Piden el cierre temporal de colegios en localidades andaluzas con la tasa por encima de 1.000 contagios

Sindicatos con representación en la Mesa Sectorial exigen a Educación que cierre las aulas durante 14 días

Sindicatos piden el cierre temporal de colegios en localidades andaluzas con la tasa por encima de 1.000 contagios.
Sindicatos piden el cierre temporal de colegios en localidades andaluzas con la tasa por encima de 1.000 contagios.

Sindicatos con representación en la Mesa Sectorial exigen a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía el cierre temporal por un periodo de 14 días y con carácter revisable de los centros educativos que se encuentran en municipios de Andalucía cuya tasa acumulada de incidencia por Covid-19 supera los 1.000 casos por 100.000 habitantes, así como que los docentes sean colectivo "prioritario" en la vacunación o que se dote al profesorado de mascarillas FFP2.

Así, en la Mesa Sectorial de Educación celebrada este jueves a petición de las organizaciones sindicales para abordar de forma monográfica la situación de las aulas andaluzas ante la evolución de la crisis sanitaria provocada por el Sars CoV-2, CSIF señala en un comunicado que ha reafirmado su apuesta por la enseñanza presencial, si bien ha considerado que "ha llegado el momento de que la Administración educativa tome, de forma inminente, medidas puntuales de este tipo en las localidades que se encuentran en esta situación, es decir, las catalogadas de grado 2".

La portavoz de CSIF Educación Andalucía, Pilar González, ha explicado que "el cierre puntual y temporal de los centros en estas zonas, que se revisaría una vez transcurrido el plazo de 14 días que establecen las propias autoridades sanitarias, serviría para contener la propagación de contagios en la comunidad autónoma y para evitar que los centros escolares se conviertan en lo que no queremos, en lugares inseguros para alumnado y profesorado".

"La realidad de los centros educativos no puede ser ajena a la de los 287 municipios andaluces que han entrado desde este miércoles en grado 2, con cierre perimetral y suspensión de toda actividad no esencial", según ha añadido González.

Asimismo, CSIF ha reclamado que "no se minimicen los riesgos propios" de la realidad que vive día a día el personal docente y que se dote al profesorado de mascarillas FFP2 y una sustitución "ágil" de las bajas que se producen en los centros educativos, ya que la enseñanza presencial debe estar garantizada, entre otros aspectos, con el cupo íntegro de cada centro cubierto, máxime en la situación de pandemia actual.

Por su parte, ANPE-Andalucía ha exigido en la Mesa Sectorial "la adopción de medidas urgentes ante la desprotección que sufre el profesorado" en la actual situación de propagación de la pandemia, toda vez que ha defendido que "la vacunación del personal docente, dada su condición de personal esencial y su elevado grado de exposición a un posible contagio, debe tener carácter prioritario, en condiciones similares a la de otros colectivos profesionales considerados esenciales".

Además, desde ANPE exigen la adopción de protocolos objetivos que contemplen la posibilidad de cierre de los centros educativos en aquellos entornos en los que se supere una incidencia de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con las indicaciones que al respecto establezcan los responsables técnicos de la Consejería de Salud y Familias.

Asimismo, insta a la Consejería de Educación y Deporte a que "se coordine" con las autoridades sanitarias para extremar la prevención en las aulas, "asegurando la dotación de mascarillas FFP2 para todo el personal docente y facilitando la realización de pruebas PCR a cualquier profesor entre cuyo alumnado se dé un caso positivo".

Por su parte, UGT, tras la Mesa Sectorial, pide la dimisión del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ya que lamenta que desde que comenzó la pandemia ha venido denunciando "la falta de
interés y de acciones" por parte de la Consejería, para añadir que la "gota que colma el vaso" ha llegado en estos días de alta incidencia de contagios en centros educativos.

"La Consejería de Educación no ha sido capaz de dar una palmada en la mesa e imponerse ante el Comité de Expertos de Salud para pedir el cierre de los centros educativos, al menos durante 15 días, como aconsejan las circunstancias y como defendemos desde UGT", afirma el sindicato.

Y añade que "durante este ominoso período, el consejero ha tomado medidas que han sido denunciadas una y otra vez y de nuevo en la Mesa Sectorial celebrada este jueves, como la supresión de 400 unidades en la enseñanza pública; la no bajada de las ratios, impidiendo así el desdoble de grupos; que no se haya solicitado la vacunación como prioritaria para los docentes, siendo colectivo esencial; o que no se haya dotado de mascarillas suficientes ni apropiadas al profesorado", entre otras.

CCOO denuncia en un comunicado "la falta de información" sobre los casos de contagio y de confinamiento que se están produciendo en los centros educativos andaluces, pues "no se facilitan datos sobre docentes fallecidos, infectados o ingresados como tampoco de alumnado confinado, ocultándose en porcentajes globales de centros o aulas cerradas, lo que no muestra la realidad de los centros educativos, especialmente en las poblaciones con una alta incidencia de la Covid".

Para el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, Diego Molina, resulta "imprescindible" que en este contexto se actúe de una manera coordinada en todas las provincias andaluzas, al tiempo que critica que Educación "no tome las decisiones políticas que le corresponden escudándose en informes que no presenta, no facilitando mascarillas FFP2 al personal que trabaja en los centros educativos o que el profesorado de coordinación Covid se encuentre desbordado y sin la formación correspondiente, denotando una clara irresponsabilidad de la Administración".

"La Consejería de Educación está denotando una enorme falta de respeto a los trabajadores de los centros educativos y a la comunidad educativa en general" por lo que "le exigimos que tome las medidas que le corresponden y que, en donde la incidencia del virus sea alta, se cierren los centros educativos durante el periodo en que apliquen las medidas extraordinarias porque los centros educativos no son espacios ajenos a la realidad de su entorno", señala Molina.

Por último, el sindicato Ustea denuncia que en la Mesa Sectorial la administración educativa ha vuelto a mostrar "una actitud de absoluto desprecio" al conjunto de la comunidad educativa "al mirar hacia otro lado mediante continuas evasivas ente las demandas y exigencias planteadas desde las distintas organizaciones sindicales", al tiempo que lemanta que la situación en Andalucía "es extremadamente grave, sin que desde el gobierno andaluz se haya tomado ninguna medida excepcional en el ámbito educativo".

Ustea asegura que "no es el momento de la propaganda" y afirma que "todo parece indicar que se están priorizando criterios económicos sobre los sanitarios, desprotegiendo y poniendo en juego la salud de la comunidad educativa andaluza y, por extensión, del conjunto de la población".

Ha vuelto a plantear la necesidad del cierre de la actividad docente presencial mientras no sean atendidas reivindicaciones como la revisión de los "protocolos covid", la realización de pruebas diagnósticas a todo el alumnado y profesorado de las aulas donde haya habido un solo caso, el "fin de la opacidad" sobre los datos reales de positividad en los centros o el reconocimiento de la profesión docente como actividad de riesgo, lo que "deberá ser tenido en cuenta en la planificación de la campaña de vacunación".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído