Detectan un vertido de aguas sin depurar en playas de Sanlúcar tras las últimas lluvias

La plataforma Agua Clara y Ecologistas en Acción proponen la construcción de un segundo tanque de tormentas en la localidad

Unas lluvias de tan solo 7 litros por metro cuadrado caídas el pasado domingo y de 5 litros el lunes han provocado un importante vertido de aguas residuales sin depurar a las playas de Sanlúcar. La plataforma Agua Clara y Ecologistas en Acción proponen la construcción de un segundo tanque de tormentas, y la eliminación de las conexiones del alcantarillado a los arroyos de San Juan y Salto del Grillo.

En enero y febrero se produjeron ocho grandes episodios de vertidos de aguas residuales sin depurar directamente a la playa. Aguas fecales de color negro y fuerte olor, con miles de toallitas, y residuos sólidos de todo tipo, mezcladas con aguas de lluvia, se vertieron en la playa desde el Puerto de Bonanza hasta la desembocadura del arroyo de San Juan, a través de 7 puntos de vertido (arroyos de San Juan y Salto del Grillo; aliviaderos de Calzada de la Infanta, Cerro Falón, Cabo Noval y calle La Habana en Bonanza; y la alcantarilla junto al arroyo de San Salvador. Parte de esa contaminación no ha desaparecido, sigue bajo la arena, como puede comprobarse cuando se excava unos cuantos centímetros.

Hay que recordar que cuatro de los siete puntos de vertido son ilegales, y que los otros tres (aliviaderos) tienen autorización de vertido sólo en caso de grandes lluvias y condicionada a que se retengan los sólidos. Sin embargo, nada de esto se cumple. Y por si fuera poco la tubería principal entre Bonanza y Bajo de Guía sigue estando enterrada bajo la playa en el Dominio Público Marítimo Terrestre, en una situación también ilegal y peligrosa.

En los últimos dos meses y medio apenas ha llovido. Sin embargo, es suficiente que caigan 7 litros por metro cuadrado, como ocurrió el domingo 9 de mayo, para que se vuelva a producir un importante vertido de aguas residuales a la playa. "¿Cómo es posible que una lluvia moderada provoque un vertido tan grande?", se preguntan los ecologistas. Parte de la respuesta está relacionada con la falta de mantenimiento y mejora de la red de alcantarillado. Las soluciones, además de un mejor mantenimiento de la red, serían: la puesta en marcha del depósito subterráneo (tanque de tormenta) construido en la Calzada de la Infanta y la construcción de un segundo tanque de mayor tamaño. A medio plazo, la separación de las aguas de lluvia y las residuales en dos redes sería una solución definitiva. Para el caso de los dos arroyos naturales la solución ordenada por la Junta de Andalucía al Ayuntamiento de Sanlúcar hace ya 11 años consiste en eliminar todas las conexiones del alcantarillado a estos arroyos y que vuelvan a ser arroyos vivos.

"Es paradójico que mientras la depuradora municipal ha mejorado su funcionamiento en los últimos años, los vertidos directos a las playas urbanas se siguen produciendo e incluso han empeorado. Una situación ilegal que constituye un riesgo sanitario inadmisible y que provoca impactos sobre el medio ambiente y sobre la economía de la ciudad", señalan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído