Mandos intermedios del servicio de basura en Cádiz cobran más que 'Kichi': "De 60 a 150.000 euros al año"

Parqué móvil del servicio de basura en Cádiz, en una imagen de la concesionaria.
Parqué móvil del servicio de basura en Cádiz, en una imagen de la concesionaria.

La sección de Construcción y Servicios de CCOO en Cádiz ha denunciado públicamente "lo que creemos una desproporción abismal entre los salarios que perciben una pequeña parte de los trabajadores del servicio de recogida de basuras en la capital gaditana, respecto a la casi totalidad del resto de la plantilla". En la actualidad, la empresa que presta los servicios es la UTE Sufi-Cointer, siendo la plantilla de unos 350 trabajadores aproximadamente. En concreto, en las condiciones actuales en la que se presta los servicios de recogida de basura en la capital gaditana, se recoge que el gasto correspondiente a coste de personal es de 11.385.674 euros del presupuesto.

De esta partida, denuncia CCOO, "790.000 euros corresponden a salarios de sólo 10 trabajadores (que ostentan cargos intermedios), salarios que oscilan entre los 60.000 y 150.000 euros anuales" —el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, cobra como diputado provincial por encima de los 60.000 euros brutos anuales, aunque dona en torno al 40% de su sueldo a causas sociales— "No consideramos ético ni viable que, a pesar de la desoladora situación de desempleo que castiga a nuestra ciudad, la empresa gratifique en concepto de incentivos a operarios con 80.000 euros anuales, a pesar de los 65.000 euros anuales brutos que ya cobran según las tablas salariales marcadas por el convenio. Cantidades sensiblemente superior a la que pueda percibir cualquier cargo público de nuestro país".

"Tampoco consideramos que estas desproporcionadas cantidades —abundan— se ajusten a la más que cuestionable imagen de limpieza que refleja la ciudad. Y es que con estos más de 130.000 euros anuales en concepto de gratificaciones se podría aumentar notoriamente el servicio, favoreciendo con ello la limpieza de la ciudad y, no menos importante, la empleabilidad de sus ciudadanos".

Desde este sindicato, "entendemos que una ciudad cuyo mayor problema es el paro y la precariedad laboral, es del todo inasumible e inmoral que los impuestos de los gaditanos y gaditanas vayan destinados a satisfacer esos desorbitados salarios". Las empresas, "como entes privados que son, pueden pagar los salarios que estimen convenientes, a lo cual no nos oponemos, pero éstos no deben salir de los impuestos de los ciudadanos y es por tanto responsabilidad del Ayuntamiento de Cádiz y de los restantes grupos políticos con presencia en el mismo, la búsqueda de una solución para que esto no sea así, máxime cuando el servicio está en periodo de licitación pública".

Además, cabe destacar que desde hace más de cuatro meses, antes de que saliera el pliego a licitación, ésta organización ha puesto de manifiesto en continuas ocasiones, mediante escritos formales y registrados en la Alcaldía, el interés en reunirse con el equipo de gobierno de la capital gaditana, atendiendo al principio normativo que rige la necesidad de tomar en cuenta la opinión del personal que desempeñan las labores de limpieza viaria para la elaboración del servicio que supone el mayor coste a la ciudadanía gaditana, "no recibiendo contestación alguna".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído