El CEIP Gadir de Cádiz, "asfixiado" por el recorte de líneas: pierde 35 plazas para el curso que viene

Ustea Cádiz defiende que se opte por la matriculación abierta para ayudar a frenar esta sangría en la educación pública

Protesta por el recorte de líneas en el CEIP Gadir de Cádiz.
Protesta por el recorte de líneas en el CEIP Gadir de Cádiz.

La situación que está viviendo el CEIP Gadir de Cádiz, que ya denunció desde Ustea, ejemplifica de varias formas el maltrato que sufre la educación pública por parte de la administración educativa, sobre todo respecto al funcionamiento de los recortes a priori, señalan desde el sindicato. El centro ha visto suprimidas dos unidades, por lo que se quedaría para el próximo curso con una sola unidad de Infantil, una sola unidad para 1º y 2º, una sola unidad para 3º y 4º, una unidad para 5º y otra para 6º.

"El golpe asestado se notará especialmente en Infantil. El centro pasará a tener una sola unidad de Infantil con 15 alumnos de diferentes edades: 3, 4 y 5 años. En ese grupo habría 5 alumnos de Educación Especial y una alumna con Trastorno Específico del Lenguaje. La administración se aprovecha de que no hay una ratio fijada para el número de alumnos de Educación Especial en un aula ordinaria para realizar un agrupamiento que imposibilitaría garantizar la adecuada atención individualizada", censuran desde Ustea.

"Es evidente que sería necesario, como mínimo, desdoblar esa unidad en dos. Algo difícil gracias a ese perverso mecanismo que desde Ustea Cádiz hemos bautizado como recortes a priori, y cuyas consecuencias se comprueban también en este centro", señala el sindicato. "La Administración aprovecha el periodo de escolarización, en marzo, para hacer una oferta siempre a la baja: asignan un número de plazas a los centros públicos menor al del curso pasado y se excusan diciendo que si hay más solicitudes se plantearán una ampliación de la oferta. El pretexto es la baja natalidad, un problema que, basándose en el proceder de nuestra Consejería, alguien podría pensar que solo afecta a la educación pública. La cuestión es que luego cuesta sudor y lágrimas que se otorguen finalmente esas líneas", destaca Ustea.

En el caso del CEIP Gadir esa oferta “a la baja” consistió en una única unidad para Infantil y otra para los dos primeros cursos de Primaria. Cuando se supera ese cupo “a la baja” inicialmente asignado, las solicitudes ya no dependen del centro, sino de Planificación, que se niega. La alternativa a esa oferta “a la baja” habría sido la matriculación abierta: haber mantenido separados los cursos 1º y 2º en unidades diferentes en marzo. Al unir a priori 1º y 2º en una única unidad, y ofertarla así ya en marzo, limita las plazas a 15, que es la ratio máxima permitida cuando en una unidad hay alumnado de diferentes edades. La diferencia es importante: pasamos de tener la posibilidad de ofertar 50 plazas a ofertar solo 15. El mecanismo conlleva, por tanto, un recorte a priori de 35 plazas.

Ustea Cádiz defiende que se opte por la matriculación abierta para ayudar a frenar esta sangría en la educación pública. "Detrás de esto hay una voluntad clara de asfixiar la educación pública para favorecer la privada concertada. Los recortes a priori tienen un efecto disuasorio: cuando las familias son conscientes de que en un centro se llega al máximo de solicitudes de acceso directo, teniendo en cuenta las plazas concedidas, dejan de entregar solicitudes para dicho centro y optan por otros, movidas por la inquietud de que su hija o hijo quede fuera por falta de plazas y sean desplazados a un colegio o instituto muy alejado o sin los servicios que necesitas".

Mesa de la Escuela Pública en Cádiz

La Mesa de trabajo por la Escuela Pública se celebrará el 10 de junio en el salón de plenos municipal después de que el equipo de gobierno la haya aplazado para garantizar el máximo número de asistentes posibles, dentro de las limitaciones por aforo. A esta mesa están invitadas a participar aquellas personas representantes de los principales agentes sociales relacionados con la educación como la Flampa Gades, la Coordinadora por la Escuela Pública, las direcciones de los centros educativos públicos y los sindicatos, entre otros.

La concejala de Enseñanza, Ana Fernández ha recordado la urgencia y necesidad de “contar con este espacio de trabajo liderado por una administración pública como es el Ayuntamiento para garantizar una escuela pública digna y de calidad para todo el alumnado”.

Fernández ha recordado “los continuos ataques a la escuela pública en forma de decreto o en cierre de líneas realizados por la Junta de Andalucía que ponen en serio peligro la continuidad de ésta en el futuro y el derecho de las familias a elegir el centro que quieren para sus hijos e hijas.”

“Necesitamos contar con un frente común con todos los agentes sociales, justo en este momento en el que van a empezar a negociar un aspecto tan importante y relevante como es el de los conciertos de la privada”. El cierre de una línea o de un colegio, ha añadido Fernández, “no atañe ni afecta solo al propio centro sino que repercute en todo el barrio, en los negocios de alrededor, en la elección de residir y hasta en los servicios de los que dispone. Contar con un colegio público activo y vivo es contar con un barrio activo y vivo”.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído