Todos los Santos, en dos de los cementerios más bonitos de España

Villaluenga y Olvera, en la Sierra de Cádiz, albergan dos de los camposantos más bellos del territorio nacional. Este año, con ambos pueblos confinados, solo podrán ser visitados por sus vecinos

A la izda., el camposanto de Olvera; a la derecha, el cementerio de Villaluenga del Rosario. Autores: Francisco Menacho y Andrés Barrera, respectivamente.
A la izda., el camposanto de Olvera; a la derecha, el cementerio de Villaluenga del Rosario. Autores: Francisco Menacho y Andrés Barrera, respectivamente.

El concurso organizado por la revista digital Adiós Cultural acabó el año pasado con polémica por el sistema de recuento de votaciones y finalmente el del Olvera se llevó el gato al agua con la designación como 'cementerio más bonito de España', en detrimento del camposanto de Villaluenga del Rosario. Sea como fuere, ambas instalaciones municipales en la Sierra gaditana son de una enorme y reconocida belleza, y por supuesto, en este 1 de noviembre, día de Todos los Santos, volverán a ser protagonistas de esta festividad en España. 

Sin embargo, la pandemia no permitirá más que a sus vecinos acudir a estos enclaves, ya que ambas localidades —al igual que otros 23 municipios del Distrito Sanitario Jerez-Costa Noroeste-Sierra— permanecerán confinadas hasta el próximo 9 de noviembre como medida de excepción para combatir la pandemia. Gracias a las muchas fotografías que pueblan las redes sociales, en cambio, es posible dar una vuelta gráfica para disfrutar de estos bellos rincones de la provincia. 

El Cementerio Parroquial de Olvera, como recogía la propuesta que envió a su candidatura como cementerio más bonito de España, se encuentra ubicado en la zona monumental de este bello pueblo de la Sierra  gaditana, sostenido en los lienzos de muralla que rodean al barrio de La Villa, de origen nazarí. Inscrito en la Base de Datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía, dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, destaca por su gran importancia paisajística y urbana. En dicho inventario se le otorga una cronología de más de dos siglos y se alude a su situación peculiar dentro de la fortaleza, estando adosado por un lado a la parte trasera de las casas y por otro al Castillo del siglo XII y los restos de Muralla árabe que aún se conservan.

Este singular camposanto destaca por su posición colgada al vacío, apoyado en la gran roca sobre la que se eleva el Castillo. Desde él puede contemplarse unas vistas panorámicas de toda la comarca.

En cuanto al de Villaluenga, la definición que se hace es la siguiente: "De 1808 a 1814 Villaluenga, como toda España, se ve azotada por continuos saqueos franceses. Debido a la fuerte resistencia que presentaron al invasor, tanto hombres como mujeres, principalmente en el valle de la Manga, una vez que estos consiguen entrar en la población, el pueblo es saqueado e incendiado, y como muestra de ello queda la Iglesia del Salvador".

Sobre sus ruinas se alza el camposanto, siendo notorio su valor arquitectónico. No existe documentación de su construcción, pero los historiadores sin atreverse a dar fechas, dicen que por allí han pasado tres civilizaciones, basándose en el tipo de construcción. "Aún conserva la torre donde queda inscrito, con losas de cerámica, que se rehabilitó en 1722; igualmente, se pueden contemplar la cúpula central de la iglesia y la sacristía".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído