Aquí se recicla

El punto limpio de Jerez recoge distintos tipos de residuos que luego se derivan a centros especializados en reciclaje. Amianto, neumáticos o explosivos están prohibidos

Un coche llega, con un remolque enganchado, a la avenida Cantos Ropero de Jerez. Allí, en la entrada al polígono industrial El Portal, se acumula todo tipo de basura, separada según su origen. Es el epicentro del reciclaje en la ciudad, un punto limpio de más de 4.500 metros cuadrados de extensión por el que pasan cientos de ciudadanos cada semana. El conductor del vehículo trae un frigorífico viejo, ya inservible. Con mucho esfuerzo, lo baja del remolque, y lo tira en el contenedor correspondiente. 

El encargado de que cada residuo vaya a su lugar es Miguel Marín, responsable del punto limpio, gestionado por UTE Jerez. "Hay veces que cuesta que la gente recicle, pero lo estoy consiguiendo, hay quien se conciencia", cuenta a lavozdelsur.es. Lleva en este puesto desde mediados de 2019, y desde entonces ha visto de todo. En su tablet registra quien utiliza las instalaciones. La matrícula del vehículo, el código postal de su lugar de residencia, el producto que quiere tirar y la cantidad. Cada uno tiene sus limitaciones. 

PUNTO LIMPIO 11
Miguel Marín, supervisando los escombros arrojados en el punto limpio. Autor: Manu García

Todo lo que no se puede tirar en contenedores convencionales debe llevarse al punto limpio. Eso sí, los residuos deben ser generados por particulares, en ningún caso deben ser de origen industrial. Lo más habitual es que se tiren escombros, de pequeñas obras particulares o reparaciones domésticas. "Los escombros tienen que venir limpios, no puede haber latas, botellas, ni cartón", cuenta Miguel Marín, que trabaja para la concesionaria de limpieza, UTE Jerez, que integran las compañías FCC, Equal y Cointer. "Hay una limitación de 200 kilos al día, en sacos de diez kilos", agrega el encargado. A partir de esa cantidad es necesario mostrar licencia de obra en vigor. 

En el punto limpio, cada coche que entra se dirige al contenedor habilitado para los residuos que trae. Al entrar, subiendo una pequeña cuesta al girar a la izquierda, Miguel se encarga de indicar dónde deben arrojarse. Colchones, somieres, marcos, puertas y muebles de todo tipo se pueden arrojar en la parte destinada este fin. Al lado está la de metales y chatarra, también la de vidrio (plano), aparatos electrónicos y electrodomésticos, los restos de poda y, al fondo, las pilas, las tintas de impresora o las pinturas. 

PUNTO LIMPIO 1
Un operario supervisa las labores realizadas en el punto limpio. Autor: Manu García

Entre los residuos prohibidos están el amianto —un compuesto tóxico presente un uralitas—, y también cualquier tipo de material explosivo, inflamable, infeccioso o sin segregar. Los neumáticos de vehículos tampoco se pueden arrojar al punto limpio, así como tampoco bidones o recipientes que hayan contenido productos tóxicos. Ni basura orgánica. "Todo lo que se traiga tiene que estar permitido e ir limpio", insiste Miguel, que controla quien accede al recinto, que abre de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas entre semana, y de 9:00 a 14:00 horas los sábados. 

Además, cada día, varias zonas distintas de la ciudad y su zona rural donde se instalan puntos limpios móviles. "Una vez que acaba el horario, los residuos se traen a las instalaciones y por la mañana se clasifica cada producto", agrega Marín. El de Jerez es uno de los más de 1.700 puntos limpios que hay distribuidos por toda España —189, móviles—. La ratio media es de uno cada 24.445 habitantes.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído