El jerezano Rafa Bedoya, estrella Michelin: "Estoy en la hostelería desde que mi padre nos ponía a vender helados en la playa"

Desde hace 12 años se dedica a la alta cocina con una formación impresionante en los restaurantes más icónicos de España. Ahora su apuesta está en el Aleia de Barcelona, pero "Jerez es muy bonito y nunca se sabe"

El jerezano Rafael Bedoya, nuevo estrella Michelin.
El jerezano Rafael Bedoya, nuevo estrella Michelin.
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Sabor del Sur Navidad.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

Cuenta con 31 años de edad, natural de Jerez y con un gran talento para la cocina, tanto que ha sido merecedor de una Estrella Michelin concedida a la cocina que dirige en el restaurante barcelonés Aleia, situado en el Paseo de Gracia en el hotel Casa Fuster. En declaraciones a lavozdelsur.es, el chef jerezano no oculta que “es un galardón que ha alegrado mucho al equipo del restaurante y nos motiva a seguir trabajando día a día; un reconocimiento internacional que nos sitúa en el mapa”

Su formación es sencillamente impresionante: Celler de Can Roca, restaurante Azurmendi, Cenador Amos…Sin embargo, Bedoya echa la mirada atrás para recordar que viene de “una familia hostelera. Mis padres han tenido negocios como chiringuitos en Rota y Costa Ballena también bares en Jerez… al final, como decimos, he mamado la hostelería desde niño”.

El chef en el resturante Aleia.
El chef en el resturante Aleia.

Desde los 14 años, en cierto modo, ya estaba metido en la  hostelería: “Mi padre me ponía junto a mis hermanos a vender helados así que desde muy chico ya estaba en este mundo”. En la alta cocina lleva unos doce años en restaurantes a nivel de estrellas Michelin. “A mis padres les debo muchísimo a que hoy tenga este galardón y trabajando en la alta cocina. Ellos me enseñaron que nada en esta vida se regala. Que todo se consigue con mucho esfuerzo y sacrificio”.

Con esos pilares que le inculcaron sus progenitores, explica, se forma la cimentación para lo que “hemos logrado; alcanzar este galardón muy difícil de conseguir y no sucede todos los días. Hay que echarle muchas horas y dedicarte a la cocina con pasión”.

"No dejé escapar la oportunidad de comandar la cocina de Aleia"

Su vocación por los fogones y sus facultades le llevaron al  País Vasco para “formarme en la alta cocina hace ya doce años. Allí ha estado y está la cuna de la gastronomía. Seguí en Cataluña y en la ultima etapa volví a Jerez con Juanlu Fernández en ‘Lu Cocina y Alma’ con una Estrella Michelin”.

El chef jerezano relata que le surgió la posibilidad de comandar un proyecto como es el del restaurante Aleia, “que se ubica en un lugar privilegiado, el Paseo de Gracia dentro del hotel Casa Fuster, un establecimiento emblemático en esta ciudad. No dejé escapar esta oportunidad”

Bedoya reflexiona sobre la cocina de hoy: “Tenemos que ser creativos pero a la vez honrados, no vender humo. Es lo que hacemos en Aleia, una cocina puesta al día de hoy pero siempre desde la honradez y desde la base del recetario de la cocina tradicional”, reconociendo que en la oferta gastronómica que se hace desde su cocina “se hacen muchos guiños tanto al recetario andaluz como al catalán. A partir de ahí creamos platos creativos pero con la base de la cocina de siempre”.

Bedoya durante la gala de entrega de la Estrella Michelin.
Bedoya durante la gala de entrega de la Estrella Michelin. 

"Jerez me encanta; es mi tierra a la que me gusta volver. Siempre digo nunca digas nunca"

Elegir algún plato preferido es como elegir a tu hijo favorito, dice el chef, “algo sumamente complicado”. No obstante destaca el pargo de Conil con gazpachuelo de anchoa y mejillón. “Otro plato muy aceptado y muy visual es una rosa hecha con hamachi, un pescado de la familia del pez limón, con rábanos, sandía y un aliño de una infusión de tomate…son platos, que aunque llevemos poco tiempo, se están convirtiendo en emblemáticos de la casa”.

“Jerez me encanta, es mi tierra a la que me gusta volver”, sentencia. Unas palabras que tienen una segunda lectura que señala su futuro en la ciudad jerezana: “Siempre digo nunca digas nunca. Uno piensa en su tierra constantemente y emprender alguna aventura, pero ahora estamos muy enfocados en Aleia, un restaurante que lleva muy poquito y tiene mucho que dar”, afirma para concluir con que “Jerez es muy bonito y nunca se sabe”.

Sobre el autor:

KIKO ABUIN 1

Kiko Abuín

Periodista.

...saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído