La nueva normalidad de La Ventana: una carta "dinámica" y bar de copas cuando acaba la cena

El restaurante, ubicado en la avenida Voltaire de Jerez, cambió de propiedad hace un año, reformó la decoración, la carta y su formato para imprimirle un estilo muy diferenciado

La nueva normalidad de La Ventana: una carta "dinámica" y bar de copas cuando acaba la cena

LA_VENTANA-11
LA_VENTANA-11
LA_VENTANA-7
LA_VENTANA-7
LA_VENTANA-9
LA_VENTANA-9
LA_VENTANA-3
LA_VENTANA-3

Una carta “dinámica” con platos exclusivos, una decoración con colores vivos, una acogedora terraza y un nuevo formato en el que se apuesta por la cena y su reconversión en bar de copas cuando pasa la medianoche, son las principales apuestas de la remodelada La Ventana, situada en la avenida Voltaire de Jerez, frente a Hipercor. El negocio, que tiene seis años de antigüedad, cambió de propiedad el pasado mes de octubre, cuando pasó a manos de una nueva empresa, que quiso imprimirle un nuevo carácter a un restaurante que quiere ser “distinto” a los demás y que, para colmo, lo consigue. La pandemia interrumpió su progresión, pero ya está de vuelta.

 

Es entrar por la puerta y percibir el cambio a simple vista. Las paredes están llenas de cuadros y esculturas de Balcris, el artista jerezano Cristóbal Donaire, que con su técnica vanguardista y atrevida, aunque con tintes tradicionales, imprime una fuerte personalidad al local. Los cuadros, además, están a la venta, queriendo fomentar así la interacción entre la clientela y una obra que está viva. La fuerza, el movimiento y el dinamismo de los colores que componen la decoración no dejan indiferente a nadie.

 

 

“Hemos cambiado la decoración, la carta se ha reducido para hacerla más dinámica, y ahora solo abrimos de 19:00 horas al cierre”, explica Antonio, encargado de La Ventana. “Hay ganas de volver a la normalidad”, expresa. Desde su reapertura tras el confinamiento, el pasado 9 de julio, “hemos ido a más”, expresa el empleado, quien asegura que todos los días se llena una terraza donde se crea un “microclima” que engancha a los clientes.

 

El risotto de carabineros, marca de la casa, es uno de los platos estrella de la nueva La Ventana, que en su escueta pero elaborada carta, incluye otros platos como pan bao con calamares y alioli negro, croquetas de boletus, dúo de atún rojo y salmón, o tostas de revuelto de gulas o de atún con alioli trufado. En la carta no faltan clásicos, como el jamón ibérico o el queso apolonio, su apuesta incluye otros platos más atrevidos, como el ajoblanco con uvas o la ensalada a bocados by Maluma —con gambas calientes, gajos de naranja y micromezclum—. Ensaladilla de pulpo o hamburguesa de retinto con queso de cabra complementan el listado.

 

 

Para los más pequeños de la casa, lagrimitas de pollo, espaguetis con salchichas y salsa pirata o gallo empanada. ¿Y de postre? Hay un cremoso de yogur y mascarpone con coulis de mango, blondie con helado de fresa, brownie sin lactosa o red velvet, un pastel de vainilla de color rojo típica de países como EEUU o Canadá. “Teníamos una carta más extensa, pero ahora estamos enfocados en la tarde-noche”, relata el encargado de La Ventana.

 

El restaurante, cuando llega la medianoche y las cenas se terminan, baja las luces, pone música de fondo y cambia de ambiente para reconvertirse en bar de copas. Hay cachimbas prémium, que se pueden degustar en la terraza. “Tendremos este formato hasta que vuelva la normalidad”, anuncia el encargado de La Ventana, que no descarta “mantenerlo” una vez que la pandemia sea un mal recuerdo. “Los platos son amenos, dinámicos y baratos, una media de siete euros y no más de doce, con postres a 3,50 euros”, apunta. La nueva La Ventana ha llegado para quedarse.

 

El restaurante La Ventana, situado en el número 10 de la avenida Voltaire de Jerez, abre todos los días de 19:00 horas a cierre. El teléfono para reservas es el 856 925 754

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído