Duelos y quebrantos, caldereta y migas, manjares que pueden degustarse en la ruta.

Hay autores que han abordado en publicaciones monográficas la gastronomía recia y contundente del Quijote. En el primer párrafo del primer capítulo, en la descripción de don Alonso Quijano, Cervantes narra la dieta semanal del personaje. Aunque en un primer momento no se le dio demasiada importancia a la riqueza culinaria del libro más universal de todos los tiempos, poco a poco se han ido editando libros que analizan con rigor y perspectiva histórica las recetas cocinadas en aquel lugar de la Mancha. Para celebrar el Día del Libro y el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes, la librería La Luna ha organizado, además de diferentes actividades en su tienda de la calle Eguilaz, una ruta por los tabancos de la ciudad donde degustar la cocina del Quijote. La oferta es muy rica, suculenta y variada y podrá saborearse desde este jueves y hasta el próximo sábado 23 de abril.

Podemos empezar la quijotesca ruta en el tabanco El Pasaje, en la calle Santa María. Con más de 90 años de historia y flamenco gratuito todos los días, el mítico establecimiento ofrece una degustación de migas. Un plato humilde pero sabroso y generoso. De hecho, es la más elemental de las recetas de la dieta mediterránea. Luego puede uno dejarse caer, tras haber remojado el pan en buen vino de Jerez, por el tabanco El Guitarrón, donde ofrecerán la típica caldereta, o por San Pablo, donde van a preparar unos duelos y quebrantos, una receta manchega típica que no es más que un revuelto de chorizo, jamón y panceta. En La Pandilla, la receta del Quijote se inspira en el chorizo a la llama, mientras que en el tabanco Plateros habrá queso con membrillos. El siempre recomendable bar La Callejuela remata la ruta con una interesante ternera en adobo. Todo inspirado en la dieta básica del hidalgo cervantino, ese que solía comer "una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos consumían las tres partes de su hacienda".

Se trata, explican los organizadores, de "nuestro modesto homenaje a la obra más conocida de Cervantes a través de su cocina. Un curioso recorrido por los tabancos en Jerez donde podréis degustar algunas de las comidas que Cervantes nombró en su obra. Nuestra idea es, por un lado, acercar la obra cervantina a través del sentido del paladar y, por otro, rendir homenaje a una forma de entender Jerez desde la perspectiva que brinda una buena conversación acompañada de vino y tapa". 

Para el sábado La Luna Nueva ofrece descuentos del 10%; contarán con la escritora Paula F. Bobadilla y la ilustradora Ximena Maier, que propondrán una actividad para niños de ilustración y creación de un libro a partir de El pequeño GRAN libro del Jerez; y, a partir de las seis y media de la tarde, habrá sesión de cuentacuentos con Yusi, que presentará Cuentos de elegua (cuentos afrocubanos y animación). Para rematar la jornada, a las ocho de la tarde en los Claustros, el Centro de Estudios Musicales Musicry ha producido Sarao, un espectáculo en el que tienen cabida la música, la danza y la poesía, y que se estrenará el mismo 23 de abril dentro de la programación del IV Ciclo de Música Antigua de Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído