Pamela Palenciano, la monologuista de Jaén que conciencia sobre el machismo y a la que acosa la extrema derecha

Lleva semanas siendo acosada por 'trolls' o 'youtubers' que expanden sus mensajes de odio y hostigamiento hacia millones de seguidores

Pamela Palenciano, tras una entrevista con lavozdelsur.es.
Pamela Palenciano, tras una entrevista con lavozdelsur.es. MANU GARCÍA

"Hacer humor de las mujeres, los maricones, los negros y los moros, es fácil, te ríes de los de abajo. Pero reírte de lo de arriba es muy complicado. El humor feminista habla de reírse de lo de arriba", contaba hace unos años Pamela Palenciano (Andújar, 1982) en una entrevista con lavozdelsur.es. Todo empezó cuando cursaba la licenciatura de Comunicación Audiovisual en Málaga. En una de sus asignaturas tuvo que realizar un proyecto fotográfico y el trabajo coincidió con una terapia de mujeres maltratadas. Cuenta que la terapeuta le aconsejó sacar toda la rabia que tenía a través del lado artístico. Y eso hizo.

"Empecé a contar mi historia en fotos. Puse a mis padres de modelos, y a unos colegas, que hacían de mí y de mi ex. Me sirvió un montón. Fue maravilloso, además, un proceso creativo brutal". Cuando Palencino tuvo que exponer, las fechas se alinearon y coincidió con el 25 de noviembre, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. "Estuve diez minutos intentando explicar las fotos y me puse a llorar".

Entre el público, una profesora le animó a que fuese a su instituto para contar su historia, esa misma historia, a los jóvenes. "La segunda vez que fui logré aguantar media hora", ríe. A partir de ahí hasta hoy han trasncurrido 16 años donde Palenciano se ha recorrido toda la geografía española interpretando su monólogo en unas 4.000 ocasiones.

Desde hace tres semanas, es acosada sin descanso por trolls y youtubers de extrema derecha. La llaman de todo. Un vídeo fuera de contexto difundido por la diputada de Vox Alicia Rubio, conocida por proponer enseñar “costura” a las niñas en los colegios o por hablar de “lesboterrorismo” y conspiraciones del colectivo LGTBI para reducir la población, asegura que lo que Palenciano enseña en los colegios es “basura” y la llamaba “indeseable” o “mamarracha”. 

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha emitido un comunicado en el que muestra su apoyo y solidaridad a la comunicadora Pamela Palenciano, cuyo compromiso contra el terrorismo machista se ha centrado en el monólogo No solo duelen los golpes. El monólogo de Palenciano muestra y demuestra los diferentes tipos de violencias hacia las mujeres que existen en nuestra sociedad, y cómo algunas actitudes y situaciones son totalmente asumidas y normalizadas en el sistema patriarcal que atraviesa nuestra sociedad.

CGT ha señalado que la campaña de odio, "llena de ataques machistas hacia la compañera Pamela Palenciano, es otra consecuencia más de la deriva que esta lacra social ha tenido en los últimos años, hasta el punto de haber sectores importantes que niegan esta realidad a pesar de los datos existentes de miles de asesinatos machistas en todo el mundo". En este sentido, el sindicato ha recordado que en nuestro país, desde que se contabilizan estas muertes, la cifra asciende a 1145 personas, y por ello es inadmisible que se banalice con esta situación y se fomenten este tipo de campañas misóginas contra quienes se enfrentan y combaten el terrorismo machista, como es el caso de Pamela.

CGT no solo muestra y brinda su apoyo a Pamela Palenciano, sino que también expresa, una vez más, "su total rechazo a estas actitudes y acciones fascistas y retrógradas, propias de tiempos muy oscuros en los que las mujeres prácticamente no tenían garantías de ningún tipo de poseer derechos y libertades fundamentales. Del mismo modo, manifiestan que no darán nunca la espalda a ninguna persona que sea sometida a ataques, acosos u hostigamientos por denunciar públicamente la violencia de género que se ejerce sobre las mujeres".

"El feminismo no está atacando a los hombres, ataca a los privilegios de los hombres". Una parte esencial en su monólogo es cuando, con 21 años, una psicóloga le dice a través del teléfono: “No solo duelen los golpes”. Esa fue la frase que desterró su ceguera e hizo que sus tormentos salieran a la luz. Fue así como Palenciano logró alzar la cabeza para poder contemplar desde lo alto su realidad, todo aquello por lo que había pasado. Ahora se siente "atacada, tiene miedo". Y esta vez por insultos y amenazas que salen de manos de incluso representantes públicos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído