Boutade es la nueva apuesta gastronómica del isleño Manuel Tocino, que llega a Jerez con una carta repleta de guisos y platos tradicionales del Mediterráneo. 

Boutade, así se llamará el restaurante que ocupará el espacio del antiguo Kiri en la céntrica calle Consistorio, la que se ha convertido en la auténtica milla de oro de la restauración local. El isleño Manuel Tocino se ha hecho con las llaves del negocio después de que el conocido restaurante coreano cerrara sus puertas el pasado mes de mayo. Tocino, que lleva cerca de 22 años en el mundo de la hostelería, después de pasar por el famoso El patio de Benítez, ubicado en San Fernando, da el salto en Jerez con una cocina tradicional mediterránea. "Siempre he tenido a Jerez ahí", declara Tocino a lavozdelsur.es. "Me apetecía probar Jerez", sonríe, a punto de desvelar su nueva propuesta gastronómica. 

Manuel Tocino apostará por ofrecer cocina tradicional, "cocina de la abuela", con una carta en la que tendrá más de dos guisos diarios (menudo, sopa de tomate...) y otra serie de platos más elaborados que dependerán de los productos frescos de temporada. "Trabajo el producto del día a día y tendremos más platos fuera de carta", anticipa. También explica el significado del nombre del restaurante, Boutade, una palabra originaria de Francia que significa ocurrencia: "Intervención pretendidamente ingeniosa, destinada por lo común a impresionar". 

"No soy de esferificaciones. Soy más del sabor de siempre", advierte. Según este empresario los restaurantes están perdiendo su esencia. "Se echan de menos los sabores de siempre. Aquí yo busco la sencillez dentro del gusto y del buen servicio", finaliza. Tocino espera abrir las puertas de Boutade a principios de la semana que viene, entre el 25 y 27 de septiembre, "si Dios quiere". 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído