La salina San José de El Puerto, abandonada tras 350.000 euros de inversión de dinero público

La Junta, sin resolver un concurso público al que concurrió Ecologistas en Acción, pretende conceder la salina pública a una empresa vinculada a Aponiente, la cual quiere construir edificaciones vetadas por la Ley de Costas

La salina San José de El Puerto, abandonada tras 350.000 euros de inversión de dinero público.
La salina San José de El Puerto, abandonada tras 350.000 euros de inversión de dinero público.

Una salina pública, restaurada con 350.000 euros de dinero público, se encuentra abandonada y en grave deterioro por la "incompetencia y total dejadez" ejercida por la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía y "por sus reiterados intentos de querer resolver de forma interesada un concurso público en favor de una empresa determinada". Es la denuncia que ha hecho pública Ecologistas en Acción, que lamenta que la administración autonómica sea incapaz de "resolver el concurso de concesión administrativa de la salina de San José, en El Puerto de Santa María".

Desde que se restauró en 2015, el proceso de deterioro es alarmante, "sin que la Junta de Andalucía haga nada por remediarlo". Lo último, advierten, la paralización del procedimiento de concesión por el Ministerio para la Transición Ecológica debido a las irregularidades detectadas.

Cuando la Junta de Andalucía ejecutó el proyecto de restauración de la salina de San José, recuerdan, Ecologistas en Acción se implicó en la divulgación social de este nuevo espacio natural, en su regeneración ambiental y en su puesta en funcionamiento, solicitando a la entonces Consejería de Medio Ambiente que convocara un concurso para su concesión administrativa, primando el uso público y las actividades de voluntariado en su mejora y gestión. Y mientras tanto, subrayan en una nota de prensa, "seguimos ejecutando proyectos de educación ambiental para la ciudadanía en general, y para centros escolares dentro de la oferta educativa municipal, en los que han participado más de 3.000 personas".

El concurso, que tardó más de tres años en convocarse, priorizaba la participación de empresas, vetando a las entidades sin ánimo de lucro. Al concurso, convocado en julio de 2019, se presentaron dos proyectos, uno de Mar Cristal Marilum, propietaria del famoso restaurante Aponiente, y la empresa GoldSal, a cuyo proyecto se incorporó Ecologistas en Acción como responsable de la restauración ambiental, educación ambiental y voluntariado.

Según relata la organización conservacionista, "desde un primer momento, miembros de la mesa de selección designada en el concurso intentaron invalidar el proyecto de GoldSal-Ecologistas en Acción, argumentando diversos defectos inexistentes. Posteriormente, se comprobó cómo se infravaloraba este proyecto sin justificación alguna. Estas irregularidades fueron denunciadas a la propia mesa de selección en noviembre de 2019, que, al final, terminó por suspender el concurso y convocar uno nuevo".

Rápido deterioro de la salina

Convocado nuevo concurso en marzo de 2020, Ecologistas en Acción intentó que las dos empresas acordaran presentar un proyecto conjunto para evitar confrontaciones inútiles y más retrasos, pues ante el interminable procedimiento administrativo, la salina sufría un rápido deterioro, con rotura de compuertas, aperturas de cangrejeras en los muros, y el derrumbe de las tajerías, que las hacían inservibles.

Estos hechos se comunicaron a la Consejería, que optó por una total dejadez. Pero no fue posible poner de acuerdo a las dos empresas, y se volvieron a presentar los dos proyectos, resultando el más valorado por la comisión técnica el de GoldSal-Ecologistas en Acción. "Sorprendentemente, esta comisión modificó posteriormente la puntuación sin explicación de ningún tipo, rebajando la del proyecto de GoldSal-Ecologistas en Acción. Ante la reclamación consiguiente, la mesa de contratación reconoció que no se debería haber modificado la puntuación. Y todo sin que la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible haya dado ninguna explicación ante esta sucesión de irregularidades en un concurso que lleva dos años sin resolverse".

"Sorprendentemente —abundan—, sin haberse resuelto el concurso, la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible ha iniciado los trámites para conceder la salina a Mar Cristal Marilum. Aunque la Junta de Andalucía tiene transferidas las competencias para tramitar las concesiones del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT), éste sigue siendo de titularidad estatal, por lo que estas concesiones tienen que contar con el informe favorable y vinculante del Ministerio para la Transición Ecológica".

Ante esta actuación irregular de la Junta de Andalucía, la Dirección General de la Costa y el Mar de dicho Ministerio ha comunicado a la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible que debe paralizar el expediente hasta que resuelva el concurso de prevalencia y responda a las alegaciones de Ecologistas en Acción, advirtiendo que el proyecto de Mar Cristal Marilum incluye la inexplicable construcción de un conjunto de edificaciones en la salina, con una ocupación de 1.124 metros, incompatibles con la Ley de Costas.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído