PP y Cs intentan presumir de unidad en Andalucía tras la ruptura en Castilla y León

Juan Marín ha insistido en acabar la legislatura, aunque el Gobierno no tenga apoyos parlamentarios pese a que, horas antes, Moreno Bonilla afirmase que sin mayoría “no hay gobierno que sobreviva”

Juan Marín y Moreno Bonilla, este martes en Consejo de Gobierno.
Juan Marín y Moreno Bonilla, este martes en Consejo de Gobierno.

Se ha convertido en algo habitual que, cuando hay tensión entre las direcciones nacionales de Partido Popular y Ciudadanos, en Andalucía salgan juntos Juan Marín —de Ciudadanos— y Elías Bendodo —del PP—, para realizar la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno. Ocurrió tras la ruptura en el Ayuntamiento de Granada y ocurrió tras la ruptura en Madrid. Este martes, tras el colapso del Gobierno de Castilla y León, se ha vuelto a repetir la escena.

La ruptura entre Fernández Mañueco (PP), presidente de Castilla y León, e Igea (Ciudadanos), vicepresidente, y el adelanto electoral ha vuelto a poner en foco de la política nacional a la coalición que forman Partido Popular y Ciudadanos en Andalucía como ya ocurriera tras la moción en la Región de Murcia y las elecciones en la Comunidad de Madrid. De momento, como ya hiciera en esos momentos, la Junta de Andalucía sigue pregonando que es un “oasis de estabilidad”.

Aunque la presencia de Marín es un mensaje por sí misma, Elías Bendodo lo ha verbalizado de forma tajante, “Pase lo que pase en otras comunidades autónomas, este Gobierno está más fuerte que nunca, apuesta por la reforma y va a seguir haciéndolo los próximos meses”. En este sentido, el portavoz ha señalado que los andaluces “no van a verse defraudados” por Partido Popular y Ciudadanos.

El líder de Ciudadanos, para reforzar el discurso, se ha referido al “ruido” que llega desde fuera del Gobierno, sin mencionar que ese ruido lo provocan tanto su formación como su socio de Gobierno con las disputas que vienen ocurriendo en los últimos meses en distintos puntos de la geografía española, sobre todo desde que Fran Hervías cambió de partido.

Sin embargo, Moreno Bonilla señalaba horas antes de la rueda de prensa, en una entrevista en Onda Cero, que en Andalucía no hay riesgo de un adelanto electoral, al razonado por desavenencias con Ciudadanos. El presidente de la Junta de Andalucía ha insistido en su “simpatía personal y política” con Juan Marín para alargar la legislatura al máximo, un hecho que, según Moreno Bonilla, es “clave” para que la coalición funcione y que no se daba en la relación entre Fernández Mañueco e Igea.

Génova no influye, según Bendodo

Bendodo ha querido dejar claro que nadie desde Génova —sede del Partido Popular en Madrid— ha llamado a Moreno Bonilla para influir en la decisión de adelantar elecciones. Según el portavoz, tampoco ha existido una acción así en Castilla y León. Ambas circunstancias también han sido descritas por Moreno Bonilla en su entrevista. Una planificación discursiva que deja claro que el PP andaluz quiere aislarse de los movimientos que pueda ejecutar la dirección nacional del partido y que ya han supuesto un desgaste electoral, según el último barómetro del Centro de Estudios Andaluces, donde los populares retroceden tras meses de ascenso.

Entre tanta unidad, se vislumbran ciertas grietas. Moreno Bonilla, aunque se mantiene en la intención de acabar, como mínimo, el primer periodo de sesiones, ha vuelto a confesar que sin mayoría “no hay gobierno que sobreviva” y que en esta situación no haría perder “ni un minuto a los andaluces”. Por su parte, Marín parece pensar diferente sobre la estrategia electoral. El líder de Ciudadanos, ratificado recientemente, ha dicho que “el bloqueo no necesariamente lleva al adelanto electoral”.

Las últimas encuestas dejan a Cs sin influencia en los mejores casos, sin representación en los peores. Marín busca alargar al máximo la legislatura para ganar tiempo, de hecho, fue el primero en hablar de una posible prórroga presupuestaria, y, de esta forma, conseguir ‘vender’ los logros de Ciudadanos en el Gobierno. Él se mantiene en que “los andaluces no quieren elecciones” y en que únicamente va a seguir “trabajando para que los andaluces puedan seguir viviendo mejor”.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído