El palo cortado más viajero regresa a Cádiz

Las dos botas de González Byass embarcadas en el Juan Sebastián Elcano vuelven después de estar cinco meses navegando

El palo cortado de ida y vuelta, antes de partir. FOTO: JUAN CARLOS TORO
El palo cortado de ida y vuelta, antes de partir. FOTO: JUAN CARLOS TORO

Después de estar seis meses navegando, el buque escuela de la Armada Juan Sebastián de Elcano regresa a Cádiz portando las dos botas de XC Palo Cortado ‘De ida y vuelta’ que González Byass embarcó en este 90º crucero de instrucción para conmemorar el Quinto Centenario de la la primera circunnavegación de Magallanes-Elcano. Un viaje en el que, según consta en el libro de bastimentos que se conserva en el Archivo de Indias, también embarcaron varias botas de Jerez.

Al igual que lo hicieran aquellas botas, hace ahora 500 años, este palo cortado, especialmente seleccionado en bodega, ha recorrido los mares a bordo del buque escuela de la Armada, recuperando así la tradición del pasado que consistía en el envío de botas a navegar por el mundo para lograr un Jerez único y de mayor calidad.

Mauricio González-Gordon, Antonio Flores, Joan Roca y Juan Ruiz.

Mauricio González-Gordon, presidente de González Byass; Antonio Flores, enólogo y master blender de González Byass; Joan Roca, chef del Celler de Can Roca (tres Estrellas Michelin), y Juan Ruiz, jefe de sala y sumiller de Aponiente, (tres Estrellas Michelin) han estado presentes en la llegada del Juan Sebastián Elcano para recibir las botas que viajaban a bordo. Un momento único que recupera la tradición histórica de embarcar vinos en las largas travesías al tiempo que rinde homenaje a los marineros que dieron la vuelta al mundo por vez primera en el siglo XVI.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído