¿Quién hará la oposición a Moreno? Una terna de 'espadistas', por el control del grupo socialista en el Parlamento

El entorno de Pedro Sánchez presiona con fuerza para que Susana Díaz deje ya la secretaría general, e incluso puede imponer una gestora en el PSOE-A. La clave: Espadas no puede sentarse aún en las Cinco Llagas

Ángeles Férriz y María Márquez, dos de las posibles para ser portavoz en el Parlamento.
Ángeles Férriz y María Márquez, dos de las posibles para ser portavoz en el Parlamento.

El Parlamento andaluz es, desde anoche, el lugar natural para Juan Espadas. Pero como ya le ocurriera a Pedro Sánchez antes de ser presidente, cuando no tenía acta de diputado hasta que saliera adelante la moción de censura frente a Rajoy, el aún alcalde de Sevilla deberá hacer oposición al Gobierno de la Junta sin la presencia física en los debates.

Hay varios elementos a tener en cuenta. Porque Susana Díaz, aunque quiere imponer sus tiempos y no marcharse del todo, dejó claro que no habrá bicefalia. Ferraz quiere que la expresidenta deje el poder efectivo en la secretaría general, aunque la sevillana quiere esperar a que se celebre el congreso socialista a final de año, un proceso interno al que no se presentará, algo que agradecen, especialmente, sus más allegados, porque no tendrán que seguir con un pulso que tendrían ya perdido, como ha explicado en varias ocasiones lavozdelsur.es.

Susana Díaz saldrá de la secretaría general antes o después, por dimisión o por relevo en favor de Espadas. Pero tiene otra dimensión de la que aún no se ha despejado la duda: la portavocía del grupo socialista en el Parlamento, la interlocución ante el Gobierno andaluz. Y es clave porque es el primer escaparate para hacer campaña frente a Juan Manuel Moreno Bonilla. Espadas necesita a una persona de su confianza que cumpla una doble función: coser el grupo para que todos vayan a una (como la importante labor en las comisiones, donde habrá que afinar los mensajes de oposición frente a cada consejero) y obtener un impulso electoral que hará falta.

Así, en un grupo parlamentario puramente susanista, hay algunos nombres que serán útiles a Juan Espadas, en mayor o menor medida. Dos mujeres tienen muchas papeletas para ser los estiletes ante la Junta.

La primera en la lista y gran favorita para hacer todas las interpelaciones al presidente y al vicepresidente, para ser la voz de Espadas en el Parlamento y suceder a Susana Díaz en la portavocía, ejerciendo el cargo que deja la derrotada en primarias. Se trata de la exalcaldesa de La Carolina, Ángeles Férriz, una mujer importante en las bambalinas de estas primarias. Una imagen poco antes de que Espadas anunciara que se presentaba a primarias dejó clara la jugada: estuvo en el encuentro del alcalde con Felipe Sicilia, diputado nacional por Jaén que sonó para ir al duelo contra Díaz. Nacida en 1978 y abogada de profesión, desembarcó en el Parlamento en 2015 tras su paso por Diputación de Jaén.

La otra posible es la parlamentaria María Márquez, nacida en 1990, psicóloga y también en las Cinco Llagas desde 2015. Miembro de una nueva generación, fue concejala en su San Juan del Puerto natal y dirigente de Juventudes, con importantes funciones de base en el trabajo legislativo, ponente en la Ley de Memoria Democrática o la Ley del Cine de Andalucía.

Ambas han sido fieles a Espadas en todo este proceso. Uno donde otro rostro parlamentario de los últimos años no ha sido especialmente activo: Mario Jiménez. Ya en 2020 trató de tejer una oposición a Susana Díaz, a quien había apoyado incondicionalmente durante años, siendo incluso partícipe de todos los movimientos internos para dar el salto frustrado a Madrid. Está bien relacionado y conoce el Parlamento, pero puede generar enemistades entre los nuevos llegados al poder, el desembarco de dirigentes socialistas nuevos.

La pregunta ya es cuándo. Cada minuto que pasa en la mañana de este lunes se van filtrando mayores mensajes procedentes de Ferraz y del entorno de Espadas para que Susana Díaz abandone ya la secretaría general. Pedro Sánchez tiene la potestad para imponer una gestora o de adelantar el congreso orgánico, que podría ser un proceso exprés mientras nadie presente candidatura más allá del alcalde de Sevilla. Una toma del poder, además, que desencadenará la salida de Espadas de la Alcaldía, como ya adelantó que haría cuando se centrara en la dirección andaluza si ganaba las primarias.

Sobre el autor:

13041406 10209539677272942 2430658523840188634 o

P. F. Q.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído