Puri, el mérito de aprobar la EvAU con 47 años: "Pon que soy gitana, para mí es un orgullo"

Purificación Fernández, residente en Jerez, cuenta cómo ha superado la prueba, que volverá a hacer para subir nota. Ahora duda entre estudiar el grado en Educación Primaria o un doble grado

Puri, con su hija, tras aprobar la EvAU.
Puri, con su hija, tras aprobar la EvAU. MANU GARCÍA
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición World Travel Market.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

“Estoy estudiando”, se puede leer en el estado de WhatsApp de Purificación Fernández Santiago, Puri para los amigos. Realmente, lo lleva haciendo, a periodos intermitentes, desde hace muchos años. A sus 47, acaba de aprobar la EvAU (Evaluación para el Acceso a la Universidad), la antigua selectividad, pero no se quiere quedar ahí. Primero se presentará a la siguiente convocatoria para subir nota y luego quiere empezar una carrera.

“Tengo que mejorar la nota, no puede ser”, dice Puri, quien ha sacado un 6 de media, por lo que forma parte del 96,02% de alumnado de la provincia que ha superado la prueba —un ranking que encabeza la olvereña Raquel Rodríguez—. Pero no se conforma. Lo que más le ha dolido ha sido el 4 en Lengua Castellana y Literatura. “Mi profesora está indignada”, comenta cuando atiende a lavozdelsur.es. “Como sé que soy buena en Lengua no me importa. No voy a perder tiempo en reclamar, me presentaré para subir nota y ya está. Ahora sé de qué va el examen, se me ha quitado el miedo”, agrega.

“Antes era una persona muy impulsiva, habría ido a que me enseñaran el examen, pero ya no”, añade Puri, que cuando suba nota —está segura de que lo hará—, quiere matricularse en el grado en Educación Primaria. O en un doble grado de Publicidad, Relaciones Públicas y Turismo. Aún no lo tiene claro. "Depende de donde pueda entrar", aclara.

La EvAU, cuenta Puri, la ha afrontado con tranquilidad. “Yo misma estaba sorprendida de mí misma, por la serenidad que tenía”, dice. “Veía a las criaturas con 17 años como flanes y yo pensaba: ¿Qué ejemplo vas a dar si te pones a temblar aquí? Incluso consolaba a alumnas, si yo puedo, seguro que tú vas a poder, les decía".

PURI PVAU SELECTIVIDAD 6
Purificación Fernández, tras aprobar la EvAU.  MANU GARCÍA

Puri pudo presentarse a la EvAU gracias a la ayuda que le ha prestado Cruz Roja. Ella, que es usuaria “de vez en cuando”, comentó de pasada que estaba estudiando, y se ofrecieron a costearle la tasa de la prueba y también una tarjeta para que tuviera internet en casa, para así poder prepararse los exámenes. “Se interesaron por mí y la verdad es que me han dado mucha ayuda”, comenta.

Puri lleva 17 años viviendo en Jerez, desde que se conoció a su marido, Camilo Garidou, un gitano francés muy conocido en la ciudad por deleitar a paseantes con su guitarra y su cante flamenco. Ella a veces lo acompaña bailando, su especialidad, pero son las menos. Ella también es gitana, y aunque en su casa nunca le han “prohibido” estudiar, tampoco la han ayudado. Pero siempre quiso progresar académicamente.

La familia de Puri y Camilo, que tienen dos hijos en común, se ha beneficiado de varios programas de Cruz Roja. Del programa de alimentos FEAD, por el que recibe comida —“aunque no abusamos, porque sabemos que hay personas que están en peor situación”, aclara ella—, del programa de atención a necesidades básicas —financiado con fondos procedentes de la X solidaria de la renta—, que le ayudado a pagar algunas facturas, y del proyecto Click_A para reducir la brecha digital, gracias al que tuvo internet en casa.

PURI PVAU SELECTIVIDAD 1
Puri quiere estudiar un grado en Educación Primaria.  MANU GARCÍA

“Pon que soy gitana, con mayúsculas, para mí es un orgullo”, comenta Purificación Fernández Santiago durante la entrevista con este medio. Ella, criada en el seno de una familia gitana de Murcia, nunca tuvo un referente en el que fijarse para desarrollar una trayectoria educativa. “Mi padre me apoyaba, y es importante que te apoyen, pero también que te ayuden”, explica. Su padre sabe leer y escribir. Su madre ni eso, es analfabeta, cuenta ella misma.

“Me quité de estudiar a los 13 años, porque no era fácil integrante en el instituto siendo gitana. No sentí racismo directamente, pero sí que oía comentarios que te quitaban las ganas”, aduce Puri, a la que siempre se le quedó la espinita de progresar en sus estudios. Unos años después, convenció a una amiga para estudiar la extinta EGB, “aunque fuera por la noche”, puntualiza. “Y la saqué con sobresaliente”, dice. Luego, con el paso del tiempo, cursó un grado medio de gestión administrativa, y empezó auxiliar de Enfermería, pero lo dejó.

Hasta que hace tres años, ahora que sus hijos son adolescentes y tiene más tiempo, retomó sus estudios. Entonces, se matriculó en el Centro de Educación de Personas Adultas Aljibe para concluir la ESO, y luego en el IES Coloma para cursar bachillerato, que para ella no ha sido excesivamente difícil, “pero tienes que trabajar”. Aunque el primer curso hizo parte a distancia, en plena irrupción de la pandemia, cuando sufrió la pérdida de varios familiares cercanos por covid, entre ellos, su suegro. “Fue muy duro”, confiesa.

Como a Puri le sale poco trabajo como bailaora y sus hijos son mayores, tiene más tiempo para dedicarse a estudiar, una “espinita” que se está sacando poco a poco. “Era difícil hacerlo antes, sin tener familia aquí, ni apoyos”, aclara. Mientras su marido y su hijo mayor actúan donde los llaman, o en las calles del centro de Jerez, en las que están muy presentes, ella aprovecha para recuperar el tiempo perdido.

Sobre el autor:

Francisco Romero

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

...saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído