Ecologistas rechaza el nuevo intento de urbanizar Valdevaqueros: el PGOU prevé 8 grandes urbanizaciones

La organización advierte que recurrirá el nuevo Plan Parcial de la localidad, que contempla una nueva intentona de urbanizar el espacio litoral tarifeño

Una manifestación en defensa de Valdevaqueros, una zona que se pretende urbanizar.
Una manifestación en defensa de Valdevaqueros, una zona que se pretende urbanizar.

Ecologistas en Acción rechaza rotundamente el nuevo intento de urbanizar Valdevaqueros. La delegación territorial de Desarrollo Sostenible ha comunicado a la asociación que se ha iniciado la Evaluación Ambiental Estratégica del Plan Parcial de Ordenación del Sector SUS LI 02 Valdevaqueros, en el término municipal de Tarifa. Hecho sorprendente, pues los tribunales ya declararon ilegal el anterior Plan Parcial, y la propia delegación de Desarrollo Sostenible rechazó este nuevo Plan Parcial. Es el tercer intento de urbanizar este emblemático espacio litoral gaditano. 

Tras la anulación del macroproyecto urbanístico de Valdevaqueros por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y por el Tribunal Supremo (TS), a raíz de un recurso interpuesto por Ecologistas en Acción, los nuevos propietarios de los terrenos presentaron un proyecto más reducido, pero que seguía manteniendo como urbanizable los mismos 741.350 metros cuadrados del anterior Plan, incluyendo un amplio sector del Parque Natural del Estrecho de 222.700 metros cuadrados, un 30% del total, también declarado Zona de Especial Conservación (ZEC), protegida a nivel europeo, y Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo por la Unesco.

Este nuevo Plan Parcial fue rechazado el pasado mes de septiembre por resolución del delegado de Desarrollo Sostenible de Cádiz, Daniel Sánchez (PP), que acordó “no admitir a trámite de evaluación ambiental estratégica simplificada Plan Parcial de Ordenación del Sector SUS LI 02 Valdevaqueros en el término municipal de Tarifa”. Este rechazo se basaba en sólidos fundamentos jurídicos. El delegado argumentó el rechazo al proyecto “por estimarse de modo inequívoco que es manifiestamente inviable por razones ambientales, e incompatible con la normativa ambiental (Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y Decreto 308/2002 por el que se aprueba el Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Parque Natural del Estrecho”. Estas razones las esgrimió Ecologistas en Acción contra el anterior proyecto, y aceptadas finalmente por los tribunales. La cuestión es simple, la legislación básica estatal de medio ambiente estipula que la normativa ambiental está por encima de la planificación urbanística, lo que se ha intentado vulnerar de forma sistemática por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Tarifa.

Además, en la Resolución se destaca que los terrenos incluidos en el Parque Natural deben quedar “inequívocamente excluidos tanto de la clasificación urbanística del suelo como del proceso urbanizador”, por ello debe asignarse a la zona como “Suelo No Urbanizable Especialmente Protegido por Legislación Específica”. Ahora, el mismo delegado declara que el mismo proyecto es viable, y todo cuando reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional ha determinado que toda la Red Natura 2000, que incluye el Parque Natural del Estrecho y el búnker del Tufillo, debe protegerse como “Suelo No Urbanizable Especialmente Protegido”. El Plan no prevé construir en estos espacios naturales, pero los mantiene como suelo urbanizable, lo que es manifiestamente ilegal.

El Ayuntamiento de Tarifa tiene la obligación legal de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para desclasificar estos suelos protegidos, pero no lo hace; parece que está a la espera de ver si cuela algún proyecto de urbanización. Hay que recordar que el PGOU de Tarifa es fiel ejemplo de la burbuja inmobiliaria que se desarrolló en nuestro país y que nos llevó a la crisis, con dramáticas consecuencias sociales y ambientales. Como ejemplo de este delirio especulativo, baste decir que el actual PGOU prevé 8 grandes urbanizaciones en el valioso y único litoral tarifeño, con una superficie de 5.688.627 metros cuadrados. Ecologistas en Acción viene demandando insistentemente la revisión del PGOU para desclasificar estos terrenos, propuesta que fue apoyada por la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho, pero que el Alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz (PSOE), ha ignorado.

Ecologistas en Acción exige al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía que de una vez cambien su mentalidad urbanizadora y depredadora del litoral. Es imprescindible revisar el PGOU de Tarifa para anular el modelo expansivo por el litoral, incompatible con la actual normativa ambiental y territorial, y que se proteja su valioso litoral, que es su principal recurso social, ambiental y económico. La especulación urbanística debe ser desterrada definitivamente de nuestro litoral. De seguir su tramitación, Ecologistas en Acción advierte que recurrirá este nuevo Plan Parcial.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído