Préstamo a plazos o micropréstamo: ¿Qué te conviene más?

Para hacer frente a un pago extra derivado de un imprevisto, un capricho o una necesidad es aconsejable utilizar un comparador de préstamos 'online' para tomar la decisión adecuada

Conoce más sobre los préstamos personales sin intereses.
Conoce más sobre los préstamos personales sin intereses.

Sacar la economía familiar adelante es todo un reto. A veces, la cantidad ahorrada en la cuenta bancaria no coincide con las inversiones, proyectos e ideas que las personas quieren llevar a cabo. Para ello, existen los préstamos a plazos o los microcréditos, esa operación financiera que permite disponer del dinero necesario para pagar la matrícula de la universidad de la hija, el coche ansiado o un viaje en vacaciones para escapar de la agotadora rutina.

Cuando una persona decide pedir un préstamo, la primera duda que se le pasa por la cabeza es, cuál es la opción más rentable y adecuada en su caso. Para saberlo, los expertos recomiendan utilizar un comparador de préstamos personales online como Financer España, una empresa Fintech que utiliza tecnología desarrollada para encontrar la mejor alternativa según los intereses de los demandantes.

De esta forma, la tarea de analizar los plazos de devolución, tipos de interés, requisitios para la adquisición del crédito o las bonificaciones recae en los profesionales. Estos proporcionarán un listado con las empresas que cumplen los requisitos de respuesta en 15 minutos, devolución en uno o dos meses y altas probabilidades de confirmación para facilitar desde 50 hasta 300 euros. 

De esta forma, la persona interesada puede evitar desplazarse a bancos y entidades y esquivar colas. Además, en la opción online toda la documentación irá con firma digital sin tener que gastar un solo euro en las copisterías.  

A la hora de elegir entre microcréditos y préstamos a plazos es preciso tener en cuenta las ventajas e inconvenientes de cada opción. Por un lado, los microcréditos tienen el plus de que no hay que pagar intereses, aunque su devolución se producirá en pocos días, llegando a extenderse hasta meses. En cambio, un préstamo a plazos permite dilatar la devolución total en el tiempo, eso sí, pagando intereses. 

Un micropréstamo es la forma de financiación más rápida y barata y se caracteriza porque el importe no supera los 300 euros, de forma que está enfocado exclusivamente a los gastos puntuales o alguna emergencia. Por su parte, los préstamos a plazos presentan un tipo de interés fijo, por lo que la cuota será invariable y ayudarán a cumplir metas de forma responsable.

A diferencia de los préstamos de pago único, estos créditos no se abonan en un solo pago. La devolución del dinero prestado se efectúa en cuotas que se cumplirán de forma mensual o según el acuerdo pactado con la entidad y a estas se añade el porcentaje de interés.

En el caso de los microcréditos, el proceso es más sencillo, se pueden solicitar desde casa y en cuestión de un cuarto de hora ya se puede disfrutar de ellos. 

Por su practicidad, la comodidad que aportan y la seguridad que proporcionan son cada vez más demandados. Sin embargo, no están pensados para las personas que ya posean deudas y creen que no van a poder devolver el dinero. 

Solicitar un crédito y pagarlo con éxito es señal de que la persona es solvente y ayuda a mejorar el historial de crédito. 

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído