Primarias en Ciudadanos Andalucía: el canto de cisne de un partido que no aprovechó el Gobierno

La formación naranja se enfrenta esta próxima semana a un proceso que puede ser el último con cierta relevancia en la política nacional. Las elecciones internas, envueltas en polémica desde el minuto uno, apuntan a un mano a mano entre Juan Marín y Fran Carrillo, aunque hay otros ocho candidatos

Primarias en Ciudadanos Andalucía: Marín y Carrillo, en un acto reciente.
Primarias en Ciudadanos Andalucía: Marín y Carrillo, en un acto reciente.

Si algo ha podido quedar claro en Ciudadanos estos últimos años es que no es un partido con solvencia para sobrevivir más allá de liderazgos puntuales. Con Rivera creció y con Rivera se hundió. Después de eso, no ha sido capaz de volver a salir a flote pese a que ya había logrado tejer una red considerable en gobiernos regionales.

Andalucía será la prueba definitiva. Su existencia en Andalucía va ligada a la dirección de Juan Marín, que llevó a cabo el apoyo a Susana Díaz en la primera legislatura y, posteriormente, se convirtió en el vicepresidente de Moreno Bonilla. Ahora, hay un total de diez candidaturas, pero todo se encamina a un mano a mano entre el actual número dos de la Junta y Fran Carrillo, parlamentario crítico que añora el liderazgo de Albert Rivera y que, pese a no tener el respaldo del aparato, sí es todo un fenómeno mediático en redes. A pesar de ello, como denunciaba en lavozdelsur.es, la cuenta nacional de Ciudadanos no comparte una intervención suya desde hace dos años. Marín, además del apoyo de Arrimadas, también tiene el de consejeros como Imbroda o Velasco y de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquets.

Precisamente, Carrillo, en una entrevista reciente a este periódico, reconocía que el Partido Popular había aprovechado la presencia de Ciudadanos en el Gobierno de Andalucía mejor que el propio Ciudadanos. En ocasiones, se ha visto que el papel de Ciudadanos, lejos de la reivindicación de las políticas que había trasladado al Ejecutivo, se acotaba a ser el ‘poli’ malo con un mensaje agresivo hacia la oposición mientras los populares se adjudicaban cada uno de los pasos asociados al cambio.

La situación en la formación naranja no es sencilla, de hecho, raro sería que tras este proceso no hubiera una ‘puerta grande o enfermería’ con más papeletas para la enfermería viendo la tendencia de los últimos meses. Una victoria de Marín no cambiaría mucho las cosas, aunque otorgaría paz a Inés Arrimadas. La de Carrillo sería una incógnita. Es imposible saber si tiene capacidad suficiente para evitar el desplome que Ciudadanos viene sufriendo desde las últimas elecciones nacionales, eso sí, su perfil es mucho más atractivo para los votantes de derechas, lo que podría ser una oportunidad para, al menos, sobrevivir dentro del Parlamento andaluz.

Si la fuga de votantes ha ido quedando a la vista de todos en las elecciones generales y en las elecciones catalanas y, además, se intuye en cada una de las encuestas que se conoce, la marcha de militantes y cargos públicos no se ha quedado atrás. Pese a las reticencias de Marín de dar a conocer el censo del partido en Andalucía el pasado jueves en una entrevista en Canal Sur Radio, finalmente se ha sabido que Ciudadanos está compuesto en la comunidad por 2.589 afiliados.

La marcha de Fran Hervías al Partido Popular tras la dimisión de Rivera supuso un goteo constante de cargos y militantes de Ciudadanos que se pasaban a las filas populares. Hervías también fue uno de los nombres que se señaló como responsable de la filtración del audio de Marín en el que aseguraba que no convenía sacar adelante los presupuestos en año electoral. Hervías salió al paso y lo desmintió. La sospecha quedó en el aire.

Sobre los nombres de Marín y Carrillo en estos últimos meses ha estado la posibilidad de que cambiaran el naranja por el azul, e incluso, por el verde. Ellos lo han desmentido en numerosas ocasiones, aunque Carrillo manifestó de forma clara en una entrevista en El Confidencial que Marín había tenido apalabrada su llegada al PP y que, por algún motivo, se frenó. El ruido sobre Fran Carrillo llegó una vez fue apartado de una de las portavocías del grupo parlamentario. Él también ha negado que sus intenciones sean marcharse de Ciudadanos y aseguraba a lavozdelsur que había sido leal al partido y “seguiré siendo leal al partido y a las ideas”. En esa misma intervención, reclamaba una llamada de Arrimadas.

Polémicas en el proceso

Sin embargo, todo lo que rodea a las primarias no ayuda a confiar en una formación cuya una de sus banderas era la regeneración política. El proceso se ha visto salpicado por una serie de hechos como la convocatoria en festivo y en mitad de un puente, el plazo reducido para presentar las candidaturas, la ausencia de debate o, lo último que se conoció, la imposibilidad de Carrillo de ser candidato por sus deudas con el partido. A ello, Carrillo ha contestado con un comunicado tras depositar la cantidad reclamada ante notario. El dinero se podrá retirar si el partido acredita que la deuda es cierta, que el resto de candidatos están al corriente y que se valide la candidatura. Un pulso a la dirección.

No es algo con lo que el parlamentario cordobés no contara, en la entrevista a este medio ya declaraba sus dudas sobre un proceso con el que, ni siquiera, tenía la certeza de que se fuera a celebrar y que cuestionaba que, si se llevaban a cabo, fueran “transparentes, ecuánimes y neutras”. Lo ocurrido en las últimas horas refuerza su tesis y hiere, más si cabe, la credibilidad de un partido que ya estaba agonizando. A todo ello Marín restaba importancia a todo ello en su entrevista en Canal Sur.

Repercusiones en el Gobierno de coalición

Desde el Partido Popular tendrán que estar atentos. No sólo por lo que pueda afectar al Gobierno actual, sino también por sus consecuencias de cara a la posición de Ciudadanos en las próximas elecciones. Si Marín no gana, se dará el caso de que el líder de Ciudadanos dentro del Consejo de Gobierno no sea el líder de Ciudadanos fuera de él. De hecho, quien dirigiese el grupo sería un opositor manifiesto de Marín, algo que también afectaría al control que tiene el PP sobre Ciudadanos dentro de las reuniones en San Telmo.

Además, también afectaría a las próximas elecciones. El Partido Popular busca la mayoría absoluta, algo de lo que parece estar cerca pero que, a su vez, queda lejos porque difícilmente tiene capacidad para rascar más votantes de los que ya ha rascado. Arrimadas insistió esta semana en que hay que reeditar el pacto de Gobierno “como sea”. Esto dio a entender que se incluía una coalición electoral. El PP lo descarta, pero necesita a Ciudadanos para gobernar cómodamente porque la otra opción sería Olona. Y Olona ya ha dejado claro que no está dispuesta a dar facilidades.

De momento, los populares que componen el Gobierno han evitado pronunciarse sobre lo que significaría una derrota de Marín, algo que no podrán obviar en caso de que se produzca y que, aceleraría, más si cabe, la cita electoral.

Ultimátum a Carrillo

El Comité de Garantías de Ciudadanos (Cs) ha acordado conceder un nuevo plazo al coordinador provincial de Cs en Córdoba y diputado autonómico, Fran Carrillo, para poder convertirse en candidato a las elecciones primarias de este partido para la designación de su cabeza de cartel a las elecciones a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Según han trasladado fuentes de este partido a Europa Press, Carrillo tendrá de plazo hasta las 10.30 horas de este sábado para que haga un ingreso a un número de cuenta corriente de la cantidad de 4.000 euros en concepto del débito que le atribuye la organización de sus obligaciones como cargo público y tras rechazar el depósito que ha hecho Carrillo ante notario.

Las mismas fuentes señalan que este viernes se le ha notificado por medio de un correo electrónico la cantidad que adeuda el diputado autonómico, a quien se le reconoce el cumplimiento de los requisitos de la antigüedad exigida como militante y de estar al corriente de las cuotas de afiliado.

Además de Carrillo, la otra candidatura inadmitida provisionalmente, la de José Antonio Pérez Ávila, se ha convertido en el décimo candidato tras presentar su dimisión como responsable de redes de Málaga Norte, requisito para poder convertirse en elegible por los afiliados y que se califica como causa de incompatiblidad por inelegibilidad.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído