colegio-ninos.jpg
colegio-ninos.jpg

Los hechos tuvieron lugar en un colegio de Rincón de la Victoria en Málaga en el curso escolar 2013-2014.

La Audiencia de Málaga condena a diez años de prisión al conserje de un colegio de la localidad malagueña de Rincón de la Victoria por abusar de dos menores, de cinco y seis años cuando sucedieron los hechos, utilizando distintas "argucias", como ofrecerles caramelos o dibujos para colorear. La sentencia considera probado, según publica Europa Press, que mientras desempeñaba sus funciones durante el curso 2013/2014, "guiado por un ánimo de satisfacer sus deseos sexuales", cometió estos hechos "en varias ocasiones, no cuantificadas ni datadas con exactitud".

Además, señala la resolución dictada por la Sección Novena de la Audiencia, que no es firme, aprovechaba "la proximidad al alumnado que su puesto de conserje le ofrecía, empleando distintas argucias como ofrecerles caramelos o dibujos para colorear". La sentencia dice que se llevaba a la conserjería a las dos menores, de cinco y seis años, unas veces a una y otras a la segunda, y allí les realizaba tocamientos, mostrándole sus zonas íntimas a las niñas, a las que decía que no se lo contaran a nadie.

Las menores, que no han sufrido secuelas psíquicas de entidad como consecuencia de estos hechos, fueron incluidas en un programa de evaluación y tratamiento de menores víctimas de violencia sexual, que se desarrolla por la Fundación Márgenes y Vínculos en virtud de un convenio con la Junta de Andalucía. Por estos hechos se le condena por dos delitos de abusos sexuales. El acusado declaró que nunca había tocado a las niñas, pero "no ofrece argumento ni razón que pueda justificar las acusaciones" y el tribunal da credibilidad a los testimonios de las víctimas, de las que no duda la veracidad de sus declaraciones pues "fueron espontáneas, libres, naturales y sencillas".

Además de prisión, en el fallo de la sentencia, adelantado por el diario Sur, se impone al acusado, una vez cumplida la pena de cárcel, una medida de libertad vigilada que consistirá en la obligación de someterse a un programa de reeducación sexual. También se le prohíbe comunicarse o acercarse a las víctimas a menos de 500 metros durante cinco años y se le condena al pago como indemnización de la cantidad de 7.000 euros a cada una de las niñas, a través de sus representantes legales, por los daños morales.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído