Zambomba jerezana en el Corrral de la Morería en Madrid. (Foto: El Economista)
Zambomba jerezana en el Corrral de la Morería en Madrid. (Foto: El Economista)

El Consejo Regulador de los Vinos de Jerez ha elegido uno de los tablaos flamencos con más prestigio de Madrid, el Corral de la Morería, para celebrar una tradicional Zambomba jerezana con la que ha querido promocionar los caldos de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Sherry y ofrecer recomendaciones de maridaje de estos vinos de cara a las comidas y cenas de Navidad.

Según recoge el periódico El economista, el embajador oficial del vino de Jerez, Pepe Ferrer, habló sobre su versatilidad, que ofrece una enorme variedad de combinaciones y maridajes. "Su diversidad de estilos no debe asustarnos, muy al contrario, es una garantía de tener un vino para cada momento, para cada plato y para cada gusto".

"Hay dos reglas básicas a la hora de elegir un vino para una comida, -explicó Ferrer- o bien buscamos la suma de sensaciones afines o armonías que un plato y un vino producen en nuestro paladar, o bien buscamos el contraste de esas sensaciones entre vino y plato".

Así, las manzanillas pasadas y los finos de larga crianza acompañan a la perfección a los tradicionales asados navideños de aves, especialmente si van acompañados de guarniciones de verduras o tubérculos. También son buen complemento para las sopas contundentes, mariscos de sabores intensos o pescados azules.

El amontillado es ideal para maridar con asados de grandes piezas de vacuno, cordero o cochinillo que nunca faltan en Navidad, así como asados de grandes piezas de pescados salvajes o crustáceos de cierta elaboración como el txangurro.

Los olorosos se encuentran a la altura de la intensidad y potencia de los platos de caza, así como a las recetas elaboradas con diferentes cortes del cerdo ibérico, de característica untuosidad en el paladar.

Por útimo, una copa de pedro ximénez o de moscatel puede ser el broche perfecto de una comida o cena navideña junto con un postre o un buen café. No obstante, desde el Consejo Regulador se afirma que estos vinos dulces pueden ser, por sí solos, un postre delicioso.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído