terreno para un cogobierno con Susana Díaz, este asunto es la madre del cordero y el motivo central y político del conflicto en la izquierda andaluza", ha llegado a decir Rodríguez, olvidando que ya IU gobernó con Díaz en una jugada política de infausto recuerdo para la izquierda andaluza. El siguiente episodio de este serial, no obstante, está por ver e inquieta a seguidores de uno y otro lado. Eso, mientras las derechas se frotan las manos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído