La Junta no quiere confinar Granada hasta finales de julio, pero el Gobierno central puede adelantarse

Bendodo indica que quieren esperar al segundo informe de autoevaluación para tomar decisiones, pero Fernando Simón ya avisó a las comunidades de que actuarían desde Sanidad llegado el momento

La reunión del Gobierno de la Junta este martes. FOTO: Junta Informa
La reunión del Gobierno de la Junta este martes. FOTO: Junta Informa

El vicepresidente de la Junta, Elías Bendodo, deslizó este martes en rueda de prensa que no quiere confinar Granada antes de finales de julio. Lo hizo refiriéndose a las conclusiones del primer informe de autoevaluación del coronavirus en Andalucía, una serie de documentos sobre la incidencia de la enfermedad en la comunidad como parte del proceso de la nueva normalidad, cuando el Ministerio de Sanidad ha perdido en parte el carácter protagónico de la gestión.

Todo ello, porque el Gobierno central acabó muy desgastado tras un duro confinamiento que recibió críticas de la opisición y de las comunidades más conservadoras. De esta forma, políticamente se accedió a que fueran organismos como la Junta los que tomaran decisiones sobre salud pública. Entre esas potestades, se ha animado desde Madrid a poner en marcha confinamientos selectivos, que el fin de semana se aplicaron en Cataluña y Galicia, volviendo a una especie de fase de desescalada que, en la práctica, tiene por objeto cerrar los territorios más afectados e impedir contagios hacia otras localidades.

La provincia de Granada es la que más preocupa ahora mismo. Es cierto que hay brotes en Algeciras o Málaga, pero las características de estos, poblaciones reducidas en edificios, permite controlar los contagios, con personas que ni salen ni entran de los edificios más allá de lo estrictamente necesario. Los del Área Metropolitana de Granada no son así. El caso más duro se ha dado en un entierro de una joven en Belicena, cuyo funeral se produjo en Santa Fe. Van más de 300 pruebas realizadas y los reusltados se irán conociendo, pero se da por hecho que la red de contactos ha podido provocar un número muy grande. El propio alcalde de la localidad ha explicado que fue una gran consternación ese fallecimiento, y que era "imposible no darse abrazos".

Ahora, la Junta ha indicado que quiere tomar decisiones en base a las conclusiones del segundo informe de autoevaluación, que se presentará a finales de julio. Y dejó el cierre en un "por ahora, no", que es lo mismo que decir que cuando sea necesario, sí. El plan es aguantar la primera parte del verano turístico sin generar sobresaltos, pues el daño a la marca Andalucía puede tener consecuencias económicas. Si se confina, los medios nacionales darán más conocimiento de la situación en un año en el que la apuesta pasa indudablemente por mantener el turismo nacional. Esa es una de las consecuencias de confinar, pero es difícil vislumbrar y presuponer que sea eso lo que está detrás de aguantar o no para confinar el Área Metropolitana de Granada.

Asimismo, hay que tener en cuenta que Fernando Simón, responsable técnico de la crisis sanitaria y la persona sobre la que pasan las grandes decisiones que atañen a la gestión del coronavirus, ya avisó que le pareció que Cataluña, que confinó una comarca en Lleida el sábado por la mañana, había actuado tarde. Y mandó un aviso a navegantes, entre cuyos receptores estaba la Junta de Andalucía. Si las comunidades cometen una dejación de funciones, nada impide al Gobierno central decidir por su propia cuenta ese cierre, que puede ser o bien localizado o de áreas mayores para ejercer una mayor prevención. Sería un golpe para Andalucía el cierre de una provincia completa, o limitaciones a la movilidad dentro del área confinada.

Caben tres opciones para Granada a medio plazo: que confine la Junta, que confine el Gobierno o que no sea necesario actuar por la mera responsabilidad social y la detección rápida de casos. La tercera es la deseada. Pero el pulso que supone el covid hace más que posible en un país que se encerró tres meses viva la primera o la segunda opción.

Sobre el autor:

13041406_10209539677272942_2430658523840188634_o

Pablo Fdez. Quintanilla

Licenciado en Periodismo y Máster en Comunicación Institucional y Política por la Universidad de Sevilla. Comencé mi trayectoria periodística en cabeceras de Grupo Joly y he trabajado como responsable de contenidos y redes sociales en un departamento de marketing antes de volver a la prensa digital en lavozdelsur.es.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído