Concentración masiva en el barrio de Salamanca de Madrid sin que la Policía intervenga

EX7RKAlXgAEz5JQ
EX7RKAlXgAEz5JQ

Decenas de personas se han congregado este pasado miércoles en la zona de Núñez de Balboa de Madrid, sin guardar la distancia social exigida, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por su gestión de la crisis sobre la pandemia del coronavirus al grito de "libertad" y con una sonora cacerolada. Esta protesta colectiva, según los vecinos del barrio de Salamanca, surgió después de que el domingo un grupo de jóvenes se concentrara frente a una vivienda que tenía la música a todo volumen, un incidente que derivó en que 12 personas fueran identificadas y sancionadas por incumplir el real decreto de estado de alarma.

A raíz de esto, durante tres días consecutivos han sido decenas las personas que se han congregado en esta zona ubicada en pleno barrio de Salamanca para protestar contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez a pesar de que la declaración del estado de alarma prohíbe la aglomeración de personas. Este miércoles, decenas las personas que han invadido la calzada de la calle, entre las calles Ramón de la Cruz y Ayala, ataviados con banderas de España, algunas de ellas preconsitucionales, y haciendo sonar cacerolas para pedir la dimisión de Sánchez al grito de "libertad".

Desde las 20.30 horas, los congregados han golpeado todo tipo de instrumentos de cocina y han hecho ruido golpeando señales de tráfico y contenedores de basura, mientras desde los balcones sonaba a gran volumen el himno de España. A pesar de que la afluencia de personas impedía guardar la distancia social recomendada para evitar el contagio por el virus SARS-Cov-2, muchos de los congregados no llevaban mascarillas o las portaban de manera incorrecta. Cuando la protesta llegaba a su fin se ha podido ver en la zona cierta presencia policial, muy minoritaria, aunque no ha llegado a producirse una intervención.

Concentración en Sevilla

La Policía Nacional ha disuelto una concentración estática de unas 14 personas en la Plaza Nueva de Sevilla capital, al carecer estas personas de autorización para celebrar dicha concentración e incumplir la misma las restricciones del estado de alarma decretado para combatir la pandemia de coronavirus Covid-19.

Después de que el pasado lunes Sevilla accediese a la fase uno del plan estatal de levantamiento gradual de las mencionadas restricciones del estado de alarma, con más flexibilidad para las salidas a la vía pública y las actividades económicas, estas personas celebraban este pasado martes por la tarde una concentración "estática" en la Plaza Nueva, enarbolando banderas de España con crespones negros.

https://twitter.com/MACBEscritor/status/1260674515895533568

Los agentes, según han informado a Europa Press fuentes policiales, informaron a estas personas de que al carecer de autorización para celebrar dicha concentración y merced a las limitaciones del estado de alarma implantado contra la pandemia, debían disolverse, criticando algunos de ellos que se les "prohibiese" enarbolar la bandera española.

https://twitter.com/pablom_m/status/1260700412593811459

"Se prohíbe la bandera de España. Esto es una dictadura", clamaba uno de ellos, mientras los agentes les informaban de que el motivo de la disolución de la concentración era que no mediaba autorización para ella. Todas estas personas acataron lo dispuesto por los policías. Sólo una de ellas, según la Policía Nacional, se habría resistido a deponer su actitud, siéndole tomada la filiación hasta que finalmente accedió a acatar las órdenes de los agentes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído