“Con los míos” pero sin el presidente: el escaño vacío de Moreno se lleva los focos del Pleno sobre sanidad

La oposición acorrala al Gobierno sin la presencia del presidente de la Junta, ausente por un acto electoral en Castilla y León

Moreno Bonilla, el gran ausente del debate sobre la sanidad pública andaluza, este viernes.
Moreno Bonilla, el gran ausente del debate sobre la sanidad pública andaluza, este viernes.

Salía Jesús Aguirre, consejero de Salud, entre la ovación de su grupo. Ya desde la tribuna del Parlamento de Andalucía él respondía, “al cielo que estoy con los míos”. El Pleno Extraordinario prometía mucho y apenas habían pasado un minuto desde que la presidenta de la Cámara, Marta Bosquets, diera la orden de comenzar el debate. “Señorías, por favor”.

Entre “los míos” no estaba el más importante, el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno. El presidente ya tenía su agenda lista cuando PSOE, Unidas Podemos y Vox votaron a favor del Pleno Extraordinario. Y a una campaña electoral en Castilla y León no se va todos los días. El escaño estaba vacío y eso le otorgó más importancia si cabe.

El que sí ha estado, aunque sin escaño y desde la tribuna del público, ha sido Juan Espadas, candidato del PSOE a la Junta. Desde sus filas lo agradecieron, ¡gracias, Juan! Exclamaba la portavoz, Ángeles Férriz, en su turno de intervención. Momento de Oscars, aunque había que aprovechar la ausencia del líder del PP, “gracias por estar aquí, donde deben estar los presidentes”.

Como bien recordaban los partidos del Gobierno, el consejero ya había dado explicaciones la semana pasada en la Comisión de Salud. Aguirre repetía que iba a “hablar de lo mismo”, pero han sido dos horas muy distintas. La situación sanitaria estaba presente y ha servido de hilo conductor en las intervenciones, pero en el fondo se estaba hablando de las legislaturas. La pasada, la presente y la futura. El consejero de Salud lo inauguraba al acusar a Vox y PSOE de unir fuerzas para la precampaña.

Vox ha relevado a su portavoz de Salud para darle paso al líder. Manuel Gavira ha sido duro, no se puede negar. Y ha dejado clara su posición en lo que queda de legislatura. En su partido no van a ser “cómplices” de “políticas socialistas”. Antes, ya había intentado demostrar la fortaleza de su partido, “usted está aquí porque Vox quiere”, sentenciaba con una frase que también ejemplificaba el poder que ha tenido la extrema derecha durante los tres años de la coalición de PP y Cs.

Menos vehemente era Inmaculada Nieto, aunque igual de clara. La portavoz de Unidas Podemos en ocasiones se convertía para Jesús Aguirre y Beatriz Jurado – portavoz del PP en materia de salud –, en la portavoz de Adelante Andalucía. Parece que ni en el Parlamento lo tienen claro. Eso no ha impedido a Nieto volver a demostrar que es una oradora sólida y con un mensaje claro. Sin dejar pasar la oportunidad de recordar que Moreno Bonilla estaba en Castilla y León, la representante de Unidas Podemos ha ofrecido sus votos “para contratar a más personal sanitario”.

Unos minutos más tarde, Ángeles Férriz tenía tiempo para todo. Desde la efusividad en el saludo al líder de su partido a acusar a Moreno Bonilla de elegir a “Casado y al PP antes que a los andaluces”, pasando por un repaso de la situación en los centros de salud y el incremento de los seguros privados.

También hubo tiempo para un lapsus del que la jienense salió como pudo ante las burlas de la oposición. “Ayer se constituyó la mía”, expresaba en referencia a la organización de los alcaldes de su provincia, Jaén, la mayoría del PSOE. “La siento como propia”, corrigió como pudo. Seguramente el único pero de una intervención enfocada a mostrar las diferencias entre la presencia de Juan Espadas y la ausencia de Moreno, “cuando un político responde dejando la silla vacía es que no le importa la gente a la que representa”.

En el turno previo, Beatriz Jurado, la representante popular, sacaba los ERE a la palestra, “era dinero para sanidad”. En el cierre, Jesús Aguirre lo complementaba con el Falcón, “Moreno Bonilla no se ha ido en Falcón”, añadía tras señalar que Pedro Sánchez no acompañaba a la ministra de Sanidad en sus comparecencias. También es cierto que no hay Falcón para un presidente autonómico.

No tuvo desperdicio la intervención final del consejero. Apeló a “Voch”, citó al Papa Francisco, llamó al PSOE “vendedores de humo” y “encantadores de serpiente”, acusó a los socialistas de dejar la sanidad como “una corona de hojalata y oxidada” y pidió a los alcaldes de las plataformas esperar al fin de la sexta ola, “cuando pase, ya hablamos”, como al amigo que ves por compromiso pero con el que tampoco te apetece echar más tiempo. Una pena que el presidente de la Junta se lo haya perdido.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído