"No podemos permitir que la derecha se sienta tan cómoda haciendo de Andalucía un negocio"

El alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez, sigue peleando contra los efectos de la pandemia en su pueblo, mientras batalla para frenar una medida que toca de lleno a su localidad: la derivación del SAS de 15 especialidades médicas a hospitales de Pascual

El alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA
El alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA

Jorge David Rodríguez Pérez (Trebujena, 1979) volvió a ganar hace uno año con mayoría absoluta (7 de 13 concejales) las elecciones municipales en su pueblo. Con el 70% de los miembros de su candidatura sin afiliación política, él es un referente de Izquierda Unida en la provincia de Cádiz, formación que ha gobernado 36 de los 40 años de democracia en la localidad de la Costa Noroeste gaditana. Un año después de revalidar la Alcaldía, Rodríguez, junto a su equipo, se ha enfrentado en primera línea a una situación inédita como ha sido la pandemia por el coronavirus que ha tenido especial incidencia en este pueblo de unos 7.000 habitantes debido al alto número de vecinos y vecinas que se dedica al servicio sanitario.

Con 27 positivos —al que habrá que sumar en los datos oficiales un caso más conocido este pasado lunes— y 2 fallecidos, el regidor trebujenero no ha terminado de superar la gran ola de la pandemia, y sus efectos colaterales en lo que a crisis social y económica se refiere, cuando tiene ante sí un nuevo frente de batalla. En plena pandemia, el SAS ordenó a los centros de Atención Primaria de 14 municipios gaditanos, entre ellos Trebujena, que derivasen hasta 15 especialidades médicas, algunas tan sensibles como las de obstetricia y ginecología, a tres hospitales privados que la empresa José Manuel Pascual tiene en la provincia.

Rodríguez, que ha mantenido que el virus no alterara "el guion de nuestro programa electoral", ha pasado por El Patio de lavozdelsur.es el mismo día en el que ha mantenido una reunión, junto a representantes de los ayuntamientos de Rota y Espera —otras dos localidades afectadas por esta medida—, con la delegada territorial de la Consejería de Salud, Isabel Paredes. Un encuentro en el que, al margen de recordar que con lo que ha ingresado estos años Pascual "podría haberse casi construido un hospital en cada pueblo", ha dejado claro que "se va a encontrar con un muro humano entre los trebujeneros hasta que busquen una alternativa a esta decisión". "La actuación de la Junta de Andalucía con respecto a este tema ha sido con nocturnidad, alevosía y no puede ser más inconsciente después de los momentos tan duros que se han estado atravesando", ha incidido.

En relación a este asunto, ha adelantado que "nos vamos a movilizarnos y posiblemente antes de final de junio iremos andando al Hospital de Jerez a darle un abrazo humano y enorme porque es el sentimiento mayoritario que tienen los trebujeneros con respecto a la sanidad, y espero que Isabel Paredes, que no cree en la sanidad pública y probablemente tendrá un seguro privado, esté allí ese día con el gerente y les explique a los trebujeneros por qué no pueden ir a su hospital. Si quita a 280.000 habitantes de los centros sanitarios públicos, cuando pase un año o dos tendrán motivos suficientes para recortar". Por no hablar, ha mantenido, de que Pascual "está facturando 20 y tantos millones de euros al año anuales por servicios que no presta al SAS y a los pacientes, gana dinero de todos los andaluces sin prestar servicio, y ese concierto hay que desconectarlo paulatinamente".

https://www.youtube.com/watch?v=Jerzk-3-0D4

En cuanto a su día a día durante los momentos más crudos de la pandemia, ha recordado que "ha sido una situación peculiar dentro de lo que se ha vivido porque hay miles de trebujeneros en toda España que se dedican al sector sanitario y eso ha hecho vivir estas circunstancias de manera muy intensa, y hemos vivido dos meses y medio con una situación muy angustiosa que jamás podíamos imaginar que íbamos a vivir", ha reconocido el alcalde, que ha sostenido que "hemos tenido que tomar decisiones sobre la marcha, urgentes, con las que hemos podido errar, pero en la medida de las posibilidades hemos intentado ayudar a nuestra población y, sobre todo, a la gente que ha estado en primera línea de fuego".

Sobre el papel que han jugado las administraciones locales, grandes, medianas y pequeñas en esta crisis, el munícipe ha recordado que "estar en el Ayuntamiento de un pueblo pequeño significa que el alcalde y el concejal lo son las 24 horas, ya estén en el Ayuntamiento, tomando café o con la familia. Somos 7.000 habitantes y todos somos conocidos, a qué nos dedicamos, y rara es la persona que al menos no es familia lejana, y eso te hace vivir las cosas de forma muy intensa y que la gente te vea como la administración que tiene que darle respuesta a las necesidades que se plantean. Nos han demandado soluciones a cuestiones que no son ni competencia ni para las que tenemos medios, pero los ciudadanos no se merecen un no por respuesta. Hemos desinfectado los colegios, hemos puesto mamparas para las matriculaciones, hemos dado EPI...  ¿Por qué? Porque la demanda y la necesidad inmediata, si la Junta no la atiende, hace que el ciudadano se vea desamparado. Los ayuntamientos nos hemos puesto al frente de muchas cosas".

El alcalde trebujenero, en su despacho de Alcaldía. FOTO: MANU GARCÍA

Esta crisis ha sacado también lo mejor de sus vecinos y, al margen de los 300-400 sanitarios que trabajan en el Hospital de Jerez, ha habido un grupo de voluntarios que ha llegado a fabricar 100.000 mascarillas con materiales homologados que "han llegado a toda España". No obstante, el pueblo ha visto el anuncio de la concesión del Premio Princesa de Asturias a la Concordia a los sanitarios con una mezcla de orgullo y reivindicación. "Es lógico que la gente de nuestro pueblo se sienta partícipe de ese detalle, pero también lo hace de una forma muy crítica, al igual que lo están haciendo muchísimos sanitarios de todo el país. Las personas que han puesto en peligro sus vidas para salvar otras sin los medios adecuados en sus puestos de trabajo, agradecen ese gesto, pero este momento también deber de servir para reclamar".

Y ha abundado: "Mejor dejar a un lado estos detalles y haber garantizado la seguridad de los trabajadores. Hablamos de la comunidad donde más personal sanitario se ha contagiado con menos incidencia de la pandemia, y eso denota que no se ha actuado con la celeridad y con los medios suficientes con los que se debería haber actuado. No es criticable el gesto, pero hay que aprovechar el homenaje para recordar que los sanitarios lo que quieren no son homenajes, sino reconocimiento en calidad de trabajo y en medios materiales y humanos, y sobre todo que no se privaticen 15 especialidades en 14 municipios como en la provincia de Cádiz".

Sobre un posible rebrote, Rodríguez ha manifestado que "nos preocupa muchísimo, no solo a mí como alcalde, sino a la cantidad de sanitarios que tenemos que nos hacen no perder tan pronto la memoria y saber que el virus está ahí, no hay vacuna, ni remedio eficaz e inmediato  Aunque la inmensa mayoría de la población está siendo muy respetuosa y está muy concienciada, no puede haber imprudencias aunque sean casos aislados. Llevamos veintitantos días sin contagios en la localidad, pero en las últimas semanas se han tenido que hacer casi 100 test por presuntos positivos, y el lunes pasado hubo un positivo nuevo. La gente tiene que saber que a día de hoy vuelve a haber un caso positivo en Trebujena, y esa es la realidad, por lo que en la medida en que seamos estrictos, menos probabilidades habrá de contagios nuevos, siempre teniendo en cuenta el alto porcentaje de sanitarios en nuestro pueblo".

Por último, ya en clave puramente política, también se ha referido a la situación de ruptura inminente que vive la confluencia de la izquierda andaluza con el proyecto Adelante Andalucía. "Me preocupa muchísimo, y al final hay que darle la razón a los ciudadanos cuando dicen que la izquierda siempre está dividida. Cuando podemos estar más cerca, nos fraccionamos, cada uno con su bandera y su color, y los ciudadanos de a pie no entienden tantas pequeñas parcelas o que se tomen decisiones por el simple hecho de reservar sillones o pequeñas parcelas de poder".

"En Andalucía —ha dicho— sería muy triste que el proyecto de Adelante, con diferentes colores políticos a imagen y semejanza de Unidas Podemos, que está tomando decisiones tan importantes para los trabajadores en plena pandemia, se diseminara en trozos. Hay muy pocas diferencias en lo que pensamos para que haya tantos compartimentos. Adelante Andalucía ha ayudado a que haya ministros de izquierdas pensando en la clase trabajadora, y eso no sería posible con reinos de taifas que no nos llevan a ningún sitio. Aunque tengo la esperanza de que se recapacite porque en Andalucía el PSOE ha perdido el rumbo, no hace oposición, y necesitamos un discurso fuerte de izquierdas. No podemos permitir que la derecha se sienta tan cómoda haciendo de Andalucía un negocio".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído