La Junta activa un plan anti-rebrotes para proteger a 2,5 millones de mayores y dependientes de Andalucía

El Gobierno andaluz anuncia el Plan Andaluz de Vigilancia y Prevención de Rebrotes, una estrategia asesorada por expertos que se seguirá en la comunidad durante los próximos meses frente al Covid-19

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, en una imagen reciente.
El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, en una imagen reciente.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha anunciado el Plan Andaluz de Vigilancia y Prevención de Rebrotes, una estrategia asesorada por expertos que se seguirá en la comunidad autónoma durante los próximos meses frente al Covid-19 y que será aprobado en el Consejo de Gobierno del próximo martes. Este plan permitirá proteger a la población frente al virus y facilitar la actividad económica y social de forma segura respondiendo a los principios de la anticipación, trabajo en equipo, responsabilidad y rigor.

Durante su declaración tras mantener una reunión por vía telemática con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con el resto de presidentes autonómicos, ha explicado que este plan consistirá en una gran red de vigilancia que estará alerta ante la aparición de cualquier atisbo de rebrote o circunstancia anómala y que sus claves serán entre otras el diagnóstico temprano de casos, el seguimiento clínico de los pacientes infectados, la cuarentena y el aislamiento cuando sea necesario, el estudio del comportamiento de la enfermedad y una total transparencia.

Además, Moreno, que ha señalado que este plan tendrá muy en cuenta a las personas más vulnerables, ha anunciado que la Junta de Andalucía va a poner a disposición de este colectivo en las farmacias de nuestra comunidad autónoma un total de siete millones y medio de mascarillas quirúrgicas, totalmente gratis, y que se podrán obtener con la sola presentación de su tarjeta sanitaria.

"Una medida dirigida a nuestros mayores, pensionistas y personas dependientes, dos millones y medio de andaluces, que necesitan una mirada especial de sensibilidad y de humanidad por parte de su Gobierno", ha agregado. En este punto, ha incidido en que la acción del Gobierno andaluz es la de aportar todas las garantías posibles, todos los medios disponibles y todo el trabajo para reducir el riesgo de contagio tanto como sea posible.

El presidente andaluz ha apelado a la responsabilidad de todos los andaluces ahora que todas las provincias van a pasar a la fase 3, una responsabilidad que, según ha asegurado, "también deben tener todos los gobernantes", ante lo que ha indicado que "el fin de las restricciones tiene que llegar sin dejar cabos sueltos y sin decisiones temerarias, con todos los datos y con todo el respaldo de los científicos y los expertos". "Algo tan básico y tan elemental como la planificación exige información, claridad, certezas".

Al respecto, ha subrayado que espera que el próximo martes podamos conocer, tras el Consejo de Ministros, en qué términos exactos se producirá esa convivencia entre el mando único, que sigue existiendo al mantenerse el estado de alarma, y la recuperación de las competencias por parte de las comunidades autónomas, al mismo tiempo que ha defendido que es necesario que vayamos despejando incertidumbres y que lo hagamos con la anticipación necesaria.

"En Andalucía estamos logrando resultados en esa lucha como demuestran nuestros datos sanitarios y como evidencian las adecuadas medidas tomadas por la Junta desde la anticipación para hacer frente a la pandemia. Estamos preparados para tomar las riendas", ha apostillado. Moreno ha aseverado que el Gobierno andaluz prioriza la salud por encima de todo y que trabajará para conseguir la reactivación socioeconómica de nuestra tierra y que el motor vuelva a ponerse en marcha de nuevo lo antes posible.

En otro orden de cosas, ha afirmado que otra de las cuestiones que le ha trasladado al presidente del Gobierno es la necesidad de plantear soluciones para los inmigrantes que llegan a Andalucía y para las personas temporeras procedentes de Marruecos, que al término de su trabajo quieren volver a su casa y no pueden. De este modo, ha insistido en que es imprescindible planificar hasta el último detalle de la aplazada Operación Paso del Estrecho, que este año tendrá características necesariamente excepcionales, y en la que Andalucía vuelve a convertirse en corredor entre Europa y África en un momento especialmente delicado.

"Algeciras y Tarifa serán el destino de más de tres millones de ciudadanos magrebíes a los que se suma todos los que esperan en Andalucía para regresar a su país. Aún no sabemos cuándo ni cómo abrirá sus puertas Marruecos a toda esta población, ni tampoco qué protocolos sanitarios se seguirán. Ahí el Gobierno de España tiene un papel fundamental que desempeñar".

De esta forma, ha resaltado que el Gobierno andaluz trabaja sin descanso para que los ciudadanos tengan unos gobernantes a su altura y a la de sus necesidades inaplazables, al mismo tiempo que ha incidido en que ahora que las comunidades recuperan competencias es más importante que nunca que exista coordinación entre todos. Es en este momento, cuando le ha expresado su apoyo al ministro de Agricultura, Luis Planas, en las reivindicaciones que el Gobierno está manteniendo en la negociación de la PAC y ha puntualizado que el Ejecutivo andaluz va a estar siempre al lado de éste cuando se reivindique lo que es justo para la comunidad andaluza.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído