José Ortiz, hombre de Casado en Cádiz, tira de hemeroteca contra Mestre, Arenas y Bonilla

El exalcalde de Vejer llama a cumplir con el PP nacional, mientras muchos especulan con que podría destronar a la actual delegada de la Junta en Cádiz, de la corriente del presidente

Ana Mestre y José Ortiz, en un acto del PP de Cádiz.
Ana Mestre y José Ortiz, en un acto del PP de Cádiz.

El exalcalde de Vejer y actual diputado en el Congreso por el PP, José Ortiz, ha lanzado un mensaje en redes que tiene como destinatarios los defensores del sector de Juan Manuel Moreno Bonilla en las actuales primarias populares por el control de las provincias. Tirando de hemeroteca, no se ha cortado un pelo. Para entender esta batalla, hay que viajar al pasado, especialmente al tratarse el PP de un partido que evita las confrontaciones públicas. No ha necesitado Ortiz hacerlo en alguna entrevista, sino que, de forma calculada, controlando al 100% lo que quería decir, sin improvisar, ha lanzado un mensaje en redes.

"Recuerdo las palabras que decía quien por entonces era Secretario General del PP, Javier Arenas ante cualquier discrepancia interna “Génova y la dirección nacional nunca puede perder, y solo así gana el partido en todos los sentidos”, ha señalado en un tuit. Y son sus redes las que revelan que el diputado está haciendo campaña por el sector de Pablo Casado en la provincia de Cádiz, que aún no tiene candidato, para enfrentarse a Ana Mestre, actual delegada del Gobierno andaluz en la provincia. Pero, ¿qué significa este mensaje?

Ortiz fue el primer gran valedor de Pablo Casado en las primarias en las que, contra pronóstico, batió primero a su rival en el sector conservador, María Dolores de Cospedal, y a la moderada y marianista Soraya Sáenz de Santamaría. Entonces, el alcalde de Vejer fue la única gran figura del partido que se mostraba partidario de Casado, por entonces un joven cercano a Aznar que destacaba principalmente por su capacidad comunicativa en tertulias políticas, pues no había llegado a ser ministro de Rajoy, frente a la experiencia de Santamaría y de Cospedal.

Aquella apuesta salió bien. Y lo hizo a pesar de que Moreno Bonilla -por entonces candidato a la Junta, pero con opciones poco claras de conseguir el vuelco electoral que acabaría logrando meses después- era un convencido sorayista. El PP andaluz continuaba así la experiencia moderada, que supuso, por ejemplo, que la posibilidad de dar al entonces alcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido en Andalucía quedara en un parche, un periodo de interregno desde la derrota de Arenas a principios de la década y la llegada de Bonilla, bendecido entonces por el PP nacional. Zoido acabaría de ministro, una responsabilidad que le haría perder fuerza en Andalucía. De hecho, vivió las elecciones andaluzas en Madrid, cuentan que a la espera de una derrota de Moreno que le permitiera hacerse con el control del PP andaluz, en el asalto a la dirección autonómica.

Después de la victoria interna de Casado, llegó aquel inesperado triunfo para la Junta, lo que abrió un tiempo de dudas entre los casadistas de mi primera hornada y los llegados del sector de Cospedal. Ahora, se ha abierto el proceso provincial y el objetivo de Génova es comenzar a tomar el control de provincias clave. La batalla en Sevilla está siendo la más dura, con acusaciones de irregularidades por parte de Juan Ávila, candidato de Bonilla frente a la casadista Virginia Pérez. Málaga, feudo popular histórico y probablemente la provincia que mejor ha sostenido al partido en las últimas décadas, ha caído para Bonilla, malagueño, como Bendodo, vicepresidente que revalida el cargo.

Esto abre la otra parte de la batalla. Legalmente, según los estatutos del PP, quienes ostenten responsabilidades autonómicas y nacionales no pueden acceder a dirigir el partido provincial. Con Bendodo ha habido una excepción permitida por Génova, pero Madrid no quiere permitirla para el resto de provincias. Por eso Bonilla para Sevilla ha lanzado a un alcalde como Juan Ávila, de Carmona. En Cádiz, todo apunta a que Mestre se volverá a presentar en contra de lo que dicta el estatuto interno. En eso entra Ortiz. Porque como diputado nacional no podría concurrir, y ha dicho que no quiere dejar el Congreso. La puerta se abre para Germán Beardo, alcalde de El Puerto, toda vez que el PP en Diputación no cuenta con figuras de renombre: está Loaiza como estaba -ya no- el defenestrado orgánicamente Antonio Saldaña tras su incidente con el coche, que a día de hoy apunta a luchar por mantener su plaza como alcaldable en Jerez y nada más -sufrió las consecuencias de apoyar a Cospedal y tanto casadistas como juanmistas trataron de echarle en su día-.

Repasado todo eso, el mensaje de Ortiz recuerda a los defensores de Moreno, a la figura que le representa en Cádiz, Ana Mestre, y al propio Javier Arenas. Un usuario anónimo daba cuenta en una respuesta al mensaje: "El PP de Cádiz te necesita. No se puede permitir que la rubia sin estudios ni trabajo conocido desde las juventudes siga destrozando las siglas. Da el paso, eres muy válido", decía en referencia a Mestre. Da cuenta del nivel de tensión que va a vivir Cádiz, quién sabe si al mismo nivel que Sevilla, cuando se acerque la fecha del congreso.

Loles López: "Apostamos por la unidad"

La secretaria general del PP-A, Loles López, ha dejado clara este martes "la apuesta" de la formación "por la unidad siempre", aspecto que "va a seguir manteniendo" ante la celebración de los congresos provinciales. "Nosotros estamos en la unidad y no en otras cosas", ha señalado la dirigente popular. Así lo ha puesto de manifiesto López a preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que la dirección nacional proponga que las precandidaturas a presidir el PP sevillano de Juan Ávila y Virginia Pérez pudieran converger en una.

Ante esto, López, que no ha abundado más en la cuestión, ha recordado que en el PP "siempre, siempre, siempre" se ha apostado por la unidad, incidiendo en esta postura. De otro lado, cuestionada por el hecho de que el que fuera presidente del PP andaluz Javier Arenas sea senador del PP por designación andaluza, López ha respondido que en el PP andaluz están inmersos en "salvar vidas" debido a la complicada situación derivada de la pandemia que es, a su juicio, lo que realmente preocupa a la ciudadanía.

Finalmente, respecto a la propuesta del recién reelegido presidente provincial del PP de Málaga, Elías Bendodo, para que la actual número dos, Patricia Navarro, pueda continuar como secretaria general y también en su cargo de delegada del Gobierno andaluz en la provincia, algo que, en principio, rechaza la dirección nacional, López ha ensalzado la labor de Navarro como secretaria general del PP malagueño ya que ejerce el cargo "maravillosamente bien". Así, ha remarcado que se solicitará al partido a nivel nacional una dispensa para que Navarro continúe.

Sobre el autor:

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído